Seguinos en nuestras redes

Política

Tras la agresión, Berni descartó renunciar y apuntó a un hecho político detrás del crimen del colectivero

El ministro de seguridad bonaerense indicó que “fue un hecho muy raro”, que no concuerda con los delitos comunes en la zona de La Matanza.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, habló desde la puerta del Hospital Churruca en donde evalúan someterlo a una cirugía luego de la golpiza sufrida durante una protesta de choferes de colectivo en la Avenida General Paz, por el asesinato de un compañero esta madrugada.

¿Por qué tengo que renunciar? Lo que vamos a hacer es redoblar el esfuerzo y seguir trabajando”, indicó el funcionario en diálogo con los medios desde la entrada del nosocomio en donde fue trasladado este mediodía, tras el violento ataque que sufrió en inmediaciones de La Matanza.

En ese sentido descartó que vaya a presentar cargos judiciales contra los trabajadores que lo agredieron en medio de la protesta, de donde debió ser evacuado por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires. “No es un hecho habitual, nadie asalta un colectivo así, cuando uno investiga estos casos no es el modus operandi habitual”, señaló el funcionario de Axel Kicillof, quien apuntó a un hecho político detrás del asesinato del chofer de la línea 620, teniendo en cuenta que utilizaron pistolas calibre 40, algo inusual.

Según indicaron testigos del brutal hecho, Daniel Barrientos de 65 años, fue asesinado a sangres fría por dos delincuentes que subieron a la unidad que circulaba alrededor de las cinco de la mañana por la localidad de Virrey del Pino, en donde sin mediar palabra efectuaron un disparo al conductor y robaron al pasaje.

Tras el hecho, compañeros y trabajadores de otras empresas de transporte montaron una protesta en la intersección de la avenida General Paz y la ruta 3, en reclamo de seguridad, hartos de sufrir este tipo de hechos de forma cotidiana.

Hasta allí llegó el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, quien pretendía desalojarlos del lugar para que se continúe con el transito normal, pero los trabajadores lo recibieron con golpes e insultos, lo que fue escalando y terminó con el funcionario herido y siendo rescatado en medio de un grupo de choferes.

Tengo fracturado el malar, pero mi responsabilidad es seguir trabajando. Recibí muchísimos golpes, Me quedé en el lugar, pero lamentablemente después se complicó todo porque la Policía hizo lo que tenía que hacer, que es sacarme del lugar”, explicó Berni desde el Hospital.

A lo que agregó: “Uno muere de pie, nunca de rodillas. Esto no nos asusta, es parte del oficio”. En tanto confirmó que si no requiere de cirugía por su estado, se sumará a la reunión de urgencia a la que convocó el gobernador bonaerense en la Casa de Gobierno de La Plata.

TE PUEDE INTERESAR