Seguinos en nuestras redes

Sociedad

Fuerte brote de dengue en Salta: denuncian que los hospitales están colapsados y el Gobierno no hace nada

En la localidad de Orán se disparó el alerta tras el rebrote de la enfermedad y el precario estado de los centros de salud. Además advierten que las comunidades originarias son abandonadas por el Estado provincial.

Con cientos de ciudadanos afectados, la localidad salteña de Orán, se convirtió en el foco de un rebrote de dengue y chikungunya, que ya hace colapsar a los servicios de salud pública, ante el silencio de las autoridades provinciales.

Los salteños llegan a las guardias médicas por decenas, todos con fuertes dolores abdominales, náuseas, dolores articulares y fiebre muy alta, lo que es una claro indicativo de la infección producida por la picadura de un mosquito.

En ese sentido, los profesionales advierten que casos se multiplican en pocas horas y las altas temperaturas no ayudan a controlar una enfermedad que tiene mucho que ver con las condiciones de vida. De hecho, varios referentes locales denunciaron que en las poblaciones originarias existen muchísimos casos que ni siquiera llegan al sistema de salud.

Publicidad

 

Con un Estado provincial totalmente ausente, la enfermedad se propaga dejando indefensos a los salteños. Si bien el director del Hospital San Vicente de Paul, no quiso dar indicaciones precisas de cómo avanzan los casos, sus propios empleados muestran las salas y pasillos atestados de gente con los mismos síntomas.

Por el lado del municipio el Coordinador de Enfermedades Tropical, Sebastián Lazarte, sostuvo: “Desde nuestro lugar hacemos prevención y capacitación en la lucha contra el dengue”, según informa La Nación.

Publicidad

“En el área operativa Orán la cantidad de casos positivos confirmados hasta ayer es de 149 de los cuales 85 corresponden a la ciudad de Orán y el resto a las localidades de Aguas Blancas e Isla de Cañas”, expresó el funcionario.

Aunque no pudo precisar cuáles son las acciones que lleva adelante el gobierno municipal para prevenir y responder ante el rebrote que, según los profesionales de la salud, es el más alto desde el 2016.

Por su parte, la jefa de Infectología de la institución sanitaria, Gabriela Méndez, reconoció la grave situación: “Estamos en un brote. Hay 139 casos en Orán y 81 positivos en Aguas Blancas. Pese a que trabajamos todo el año con la concientización, igual hay brote”.

Publicidad

“Tenemos internados, 15, con tules y estamos por habilitar un sector más. Pero necesitamos alguna instalación como hospital de campaña con aire por si no alcanza. Porque tenemos otras patologías”, subrayó la médica.

 

Publicidad
Publicidad

TE PUEDE INTERESAR