Seguinos en nuestras redes

Economía

En 2022 la cantidad de empleados públicos fue la más alta en la última década

La cantidad de trabajadores en el estado creció tres veces más que el empleo privado

Tras la pandemia y la reapertura de la economía, el empleo formal registrado ha logrado 19 meses consecutivos de crecimiento con algunas categorías que alcanzaron récords como la masa de empleados públicos.

La información surge del el informe de Situación y Evolución del Trabajo Registrado (SIPA) del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social que registró la cifra de trabajadores más alta de la última década y, según pudo consignar Infobae, el país quedó por primera vez a menos de 100 mil personas de cruzar la barrera de los 13 millones de puestos de trabajo registrados.

Sin embargo, pese a lo positivo del escenario, estas cifras pudieron alcanzarse gracias al récord en dos categorías en particular: empleo público y monotributistas. Así, en octubre se contabilizaron 3.383.991 empleos asalariados para el estado. En 2012 esa cifra era de 2.648.697, lo que evidencia un aumento de más de 700 mil empleados en el mismo período.

Por su parte, entre los años 2012-2022 la cantidad de personas en el sector privado solo creció en 168 mil puestos (6.063.455 versus 6.231.203).

Publicidad

Respecto a los trabajadores independientes, el Ministerio de Trabajo informó que en octubre pasado habían 1.903.954 monotributistas, 543 mil más que hace dos años cuando se habían contabilizado 1.360.189.

Este escenario fue analizado con preocupación por el economista Daniel Garro: “Esto es pan para hoy y hambre para mañana. El incremento del trabajo público se sostiene con más déficit y mayor presión tributaria”, advirtió el director de la consultora Value International Group, consultado por el mismo medio.

Economía

Polémico aumento de Axel Kicillof: subió un impuesto en los puertos y lo denuncian como inconstitucional

Desde las cámaras de Exportardores e Importadores manifestaron su rechazo a la medida.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires aumentó nuevamente el impuesto a los ingresos brutos por los volúmenes operados en los puertos. La gestión de Axel Kicillof ya había establecido en 2020 una tasa variable extraordinaria a dicho tributo.

A partir de esta resolución, por cada tonelada o fracción superior a 500 kg, el servicio de carga de buques pasa a valer $125, el de descarga $375 y el de movimiento de mercadería $60. Los nuevos incrementos significan un 68%, 86% y 82% más de lo previamente acordado, respectivamente.

Tras este nuevo aumento, fuentes oficiales de ARBA afirmaron a La Nación que la medida se debe a un ajuste por inflación a partir de las definiciones políticas del Ministerio de Economía de la provincia de Buenos Aires.  Y aseguraron que mantienen relaciones permanentes con los sectores involucrados para analizar el impacto del impuesto.

La noticia fue rechazada por la Cámara de Exportadores de la República Argentina. “Por el hecho de gravar las mercancías cargadas y descargadas, además de las removidas, en función de su peso físico, se está adicionando una carga impositiva tanto a la exportación como a la importación, que es facultad exclusiva del Congreso Nacional, según la Constitución“, señala el comunicado de CERA.

Publicidad

El reclamo es apoyado por la Cámara de Importadores de la República Argentina. El gerente general de CIRA expresó: “Además de la inconstitucionalidad, la medida ejerce una presión adicional e importante sobre los costos del comercio exterior en un momento que no es el mejor”.

Continuar leyendo

Economía

Cambios en el presupuesto 2023: recortes en programas nacionales para beneficiar a otros municipios

El Gobierno modificó ya el gasto previsto para este año, a 26 días de su implementación, Por una decisión administrativa publicada hoy en el Boletín Oficial, Sergio Massa dio a conocer los cambios.

El ministro de Economía, Sergio Massa y Juan Manzur, jefe de Gabinete, presentaron las nuevas modificaciones del  Presupuesto 2023, a 26 días de su puesta en vigencia. A partir de los cambios dispuestos, plantearon mejoras para distintas áreas como Presidencia, transferencias a universidades nacionales y a provincias y municipios por parte del Palacio de Hacienda. También se redujeron las erogaciones para otros programas y se reasignaron partidas para el pago del bono extraordinario de $10.000.

Desde la cartera de Economía, habilitaron $7523 millones para su propio Ministerio con destino a transferencias a municipios en el marco de distintos programas como “fomentos al desarrollo tecnológico”, “definición de políticas de comercio interior”, y “federalización del desarrollo energético sostenible y seguro y transición energética justa”. Cada uno de ellos se lleva un tercio del incremento en los créditos ($2400 millones cada uno).

Los $323 millones restantes se sumaron para “reforzar los créditos del Ministerio de Economía destinados a la adquisición de la aeronave san, para su incorporación al Museo sitio de la exESMA, organismo desconcentrado actuante en el ámbito de la Secretaría de derechos humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos”.

Una parte de los aumentos presupuestarios se otorgó a las universidades nacionales, a través del Ministerio de Educación. Se distribuirán $14.025 millones, de los cuales la mitad serán discrecionales (no tienen destino aún) y, la otra mitad, se repartirán entre 25 casas de estudios, entre las que se encuentran la UBA ($1150 millones), la Universidad de Lomas de Zamora ($580 millones), la Universidad de San Martín ($550 millones), la Universidad Nacional de Córdoba ($500 millones) y la Universidad de José C. Paz ($500 millones).

Publicidad

La mayor reducción se da en transferencias para gastos de capital para la empresa Arsat. Su presupuesto disminuyó en $2.995.530.100 que provenían de un crédito externo. Un poco menos de la mitad (cerca de $1300 millones) se destinarán al programa Gobierno Abierto y País Digital, de la misma dependencia, para equipos de comunicación, señalamiento, computación y muebles, entre otros. Este programa tuvo un aumento presupuestario de 58,2%.

Continuar leyendo

Economía

Reservas en rojo: el Banco Central vendió más de US$130 millones en dos días

El acumulado mensual ya muestra un saldo negativo de US$50 millones. En sólo ocho ruedas se esfumaron los US$284 millones que llevaba recomprados hasta el lunes 16.

El Banco Central (BCRA) vendió nuevamente reservas ayer, al cerrar la jornada con un saldo negativo de US$45 millones por sus intervenciones sobre el mercado de cambios oficial. Esta cifra que hace que ya acumule un rojo que ronda los US$50 millones en lo que va del mes, número que contrasta fuertemente con los US$284 millones en recompras que había acumulado hasta el lunes 16.

Desde la entidad, aclararon que la venta de reservas durante la rueda anterior había resultado mayor en unos US$30 millones al resultado que inicialmente se dejó trascender (es decir, por un total de US$86 millones contra los US$56 millones referidos) y en la que el dólar mayorista registró un aumento de $0,29 centavos (el menor para una jornada en lo que va de la semana), al cerrar a $185,12/185,32 por unidad.

Lo que parecía ser un mes positivo en materia de saldo para el Banco Central de la República Argentina (BCRA), se encuentra próximo a esfumarse en los últimos días de enero. La entidad que preside Miguel Ángel Pesce debió salir a vender dólares de sus reservas y se encamina a números en rojo.

En ese sentido, ya en la jornada del miércoles finalizó para la autoridad monetaria con un saldo negativo de alrededor de U$S 56 millones, con lo cual sigue reduciendo el nivel de compras netas acumuladas en el mes, que ahora se encuentran en torno a los U$S 26 millones.

Publicidad

La venta oficial, que representó casi 20% de los US$230,5 millones operados en el segmento mayorista en el día, es la tercera consecutiva y séptima registrada en las últimas ochos ruedas de negocios, lo que explica que el saldo favorable de recompras se haya esfumado en pocos días.

Y se produce en un contexto en que el aporte de divisas del sector agrícola (el más importante del mercado) no deja de desplomarse, al punto de haber tocado un mínimo de apenas US$7 millones anteayer, según observaron distintos operadores.

La tenencia de dólares se verá impactada también por lo nuevos pagos que deberá realizar el Gobierno de Alberto Fernández al Fondo Monetario Internacional (FMI) en concepto de vencimientos de deuda. En lo que respecta a las reservas brutas, se mantienen por debajo de U$S 43.000 millones, según la estimación preliminar del BCRA.

Publicidad
Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR