Seguinos en nuestras redes

Salud

Cómo elegir la tintura de pelo ideal según el tono de piel

Tips de colorimetría que pueden ayudarte

La colorimetría capilar ayuda a elegir el tono adecuado para teñir el pelo, de acuerdo a la saturación, intensidad y brillo deseados. Asimismo, se usa para determinar cuál es el ideal según tu tono de piel, de ojos y estado actual de tu cabellera.

Además hay que considerar el estado de las hebras, si es un cabello previamente tratado o no, y si el tono actual es parejo o tiene canas. De todos estos factores dependerán los resultados.

Variaciones del color

Se definen de acuerdo a su altura o variación, la cual se mide en una escala numérica que va del 1 al 10. 1 es el más oscuro (negro) y el 10 es el más claro (platino o rubio extra claro).

Esta es la escala completa:

1. Negro

2. Moreno oscuro

3. Castaño oscuro

4. Castaño medio

5. Castaño claro

6. Rubio oscuro

7. Rubio intermedio

8. Rubio claro

9. Rubio muy claro

10. Platino o rubio extra claro

Cuando vayas a elegir la tintura ideal para tu tono de piel, debés considerar cuál es la variación del tono que deseás.

Reflejo del color

Otra escala numérica de la colorimetría capilar a considerar es el reflejo o matiz.

1. Azul – cenizo

2. Violeta – irisado, nacarado

3. Amarillo – dorado

4. Naranja – cobrizo

5. Caoba – caoba

6. Rojo – rojizo

7. Verde – verde

Un ejemplo: el tinte negro azul tendrá una nomenclatura 1 – 1. Lo primero para elegir es que consideres el color actual de pelo, al que se le llama base. Asimismo, decidir si querés aclararlo, oscurecerlo o matizarlo, para lo cual podés consultar la escala de variaciones.

Tené en cuenta que, para obtener un tono más duradero y natural, deberías elegir un color que sea dos niveles más claros u oscuros que la base de tu pelo. Pero, si lo que querés es verte más cálida, orientate por los castaños, bronces o dorados. Para un tono más frío, elegí entre los cenizos o ahumados.

Recomendaciones generales para encontrar el tinte de cabello ideal según tu tono de piel:

Clara: los tonos castaños con tonalidades miel y doradas son ideales.

Clara y rosada: luce muy bien con el rubio cenizo, el champán y hasta el platinado.

Morena clara: le van los tonos castaños con destellos caramelos, caoba o castaño rojizo.

Morena oscura: se beneficia bastante de tonos como el marrón intenso, el negro, el vino o el borgoña.

Fuente: Mejor con salud

TE PUEDE INTERESAR