Seguinos en nuestras redes

Salud

Siete cosas que no debés limpiar con vinagre

Los motivos por los cuales no conviene usar este producto en estos casos

El vinagre es un producto ecológico y eficaz para limpiar algunas superficies y tejidos del hogar. Pero sirve para todo, ya que su bajo pH, algo que puede ser bueno para limpiar y abrillantar, puede perjudicar o agravar las manchas en lugar de eliminarlas.

En cualquier caso, algo que tampoco debés hacer es mezclar vinagre con cloro o lavandina, ya que el vapor que se produce de esta combinación es muy tóxica y puede dañar las vías respiratorias.

Algunas de las cosas que no debés de limpiar con vinagre son:

1. Ollas y sartenes de hierro

Los utensilios de hierro fundido, forjado o moldeado, en especial las ollas y sartenes, pueden perder su capa antiadherente (la cual se forma con su uso) si usás vinagre para limpiarlos.

En su lugar, si tienen restos de alimentos que no se van fácilmente, colocar agua dentro del elemento y hervirlo junto a una cucharadita de detergente durante unos minutos. El objetivo es reblandecer los restos pegados y retirarlos fácilmente con la ayuda una palita o cuchara de madera.

2. El depósito de las planchas de ropa

El vinagre es un excelente agente para eliminar las manchas de cal de cualquier superficie, obviando que algunos materiales son tan delicados que no soportan bien su acidez.

Por ejemplo, no es recomendable descalcificar el interior de la plancha de ropa con vinagre, especialmente si son modernas, porque este producto tiene un pH bajo que puede corroer el revestimiento de las piezas internas, lo que da lugar a que desprenda agua sucia y con restos de oxido, o incluso que deje de funcionar.

Si deseás mantenerla limpia y sin restos de cal, agregá agua destilada y dejá que el vapor salga. Usá algún trapo para atrapar el vapor y no mojar el suelo o tu tabla. Por último, secala con un paño de microfibra.

Lo mismo aplica para cualquier otro aparato que funcione con agua y que tenga salida de vapor, por ejemplo, los vaporizadores, salvo que en las instrucciones del fabricante se indique lo contrario. Algunos humidificadores o cafeteras, por ejemplo, se pueden limpiar perfectamente con vinagre.

3. Pantallas electrónicas

No es recomendable porque el vinagre causa manchas, desgasta su propiedad antideslumbrante y daña la sensibilidad táctil con la que suelen funcionar. En este caso, la mejor solución es usar un paño de microfibra ligeramente humedecido en agua destilada o el alcohol isopropílico (también conocido como alcohol de limpieza).

4. Suelos de piedra porosa o rústicos

Los pisos que no estén sellados y cuya superficie sea porosa no deben ser limpiados con vinagre, ni aun rebajado con agua, ya que podría penetrar por los poros abiertos, dañando los suelos y dejando una mancha blanquecina en la superficie. Para cuidarlo lo mejor es limpiarlo con agua tibia y un poco de jabón neutro.

5. Manchas de origen orgánico

Aquellas que provienen de algún tipo de planta o de nuestro interior, como por ejemplo, manchas de chocolate, césped, sangre, orina o vómito. Al limpiar con vinagre este tipo de manchas corrés el riesgo que se fijen aún más a la superficie en la que se encuentran, algo que dificultará mucho su limpieza.

Este tipo de manchas son frecuentes en ropa de bebé, para limpiarlas podés cubrir la zona con oxígeno activo líquido y un jabón suave y siempre enjuagar con agua fría.

6. Superficies de mármol y granito

Son piedras calizas que al contacto con una sustancia ácida, además de eliminar su brillo, puede producir una mancha y desgastarla. En este caso, tampoco se recomienda el limón ni del bicarbonato de sodio. Lo mejor será limpiarlos con agua tibia y jabón pH neutro.

7. Perlas

Algo tan fino y delicado no se puede limpiar con ningún producto agresivo o fuerte como el vinagre o la lavandina, ya que perderían su esmalte nacarado. Lo mejor es un paño suave humedecido en agua y jabón neutro y frotar cada perla hasta retirar la mancha de maquillaje o de sudor.

Fuente: Hogar manía

TE PUEDE INTERESAR