Seguinos en nuestras redes

Judiciales

Rosatti asiste a Carrió y se queda con la causa de Marchi

Con el caso Marchi, el Máximo Tribunal marca un nuevo hito y se constituye como un tribunal irrecusable. Quienes en el futuro crean ver una negociación entre Elisa Carrió y la mayoría de la Corte tendrán ahora un nuevo motivo

Elisa Carrió denunció penalmente a Marchi, el administrador general de la Corte. En sede penal se demostró que las afirmaciones de Carrió eran falsas, pero, además, se verificó que Carrió había utilizado información secreta de la AFIP para construir su denuncia falsa.

Después de la resolución favorable para Marchi en sede penal, el Secretario de administración la demandó civilmente por las falsas denuncias. Carrió se escudó en los fueros, pero la Cámara Civil sostuvo que los fueros no la protegían porque hacer afirmaciones falsas con el conocimiento de su falsedad no era parte de la función legislativa.

Elisa Carrió llevó el caso a la Corte y recusó a Ricardo Lorenzetti. Su argumento fue que lo había denunciado penalmente y que había impulsado su juicio político. El expediente lo tiene la Corte hace cuatro años para resolver pero el inicio del trámite del juicio político lo cambió todo y aceleró los trámites.

Publicidad

Horacio Rosatti denunció cuatro líneas telefónicas a su nombre que no pidió en Misiones

Recordemos, la denuncia de Carrió fue admitida por la Comisión de Juicio político, pero en vez de ser admitida en contra de Ricardo Lorenzetti, la Comisión la hizo extensiva a todo el tribunal. Marchi pidió que todos -y no solamente Lorenzetti- los jueces de la Corte se excusen,  justamente porque a partir de la denuncia de Carrió todos los ministros se encuentran sometidos a juicio político. 

Para el derecho no importa que Carrió no haya querido denunciar a los demás ministros y que su denuncia originalmente alcanzara a Lorenzetti. El hecho objetivo es que hoy todos los ministros se encuentran sometidos a juicio político por una denuncia de Carrió (reproducida por Oliveto).

Publicidad

Juicio político a la Corte: descubren red de vínculos de Rosatti

El planteo es constitucional. Siguiendo la jurisprudencia del TEDH y de la propia CSJN se puede sostener que no están dadas las condiciones objetivas de imparcialidad. Después de todo, la propia Carrió, a través de sus diputados, defiende a algunos cortesanos y persigue a otros, en esas circunstancias sería inapropiado que esos cortesanos resolvieran el caso.

La Corte suprema rechazó el planteo de Marchi. Primero lo rechazó por razones formales, pero en una segunda resolución la Corte dijo que el instituto de la recusación por la existencia de un trámite de juicio político no se les aplica, ni siquiera, cuando se trata de un caso en el que interviene un denunciante y esa denuncia tiene dictamen favorable de admisibilidad en la Comisión.

Publicidad

La implicancia es de enorme gravedad institucional. La razón de ser del instituto de la recusación por la existencia de una denuncia de mal desempeño es que los jueces no puedan utilizar su poder para ejercer presión sobre los denunciantes. Se trata de un límite republicano para garantizar el equilibrio de poderes. Con el caso Marchi la Corte marca un nuevo hito y se constituye como un tribunal irrecusable. Quienes en el futuro crean ver una negociación entre Elisa Carrió y la mayoría de la Corte tendrán ahora un nuevo motivo. La mayoría aceptó la recusación de Lorenzetti impulsada por Carrió pero rechazó la de los otros miembros del Tribunal impulsada por Marchi. Esto, mientras los diputados de la Coalición Cívica, y la propia Carrió, defienden públicamente a la mayoría de la Corte en el trámite del juicio político en curso.

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR