Seguinos en nuestras redes

Judiciales

Una patota agredió a un joven en un boliche de Cañuelas: “Pensé que podía pasarme lo de Fernando”

Demian fue brutalmente golpeado por una patota mientras esperaba un remis y sufrió múltiples lesiones. Afortunadamente, está fuera de peligro.

Cañuelas Baez Sosa

Un joven de 18 años llamado Demian se encontraba en la puerta de un boliche de Cañuelas a la espera de un remis que lo lleve a su casa cuando una patota se hizo presente y lo agredieron salvajemente hasta el punto de desmayarlo.

En la madrugada del último domingo, Demian y unos amigos habían viajado desde Virrey del Pino hasta el boliche Alcuba. Este local se encuentra en la localidad bonaerense de Cañuelas y fue en la entrada del mismo donde este joven sufrió una brutal agresión que quedó en el registro de las cámaras.

Según el testimonio de la víctima, los atacantes pasaron por el lugar y comenzaron a agredirles verbalmente sin causa alguna. Después comenzaron a arrojar objetos para finalmente atacarlos a los golpes. Uno de los violentos le pegó una patada en la cabeza a Demian mientras se encontraba en el piso y quedó inconsciente a causa de ello. Sin embargo, afortunadamente, está fuera de peligro alguno.

Cañuelas Báez Sosa

Las heridas de la víctima de la golpiza en Cañuelas.

Aun estando desmayado, los atacantes seguían pegándole al joven y una de sus amigas, Lucía, tuvo que tirarse encima de él para cubrirlos de los golpes. “Me decían que me corra porque me iban a romper los nudillos. Uno de campera me decía ‘está muerto’ y se burlaban“, dijo Lucía.

Además, con un ataque coordinado de manera colectiva, agredieron también a otros amigos de la víctima como Brad que quedó tirado en el suelo. “Ponían excusas para pegarle y que la gente no se metiera: cuando él estaba desmayado, le decían ‘violador'”, afirmó.

La golpiza terminó siendo detenida por un hombre que circulaba en su auto e intervino ni bien notó lo sucedido. Si bien consiguieron llevar inmediatamente a Demian al hospital, ocurrió algo insólito. “Me dejaron a un costado hasta que estuve consciente y apenas pude caminar me soltaron. Dijeron que estaban cansados de atender a chicos que llegaban de pelearse borrachos”, comentó la víctima.

El joven fue atendido primero en el Hospital Marzetti y posteriormente en el Balestini de Ciudad Evita donde pudieron constatar que tenía lesiones en las rodillas, cuello, espalda, cara y codo sumado a una pérdida de dos dientes.

La víctima aseguró no conocer a ninguno de los atacantes y dijo algo muy impactante: “Cuando veía que nos venían a buscar entre un montón pensé que me podía pasar como a Fernando (Báez Sosa)“.

TE PUEDE INTERESAR