Seguinos en nuestras redes

Bomba del Día

Exfuncionarios, empresas denunciadas y financistas de campañas pelean por una multimillonaria licitación

Se trata de una licitación lanzada por el Ministerio de Seguridad comandado por Aníbal Fernández, que busca de hacerse de 30.000 chalecos antibalas por un costo que supera los 4.400 millones de pesos; entre los posibles proveedores, hay cinco empresas con polémicos antecedentes

La compra de 30.000 chalecos antibalas por parte del Ministerio de Seguridad Nacional, a cargo de Aníbal Fernández, no pasó inadvertida para un grupo de empresarios acostumbrados a participar de licitaciones estatales, que se lanzaron a ofertar para quedarse con un negocio que supera los 4.400 millones de pesos de base, según se desprende del sitio oficial COMPR.AR.

Sin embargo, un análisis realizado por NEXOFIN dio con que, de las cinco empresas que presentaron las ofertas, todas tienen prontuarios que, de mínima, abren la puerta a posibles sospechas.

Entre ellas, destacan empresas lideradas por ex funcionarios kirchneristas, financistas de campañas políticas opositoras y compañías multirubros que no cesaron de ganar licitaciones desde la asunción de Alberto Fernández.

Publicidad

Cabandié gastará más de $ 12.100.000 en “medialunas”, “brownies” y “triples de queso”

De las cinco empresas que compiten por quedarse con la compra, sólo dos ofertaron por la totalidad de los 30.000 chalecos solicitados. Una de esas dos compañías es Tecnología Antibalas SA, que fue la que mayor precio final ofertó, con 5.172 millones de pesos, a razón de 172.400 pesos por unidad de chaleco antibalas.

La otra compañía que puso a disposición los 30.000 chalecos fue Emprendimientos Grupo Patagónico SRL, con una oferta de 4.455.960.000 de pesos.

Publicidad

Pero al revisar los antecedentes que arrastran estas dos firmas y las otras tres competidoras comienzan los ruidos. Veamos caso por caso.

Tecnología Antibalas S.A.

Esta empresa pertenece al empresario Fernando Andújar, un hombre con muchos años de experiencia en licitaciones de chalecos antibalas, a través de sus anteriores firmas América Blindajes y Next Glass. Si bien ambas firmas de Andújar acumulan reiterados incumplimientos contractuales, el mayor escándalo se generó cuando se detectó que los chalecos de nivel superior de protección RB3 que proveyó con etiquetas de producción del año 2017 ocultaban, debajo, otras etiquetas que detallaban que eran del nivel inferior RB2, con fecha de producción 2008, tal como reveló Hugo Alconada Mon en La Nación en enero pasado.

Hoy la empresa con la que hizo eso está en quiebra y Andújar afronta una causa penal por lo ocurrido.

Publicidad

Emprendimientos Grupo Patagónico SRL

Esta empresa quedó involucrada en un sospechoso proceso de compra de armas en Santa Fe, que derivó, en mayo del 2022, en un pedido de embargo contra el entonces secretario de Seguridad de esa provincia, Marcelo Saín, y otros funcionarios locales, acusados de dirigir en favor de esta empresa el proceso licitatorio por un total de 17.103.543 dólares.

La Unidad Fiscal Especial de Delitos Complejos argumenta que Sain y los ex integrantes de Seguridad “buscaron generar condiciones especiales en la licitación para que la compra de armas solo pudiera ser adjudicada a Emprendimientos Grupo Patagónico SRL, empresa a la que ellos ya habían escogido previa e ilegítimamente”, según publicó entonces el diario La Capital.

Vemerkiper SRL

La empresa Vemerkiper SRL, que también participa de la compulsa ofreciendo 6.000 chalecos antibalas, es una compañía multirubro que, desde que asumió Alberto Fernández, no dejó de participar y ganar licitaciones.

Publicidad

En los primeros meses del actual gobierno, ya había ganado más de 50 licitaciones, mientras que en los cuatro años de gestión de Mauricio Macri la compañía sólo había ganado 11 compulsas. Lo curioso es que esta empresa -cuyo dueño es Leandro Martín Campitelli, de 33 años- ganó en los últimos meses licitaciones por servicios totalmente diversos, que van desde alimento para perros, muebles de oficina y motocicletas hasta servicios de transporte de caudales.

La compañía -creada en 2018 y cuya página web no presenta ningún tipo de información sobre los servicios que presta- está inscripta en 56 rubros ante la AFIP, que incluyen desde “servicios de consultores en informático y suministros de programas de informática”, hasta “venta al por mayor de artículos de óptica y fotografía”.

Delta V S.A., con la sombra de Berni

Con un precio unitario de 200.000 pesos por cada chaleco, la empresa Delta V S.A. busca quedarse con una porción del negocio, ofertando por 6.000 productos.

Publicidad

Esta empresa, sin embargo, tiene detrás al empresario Fernando Barbeito, quien tiene como alfil en Delta V a Mauro Sestúa, ex mano derecha de Berni en el Ministerio de Seguridad nacional.

Sucesión de Cuppari Francisco, un ex financista PRO

El caso de la persona física Francisco Cuppari es, por lo menos, llamativo: el gobierno bonaerense en 2021 lo sancionó y lo obligó a pagar una multa millonaria tras incumplir con la entrega de chalecos antibalas -había entregado sólo 516 de 1500 prometidos, según se desprende de una resolución publicada el 27 de abril del 2021 por el gobierno de Axel Kicillof.

Pese a este antecedente, en mayo del 2022, el gobierno de Alberto Fernández avanzó en la compra de chalecos antibalas a esta misma persona, que ahora promete poder entregar en tiempo y forma 6.000 chalecos, a un precio de 298.000 por unidad.

Publicidad

Pero, además, al buscar el CUIT de este último proveedor, NEXOFIN dio con un dato curioso: en 2015, Francisco Cuppari aportó 100.000 pesos de entonces para la campaña presidencial del PRO, según surge de los registros disponibles de aquel año, con el estado contable que incluye a todos los aportantes.

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR