Seguinos en nuestras redes

Sociedad

Inseguridad: dos nuevos choferes asaltados en La Matanza y un inspector apuñalado en pleno centro porteño

Al triple ataque ocurrido entre la noche del martes y la madrugada del miércoles en distintos puntos del conurbano bonaerense, ahora su suman otros tres violentos episodios contra el personal del transporte.

En horas de la madrugada, dos choferes fueron asaltados mientras realizaban su recorrido en el partido de La Matanza. En paralelo, un inspector fue apuñalado por un pasajero en una parada ubicada en pleno centro de la Ciudad de Buenos Aires.

Los primeros hechos ocurrieron ayer en horas de la madrugada en la localidad matancera de Isidro Casanova. Allí, dos choferes de la línea 172 y varios pasajeros fueron asaltados por delincuentes, lo que derivó en un paro que afectó a siete líneas de colectivos. Todo pasó en las inmediaciones del asentamiento Puerta de Hierro, sobre avenida Crovara y Colonia, cerca de la estación Villegas.

De acuerdo con lo que trascendió, primero un delincuente abordó el interno 208 para robarle a los pasajeros y al chofer, identificado como César Rojas. Apenas entró al coche, el ladrón exhibió un arma de fuego pero sin imaginarse, se encontró con la resistencia de los propios usuarios del servicio. Al ver que el asalto no sería algo sencillo, el delincuente optó por bajarse del colectivo sin lograr lo que tenía planificado.

Publicidad

Pero su intención era otra y no estaba dispuesto a rendirse tan fácilmente. Una vez en la calle, y junto a un cómplice, el mismo asaltante se subió a otro colectivo de la misma línea que iba detrás, el interno 210, donde sí logró sustraerle de sus pertenencias bajo amenazas con armas al chofer y dos pasajeros. El colectivero fue golpeado en la cabeza.

“Me levantó la mano como un pasajero normal, le paré porque lo vi bien vestido y había una garita de policía enfrente. Subió y me apuntó con el fierro en la cabeza. Me robó todo, eran dos, uno me da una piña en la cabeza, cerca del ojo”, afirmó Pablo Coliciseano, el chofer víctima del segundo robo.

En ese sentido, el conductor relató que tocó la bocina del colectivo para dar aviso a la garita policial pero que de su interior “no salió nadie”. ”Esto pasa todos los días. Te roban ahí, cruzan a la villa y van a comprar droga. A mi otro compañero le gatillaron en la cabeza, hoy a la mañana en el mismo lugar”, indicó.

Publicidad

Tras conocerse los nuevos episodios de inseguridad, los delegados gremiales de la empresa de transporte La Cabaña convocaron a un paro de actividades en reclamo de seguridad. La medida gremial afectó a siete líneas de colectivos: además de la 172, se plegaron los trabajadores de las líneas 174, 242, 298, 317, 624 y 635.

Un inspecto apuñalado

Más de 12 horas después, pero en pleno centro de la Ciudad de Buenos Aires, otro empleado de una empresa de colectivos fue víctima de un salvaje ataque. Según indicaron fuentes policiales a la web Infobae, un inspector de calle de la línea 17 fue acuchillado en una pierna por un pasajero que quiso colarse.

Ocurrió en una parada del Metrobús ubicada en la esquina de avenida 9 de Julio y Rivadavia, en el barrio porteño de Monserrat. En ese sentido, las fuentes indicaron a este medio que antes del ataque, la víctima le indicó al usuario del servicio que respetara el turno, por lo que el pasajero se retiró ofuscado. Sin embargo, la situación estaba lejos de terminar.

Publicidad

Minutos después regresó, lo hirió en la pierna con un arma blanca y intentó darse a la fuga. Pero su plan de escape no funcionó: el agresor fue retenido por el chofer y pasajeros hasta que el personal policial lo detuvo.

Más inseguridad

En el barrio porteño de Flores un Policía de la Ciudad mató a un delincuente que lo quiso asaltar mientras esperaba un colectivo para volver a su casa. De acuerdo con fuentes consultadas por Infobae, todo ocurrió anoche en Bonorino y la avenida Fernández de la Cruz, cuando un oficial que presta servicio en la Comisaría Vecinal 8-A fue abordado por dos delincuentes que intentaron asaltarlo.

Uno de los ladrones lo amenazó con un arma por lo cual el oficial se identificó y efectuó disparos al verse amenazado. Uno de los tiros impactó a uno de los delincuentes, mientras que el cómplice huyó. El herido fue trasladado por el SAME al hospital Piñero, pero los médicos no pudieron hacer nada y finalmente murió.

Publicidad

El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 14, a cargo del juez Uniardo, dispuso la intervención de la Policía Federal Argentina para investigar el hecho y mantener el resguardo el arma.

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR