Seguinos en nuestras redes

Política

Agotados y sin alimentos, los militantes kirchneristas abandonaron Lago Escondido

La 7° Marcha por la Soberanía de Lago Escondido se dio por concluída y los manifestantes se fueron.

Los manifestantes kirchneristas que integraban la 7° Marcha por la Soberanía de Lago Escondido decidieron dar por concluída la travesía y regresar. En los últimos días habían sido desalojados de la finca de Joe Lewis por un grupo de gauchos a caballo.

Las organizaciones K, con un total de aproximadamente 200 militantes, habían arribado a Lago Escondido el 31 de enero pasado. Julio César Urien, presidente de la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua, leyó un comunicado ante los medios y confirmó el desalojo.

El líder de la aventura expresó: “Cumplidos los objetivos de haber puesto de manifiesto que el Lago Escondido es de todos los argentinos, desde la construcción de la 7° Marcha Federal a Lago Escondido por la Soberanía Nacional se ha decidido dar por concluida la misma”.

Publicidad

Publicidad

“Agradecemos al conjunto de los compatriotas que han acompañado esta gesta desde diferentes puntos del país. Comunicamos que todos los participantes de la columna de montaña se encuentran en perfecto estado de salud“, agregó Julio César Urien.

En cuanto a los conflictos que tuvieron con los baqueanos, el líder señaló: “Los integrantes de la columna del camino público de Tacuifí, que fueron arteramente atacados mientras transitaban el mismo, se encuentran atendidos y fuera de peligro“.

A pesar de la gesta que destacó Urien en sus palabras, los propios manifestantes venían reclamando irse. Los militantes estaban agotados por el viaje, el calor y la falta de alimentos.

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR