Seguinos en nuestras redes

Salud

Consejos para cuidar el consumo energético sin sufrir calor

Algunos consejos para cuidar tu bienestar y reducir el uso de energía

Si bien la política energética por lo general se centra en la gestión de los costos y la reducción del uso de energía, no hay que olvidar los impactos del calor en la salud y el bienestar. Para compatibilizar ambas cuestiones, y no sufrir un golpe de calor, seguí estos consejos.

Aislar el hogar

Es, por lo general, la forma más práctica y efectiva de hacer que un hogar sea más eficiente energéticamente. Es una barrera para la ganancia de calor en verano y la pérdida en invierno. Sellar huecos alrededor de ventanas, puertas, paredes y pisos puede marcar una gran diferencia.

Gestionar la sombra para mantener el hogar fresco

El sombreado externo de las ventanas puede bloquear hasta el 90% el sol de verano y la ganancia de calor no deseada. Los toldos, las persianas ajustables, los árboles y la vegetación alrededor de las ventanas pueden servir.

Cerrar ventanas, cortinas y persianas durante el día

Bloquear la luz solar evita que entre el calor. Las ventanas de doble acristalamiento o acristalamiento secundario con aislamiento térmico también ayudan, al igual que las persianas solares / de nido de abeja y las cortinas opacas con respaldo blanco.

Abrir puertas y ventanas cuando el aire esté más fresco afuera

Abrirlas en los momentos adecuados colabora a enfriarla cuando el edificio retiene el calor.

Mantenerse hidratado

Si no se toma suficiente agua, uno se puede comenzar a sentir mal, incluidos los síntomas de cansancio y dolores de cabeza. Pero no te excedas con las bebidas con alcohol, cafeína o azúcar.

Usar ropa adecuada

Las telas naturales como el algodón y el lino absorben el sudor y permiten que el aire circule contra la piel. Mientras que las sintéticos pueden hacer que uno se sienta acalorado e incómodo.

Incorporar prácticas de enfriamiento personal

Usar una botella de spray o un paño húmedo para la cara y el cuello puede ayudar a aliviar el calor, al igual que un baño o ducha tibia. La actividad física vigorosa en estos momentos en los días calurosos puede ser perjudicial.

Visitar lugares públicos

Cuando la casa se calienta demasiado, los lugares con aire acondicionado o con mucho verde son una opción.

Encender los ventiladores

Dirigí el flujo de aire a la cara porque tiene muchos receptores en ella. Si la temperatura exterior es más baja que en el hogar, colocalo junto a una ventana abierta para extraer aire fresco.

Pensar dos veces antes de encender los aires acondicionados

Este generalmente usa diez veces más energía que un ventilador. Intentá usar un ventilador en combinación con un aire acondicionado y configuralo a una temperatura más alta en verano (agregar al menos 3 °C); el costo combinado será mucho menor que hacer funcionar el aire solo a una temperatura más baja. Para que sea eficiente, el lugar debe estar bien sellado y aislado, y las ventanas deben estar a la sombra del sol.

Fuente: Conbienestar

TE PUEDE INTERESAR