Seguinos en nuestras redes

Judiciales

Caso Báez Sosa | Declararon Blas Cinalli y Lucas Pertossi: “Durante tres años nos faltaron el respeto”

Dos de los rugbiers que se encuentran en el banquillo de los acusados tomaron la palabra ante el tribunal para contar cómo se gestaron los hechos la noche del crimen de Fernando. Durante la mañana de este miércoles, declararon los médicos forenses presentados por la defensa que encabeza Hugo Tomei.

La etapa de prueba del juicio a los ocho acusados por el asesinato de Fernando Báez Sosa llegó a su fin este miércoles así como también la posibilidad de los rugbiers de hablar ante los jueces del tribunal de Dolores. Sorpresivamente, dos de ellos solicitaron declarar y relataron cómo fue la secuencia de hechos aquella fatídica noche.

El primero de los imputados que tomó la palabra fue Lucas Pertossi, el joven que tras la salvaje golpiza le envió un audio a sus amigos diciendo que Fernando “caducó”.

Qué dijo Lucas Pertossi

“Yo quiero aclarar el tema de lo que paso aquel día, previo en la playa nos levantamos a eso de las 2 o 3 de la tarde, habíamos tenido una noche larga y dormimos hasta tarde. Fuimos a la playa lleve la heladeriata porque soy uno de los mas de contextura grande, llevé alcohol, tomamos, bailamos. Nos quedamos hasta el cierre de playa, que tiraron fuegos artificiales”, sostuvo.

Y siguió: “Fuimos a buscar los documentos y la plata para ir a la zona de Le Brique para que un amigo compre las entradas. Volvemos a casa, comemos, nos bañamos nos cambiamos para ir a la previa con un compañero y un grupo de amigos. Vamos, llevamos mas alcohol que teníamos en la casa. Hacíamos juegos de tomar, sacar, yo perdí y me tocó tomar alcohol. A eso de las tres o tres y media salimos porque teníamos miedo de que no nos dejaran entrar”, expresó dejando entrever que se encontraba bajo la influencia del alcohol.

Publicidad

Sobre el momento en el que pudo ingresar al boliche, contó que cambió la consumición que se le había entregado y se percató de que había un inconveniente en el lugar: “Veo que se hace un circulo en el medio de la pista veo que un patovica saca a un amigo mío del cuello. No entendía por qué”.

En ese sentido, dijo haber oído la frase: “A este sacalo por la cocina que lo sacamos a palos”. Así, “saqué mi celular para filmar”.

Y agregó sobre la salida: “Hay un tumulto de gente, veo que a mis compañeros los invitan a cruzar, voy a la derecha, veo un amigo en el escalón, nos sentamos, empezamos a charlar, a usar el celular, yo grabo adentro. Los chicos a mi me dicen “Croniquita” “Intento de influencer” porque saco fotos de todo”.

En un momento, afirmó haber escuchado gritos, lo que lo conduce acercarse al lugar de donde provenían: Veo que hay gente que no conocía pero reconozco a mis amigos. En unos segundos veo que agarran a un amigo del pie y lo quieren tirar al piso, me acerco y le digo: ‘Soltalo’. Le pego dos patadas, me voy para atrás y veo que el chico intenta pararse y me voy para atrás y me voy a la esquina”.

Publicidad

Pertossi aseguró que durante esa situación “estaba desorientado”. Después, relató cómo vivió los minutos después de haberse separado de sus amigos y de acercarse a un mercado donde se encontraba uno de sus allegados: “El pibe me dice que hubo una pelea afuera de Le Brique, que habían llamado a una ambulancia y que el pibe había caducado. Fuimos a McDonald’s porque tenía hambre”.

Blas Cinalli y Lucas Pertossi

Tras comentar cómo fue el allanamiento durante aquella mañana, se pronunció sobre la muerte de Fernando: “Yo quiero decir que estoy muy mal por lo que pasó en ese momento, estuve con tratamiento psicológico, psiquiátrico y medicación. Creo que a todos nos afecto mucho esto. Quiero aclarar que yo en ningún momento le pegue a Fernando Báez Sosa, en ningún momento participé de un plan de una asesinato, yo fui de vacaciones”, concluyó.

El testimonio de Blas Cinalli

El segundo en declarar fue Cinalli, primo de Luciano y Ciro Pertossi, otros dos de los acusados. El joven imputado negó los cargos en su contra e incluso habló del comienzo de una pelea. También, no reconoció haber participado de la premeditación de un homicidio y sus dichos apuntan a una pelea previa, consonante con la calificación de homicidio en riña que podría introducir la defensa en los alegatos.

“Quiero empezar diciendo que lamento mucho todo lo que pasó, fue una tragedia, Falleció un chico de mi misma edad. No hubo un plan ni nada de lo que se dice, ningún rol”, sostuvo.

Entre los dichos que se destacaron, trascendió la contestación a una serie de entrevistas concedidas por Burlando, donde el abogado refiere a los acusados como “hijos de puta”, “cobardes”, “energúmenos”, “residuos escatológicos”, “cagones, “mierda”.

Publicidad

En ese sentido, Cinalli dijo: “Eso es lo que viví en tres años. Una falta de respeto, no solo para mi madre, sino para todos los imputados. No le voy responder preguntas al particular damnificado. A la fiscalía voy a responder solo lo que se vincule a mí”.

De esta manera, los testimonios de Cinalli y Pertossi se suman a las declaraciones de sus primos Luciano y Ciro Pertossi, y Máximo Thomsen. Quienes se quedaron sin la posibilidad de hacer uso de la palabra fueron Ayrton Viollaz, Enzo Comelli y Matías Benicelli.

La declaración de los peritos de parte

Temprano en la mañana declararon los forenses Juan José Fenoglio y Jorge Rodolfo Velich, peritos de parte de la defensa a cargo de Hugo Tomei. Las estrategias se basaron en cuestionar el procedimiento de la autopsia y dar su postura de cómo debería haberse realizado.

El primero en hablar fue Fenoglio, quien comenzó relatando cómo es la secuencia de análisis de los hechos en los casos similares al de la muerte de Báez Sosa: “Por lo que trabajamos lo primero que nos tocó resolver es que en los casos de traumatismos de cráneo en accidentes, o estas circunstancias, la muerte es lo más raro que se produzca en el lugar del hecho. Generalmente, los pacientes llegan al hospital. Entonces nos preguntamos por qué se produjo en el lugar del hecho un paro cardíaco que generó la muerte de la víctima”, explicó.

Publicidad

El perito de parte contó que “el cráneo es una cavidad cerrada y protege bien al cerebro. Por más que este deje de funcionar el corazón sigue funcionando autónomamente porque no depende de la conducción cerebral. Si esta se cortara cambia la frecuencia cardíaca, pero no se llega al paro. Esta es la base fundamental de los trasplantes”, siguió.

En ese sentido, mostró su distanciamiento frente al procedimiento realizado: “No nos coincidían algunas cosas. Por ejemplo cuando leemos el informe, las consideraciones, se habla siempre de traumatismo de cráneo y también de que tenía un traumatismo de abdomen y de tórax, que está informado en un cuadro que se denomina hemotórax, pero no se informa el origen. Para eso tiene que haber una lesión que no está descrita en la autopsia”.

Y añadió: “El cerebro no termina además dentro del cráneo, sino que se prolonga hacia la columna cervical: la protuberancia y el bulbo raquídeo. Son importantes porque ahí está el centro respiratorio. una lesión ahí puede causar la muerte ¿Por qué mecanismo? Porque el cuerpo no tiene oxígeno entonces ahí si se puede producir el paro. En la autopsia se manifiesta que no hay lesiones cervicales”.

Además, criticó que no se detalla sobre el traumatismo de abdomen que habría padecido el joven. “Para lesionar el hígado y que haya sangre en el abdomen, si bien puede existir en algunas circunstancias lesiones internas sin que haya lesiones en la piel, debería haber en los músculos y en algunos otros órganos que no están expuestos”, explicó.

Publicidad

Al respecto, dio a entrever la posibilidad de que el RCP haya conducido a ese traumatismo: “Esto nos obligó a estudiar otro tipo de lesiones que podrían ocurrir en el hígado y que no están expuestas. Esa lesión (el traumatismo de abdomen) podría ser producto de un aplastamiento del hígado que es una consecuencia de la resucitación cardiopulmonar, del RCP”, sostuvo Fenoglio.

El perito afirmó que el cuerpo de Fernando, según la autopsia realizada, es el de “una persona que tuvo 60 segundos de golpes y más de 40 a 45 minutos de RCP. El RCP produce lesiones y hay que diferenciarlas. Las lesiones que le causaron la muerte son las de los 60 segundos. En el resto del tiempo aparecen otras que se deben investigar”.

En síntesis, Fenoglio aseguró que “la autopsia no explica por qué murió Fernando Báez Sosa”.

El testimonio de Velich

Por su parte, Jorge Rodolfo Velich también brindó su análisis de la autopsia realizada. “Fernando Báez Sosa tuvo una muerte traumática, una muerte de causa violenta. También tuvo una sucesión de lesiones que, para los que hacemos emergentología, suelen ser una pesadilla porque se suceden lesiones se inicia en un traumatismo craneano. ¿Cómo contrarrestamos la pesadilla? Ubicándonos en el lugar examinando la escena y preguntando qué pasa”, aseguró.

Publicidad

“Fernando Báez Sosa inicia su cuadro hacia la muerte por golpes en el cráneo, de determinadas intensidades, que no quedaron claros en la autopsia. La autopsia es fundamental e irrepetible. Es una prueba pericial irrepetible por más que -en un supuesto- quisiéramos hacer una autopsia una semana después, no es la misma autopsia. Los peritos nos manifestamos por nuestros escritos. El escrito de la autopsia causa vergüenza ajena“, manifestó.

En la misma línea que Fenoglio, apuntó contra la maniobra de resucitación cardiopulmonar realizada: “No fue la RCP la que mató a Fernando Báez Sosa, pero agravó la situación. ¿Por qué? Por la movilización”, siguió Velich.

Su testimonio transcurrió ante la atenta escucha de los fiscales. Uno de ellos, Gustavo García le consultó “en qué se basaron para realizar el informe”. Velich respondió que “los peritos nos manifestamos por nuestros escritos”.

En ese sentido, García continuó con el interrogatorio: “Usted manifestó que le daba vergüenza ajena. ¿Puede haber sucedido que la autopsia se realizó de forma correcta y el informe no refleja eso?”.

Publicidad

A lo que Velich contestó: “Sí, puede estar bien hecha y mal informada”.

Desde un primer momento fuentes cercanas a la defensa indicaron que los testimonios de Fenoglio y Velich apuntarían a presuntas inconsistencias en el trabajo del médico Diego Duarte, que practicó la autopsia de Fernando tras el crimen, en el Hospital de Pinamar.

El crudo relato de Silvino Báez y Graciela Sosa: “Fernando no pudo donar los órganos por los golpes que le dieron”

Publicidad

Curiosidades

Caso Báez Sosa: la insólita critica de uno de los fiscales a Diego Maradona en medio del juicio

Gustavo García criticó el informe médico forense con una comparación futbolística.

El juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa acumula una gran cantidad de horas de debates, exposiciones y alegatos. Una de las situaciones más llamativas de las últimas horas la protagonizó el fiscal Gustavo García, quien criticó a Diego Maradona por la jugada de su famoso gol a Inglaterra en 1986.

A modo de crítica a los informes de los médicos forenses, Gustavo García utilizó el mejor gol de todos los tiempos como ejemplo. “Era criticable el informe, no la autopsia. Si a mí me piden que critique el gol de Diego Maradona a los ingleses lo voy a criticar, porque debería haberle hecho el pase a Valdano varias veces. Ni hablar que cuando llegó a patear al arco, eludió al arquero”, señaló el fiscal.

Publicidad

Ante las atónitas miradas del resto de las partes, Gustavo García continuó: “Podríamos haber perdido el Mundial por eso, sí. Pero primero hay que preguntarle a Maradona por qué hizo eso, quizás te dice que no lo vio a Valdano. Bueno, esto es igual. No se sacaron las dudas porque no quisieron”.

Con esta comparación, el fiscal buscó desestimar la declaración testimonial de Juan José Fenoglio. El perito había sostenido que había “inconsistencias” en la autopsia y aseguró que “no parecía escrita por un médico”.

Continuar leyendo

Judiciales

La fuerte crítica de Hugo Tomei a Alberto Fernández en el juicio por Fernando Báez Sosa

El abogado defensor de los rugbiers apuntó contra el Presidente por manifestar públicamente su postura sobre el caso.

El juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa llegó a su fin con los alegatos de la defensa y de los imputados. Hugo Tomei, el abogado de los rugbiers, pidió la absolución para sus defendidos y remarcó que “el hecho no está probado”. Luego criticó al presidente Alberto Fernández por manifestar publicamente su postura.

El abogado defensor comenzó diciendo: “Represento a ocho condenados por el poder mediático, por la sociedad y por la opinión pública. Contra eso es muy difícil porque es una forma de presionar al Poder Judicial. Es una forma de obtener una sentencia que tenga que ver con el criterio de la opinión pública”.

Video | Los imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa pidieron disculpas a la familia

Hugo Tomei criticó a Alberto Fernández por manifestar su postura: “El Presidente nos sorprendió con un cartelito que decía Justicia para Fernando, hay otros cartelitos que dicen Justicia es perpetua. El Presidente de la Nación, docente de la Universidad de Buenos Aires, está pidiendo perpetua”.

Publicidad

La defensa de los rugbiers agregó: “Uno puede empezar a discutir esta intervención del poder”, y remarcó: “Sé que el tribunal no se va a dejar amedrentar por nada”.

El abogado defensor también apuntó contra el Papa Francisco: “También tuvo intervención. Era una constante de lastimar”. Tomei concluyó: “El Presidente lo digo como nota, el Papa también, y personajes conocidos, todos a favor de un lado, condenando al otro”.

Continuar leyendo

Judiciales

Los imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa pidieron disculpas a la familia de la víctima

Luego de que el tribunal les ofreciera brindar sus últimas palabras antes de conocerse la sentencia, cada uno de los acusados manifestó su arrepentimiento.

La segunda jornada de alegatos en el juicio que investiga el crimen de Fernando Báez Sosa concluyó este jueves con las últimas palabras de los rugbiers imputados por asesinar al joven. Por primera vez en tres años, lo acusados pidieron disculpas a la familia y manifestaron su arrepentimiento ante la muerte de “un chico de su edad”.

Lucas Pertossi fue el primero en hablar ante los jueces del Tribunal Oral en los Criminal N°1 de Dolores. Hugo Tomei, el abogado defensor, le alcanzó el micrófono para que pudiese pronunciar. “Le pido disculpas a la familia de Fernando. Estoy muy mal desde ese día hasta hoy. Nunca tuve intención de matar a nadie”, sostuvo.

El siguiente en hablar fue Blas Cinalli, quien se encontraba sentado a su lado: “Quiero pedir disculpas a todas las personas afectadas por todo lo que pasó. Es muy triste, no hubo ningún plan ni nada de lo que se dice”, manifestó.

Publicidad

En la misma línea, se pronunció Matías Benicelli: “Quiero pedir perdón a la familia de Fernando. Nunca tuve ninguna intención de matar a nadie”.

Por su parte, algo titubeante en su discurso, Ciro Pertossi comentó: “Estoy muy arrepentido de todo lo que pasó, perdón a la familia”.

Quien se mostró más quebrado no sólo a la hora de hablar sino durante toda la jornada fue Máximo Thomsen, uno de los más complicados en el juicio. Entre lágrimas, ante el tribunal sostuvo: “Quiero pedir perdón a las familias y a las personas afectadas. Me lastima muchísimo porque es un chico de nuestra edad. Ojalá pudiéramos volver el tiempo atrás”, comenzó y en llanto siguió: “Estoy muy arrepentido. Siempre vamos a acatar lo que ustedes decidan”.

Enzo Comelli, que habló luego de Thomsen, ofreció sus “sinceras disculpas”; mientras que Luciano Pertossi señaló: “Quiero pedirles disculpas a los padres de Fernando Báez Sosa. Nunca quise ni quería participar en una pela donde fallezca una persona. Pido disculpas por todo lo malo. Lo que decidan o digan va a ser lo correcto, y le pido a Dios que sea bueno para todos”.

Publicidad

Tras los discursos, el tribunal comunicó que dará a conocer el veredicto del caso el próximo lunes 6 de febrero.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR