Seguinos en nuestras redes

Política

Martín Guzmán arremetió contra Cristina Kirchner: “Hizo una acusación de un ajuste que no había existido”

El ex ministro de Economía reprochó que durante su gestión no tuvo acompañamiento del kirchnerismo.

El ex ministro de Economía, Martín Guzmán, elogió la tarea de Sergio Massa pero apuntó fuertemente contra Cristina Kirchner. El economista comenzó diciendo que “la conducción económica actual ha mostrado capacidad política para llevar a cabo aquello que dice en el plano fiscal”.

Martín Guzmán señaló: “A la economía hay que entenderla como una ciencia política. Hoy vemos una diferencia en el funcionamiento de nuestro espacio con respecto a cuando yo estaba como ministro. Hoy sí hay un apoyo marcado de todas las partes de nuestro espacio al programa económico que lleva la actual conducción”.

Respecto a su gestión, el ex funcionario indicó: “De los 45 mil millones de dólares que había tomado el gobierno anterior, te decían: ‘Listo, acá está, tenes otros 45 mil millones y nos vemos en septiembre de 2026, después de cuatro años y medio empezamos a pagar’”.

“Eso además de hacer apología de la ignorancia, es inverosímil que una figura como la vicepresidenta pueda creer algo así. Yo esto lo marqué con muchísima claridad”, remarcó Martín Guzmán en diálogo con “Fuera de Tiempo”.

Luego se volvió a referir a Cristina Kirchner y respondió sobre su carta hablando de ajuste fiscal. “Hay que ser respetuoso de los datos, leamos los datos, no hubo ajuste. Efectivamente hubo una carta donde se hizo una acusación de un ajuste que no había existido“, manifestó el economista.

Publicidad

Por último, Martín Guzmán sentenció: “A pesar de que el Estado hacía una política fiscal muy expansiva y de que la economía crecía mucho tuvimos sectores que sufrieron las consecuencias de las restricciones sanitarias”.

Política

Desde La Pampa, Mauricio Macri apuntó contra Alberto Fernández: “Es la peor versión del peronismo”

A días de la pelea interna del 12 de febrero, donde se definirá quién será el próximo candidato opositor en la provincia, Macri apostó a Maquieyra y eligió mostrase junto a su hombre de confianza. Martín Berhongaray espera a Morales y Lousteau.

En el medio de la pelea por liderar Juntos por el Cambio en las elecciones de este 2023, el PRO y la UCR disputarán una interna inédita en la provincia de La Pampa, donde el radical Martin Berhongaray y el referente macrista Martin Maquieyra se medirán en un elección no obligatoria para conseguir el candidato que enfrentará al actual gobernador Sergio Ziliotto , hombre alineado a Alberto Fernández.

Martín Berhongaray, candidato de la UCR en La Pampa

Martín Berhongaray, candidato de la UCR en La Pampa.

Por eso, el ex presidente y líder de JxC, Mauricio Macri, llegó a la provincia para apoyar al representante de su espacio y aprovechó su lugar para criticar al Gobierno.

“A pesar de la bomba económica que está dejando este gobierno, Argentina tiene un enorme futuro. Estamos siendo gobernados por la peor versión del peronismo, pero vengo a transmitirles a los pampeanos una profunda esperanza, porque siento que la claridad que estamos teniendo no la teníamos en 2015″, expresó el ex presidente durante la recorrida que encabezó en Santa Rosa junto con Maquieyra.

Macri le pidió a los pampeanos que “se animen a apostar a que el perfil de La Pampa pueda ser la innovación, nuevas actividades, que los jóvenes encuentren cosas que los desafíen en su provincia. Y la propuesta joven de Martín para gobernador y Cato para intendente es exactamente eso. No van a perder lo que tienen y van a sumar muchas cosas”.

Los referentes de la UCR también harán su despliegue en La Pampa. Para el cierre de campaña del próximo 9 de febrero, Berhongaray espera la llegada de las autoridades del Comité Nacional: Morales y Martín Lousteau. Además, sumó el apoyo de unos 20 intendentes de la oposición, de los candidatos a intendentes, concejales y otros correligionarios locales.

Publicidad
Continuar leyendo

Política

Agotados y sin alimentos, los militantes kirchneristas abandonaron Lago Escondido

La 7° Marcha por la Soberanía de Lago Escondido se dio por concluída y los manifestantes se fueron.

Los manifestantes kirchneristas que integraban la 7° Marcha por la Soberanía de Lago Escondido decidieron dar por concluída la travesía y regresar. En los últimos días habían sido desalojados de la finca de Joe Lewis por un grupo de gauchos a caballo.

Las organizaciones K, con un total de aproximadamente 200 militantes, habían arribado a Lago Escondido el 31 de enero pasado. Julio César Urien, presidente de la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua, leyó un comunicado ante los medios y confirmó el desalojo.

El líder de la aventura expresó: “Cumplidos los objetivos de haber puesto de manifiesto que el Lago Escondido es de todos los argentinos, desde la construcción de la 7° Marcha Federal a Lago Escondido por la Soberanía Nacional se ha decidido dar por concluida la misma”.

“Agradecemos al conjunto de los compatriotas que han acompañado esta gesta desde diferentes puntos del país. Comunicamos que todos los participantes de la columna de montaña se encuentran en perfecto estado de salud“, agregó Julio César Urien.

En cuanto a los conflictos que tuvieron con los baqueanos, el líder señaló: “Los integrantes de la columna del camino público de Tacuifí, que fueron arteramente atacados mientras transitaban el mismo, se encuentran atendidos y fuera de peligro“.

Publicidad

A pesar de la gesta que destacó Urien en sus palabras, los propios manifestantes venían reclamando irse. Los militantes estaban agotados por el viaje, el calor y la falta de alimentos.

Continuar leyendo

Notas de Opinión

Los K quieren dar pelea, pero la única apuesta es por Sergio Massa: “Es esto o nada”

Cristina no se resigna ni a ser oposición ni a refugiarse en la Provincia. Las debilidades que ven en la oposición, los números que encienden alarmas y el apodo para el ministro de Economía.

Columna publicada originalmente en Clarín

-Ella está trabajando para ganar, no piensa en ser oposición ni en solo quedarse con la Provincia. Hay una expectativa de dar pelea -le dijo a Clarín uno de los dirigentes de mayor diálogo con Cristina.

-La oposición no despega y eso nos ayuda -agregó la misma fuente-. Horacio esta en caída, hay que ver qué hace Macri, pero lo más probable es que aproveche la debilidad de Larreta y le saque de todo a cambio de apoyo para que levante.

El interlocutor de Cristina dice que ella le dijo: “Aca hay que hacer lo que sea para ganar, poner todo. Si baja un poco la inflación el candidato debería ser Sergio“.

Publicidad

Massa repite que no va a ser candidato. ”Mi juego es en el 27”, le asegura en su entorno. Si resultara cierto, sería de su parte una jugada inteligente. Tiene 50 años, lo que equivale a decir que tiene tiempo suficiente.

Sin embargo, su equipo como diversos consultores ya le acercan mediciones. En privado se jacta haber mejorado su imagen entre cinco y diez puntos. Tal vez eso explique que sus últimas entrevistas fueron más que nada políticas: en Infobae, Perfil y en el ultrakirchnerista “El cohete a la luna”. Los mismos informes que marcan su repunte de imagen muestran que ni el Gobierno ni Alberto Fernández pudieron capitalizar la mejora del contexto.

Alberto o Wado salen terceros, atrás de Juntos por el Cambio y de Milei -dicen sacando pecho en el Palacio de Hacienda.

-Sergio es un tiburón blanco, dice que no va a ser candidato pero si se dan las cosas tiene todas las ganas -le dijo a este diario un funcionario K.

Publicidad

Y agrega: “Los empresarios hacen fila para verlo. Se los fue ganando de a uno. Ya se pasó nuestro tiempo de cuestionarlo, de hacerle reproches ideológicos, de meter el dedo”.

“Es esto o nada”, enfatiza.

-Que no sea candidata a presidente no quiere decir que se vaya a cuidar a los nietos. Cristina no se retira -dice un funcionario del equipo de Massa que es consultado por la vice salteando al ministro.

Las obsesiones de Cristina

La pérdida de poder adquisitivo de los salarios y la inflación son las dos obsesiones de Cristina. Los salarios, según un informe reciente del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) formado por economistas de Flacso cercanos al kirchnerismo, muestran una caída del poder adquisitivo del 3,7% en comparación con 2019. Nada mas duro para el kirchnerismo en un año electoral que reconocer que los trabajadores ganan hoy menos que con Macri, a pesar de los dos años de crecimiento de la economía.

Publicidad

-Un mes de 7% de inflación sería letal para Sergio y nadie lo puede descartar. Permitiría que lo comparen con Guzmán o con Batakis y ahí se termina el Massa candidato.

El otro riesgo sería un salto del dólar en pleno proceso electoral. Massa desactivó el riesgo de devaluación en diciembre y enero pero la tensión sobre el dólar está lejos de desaparecer y la cantidad de pesos en la plaza financiera amenaza todos los meses con salir de los bonos, Letes y Leliqs para correr al dólar.

Un informe del economista Gabriel Caamaño muestra que los vencimientos de la deuda pública en pesos en los próximos meses equivalen a US$ 3.000 millones en febrero, US$ 5.000 millones en marzo, US$ 10.000 millones en abril, US$ 7.500 millones en mayo,  US$ 10.000 millones en junio y US$ 15.500 millones en julio,el mes previo a las PASO.

En Economía se ufanan del cepo, que es una barrera para que los bancos, las aseguradoras y los fondos de pensión compren dólares: ”No nos va a pasar lo que le pasó a Macri después de las PASO”, dice un funcionario del equipo de Massa.

Publicidad

La estimación es que, en el peor de los casos, un salto del dólar del 30% podría resolver la presión cambiaria en plena época electoral. Un cálculo optimista que nadie se anima a garantizar. Si eso sucede, el tiburón blanco nadará en busca de aguas cálidas.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR