Seguinos en nuestras redes

Judiciales

“Le dije a Pertossi que era un hijo de p…”: el relato de una testigo tras declarar en el juicio por Báez Sosa

Nuevos testimonios se sumaron en el marco de las audiencias que se llevan a cabo por el crimen del joven de 18 años acontecido en enero del 2020. Por primera vez, los jóvenes acusados estuvieron sin barbijo

Este jueves comenzó la cuarta jornada del juicio a los ocho rugbiers acusados de matar a golpes a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell. Entre los testigos que pasaron por los tribunales de Dolores, figuraron los cuatro efectivos policiales afectados al Operativo Sol en el verano 2020 y que llegaron al lugar del hecho minutos después de que fuera atacado; una joven que veraneaba en Villa Gesell en ese momento y le practicó maniobras de reanimación cardiopulmonar; y otros dos jóvenes que se encontraban en las inmediaciones del lugar del hecho.

La palabra de quien le hizo RCP

Uno de los testimonios más claros fue el de Virginia Pérez Antonelli, la joven de 21 años que en aquel entonces intentó reanimar a Báez Sosa. Tras brindar declaración ante la defensa de los ocho rugbiers, dialogó con la prensa y dio aún más detalles del juicio.

“Adentro me armé como un caparazón, soy una persona bastante dura, y cuando vi que me estaban atacando, yo avisé desde ante de entrar: no les conviene atacarme por ese lado porque yo tengo con qué defenderme“, comenzó explicando.

Virginia Pérez Antonelli, la joven que le practicó RCP a Fernando Báez Sosa tras el ataque

En ese sentido, comentó que le preguntaron si estaba certificada para hacer RCP. “Me dijeron: ‘Decinos cómo se hace RCP paso por paso’. Tuve que dar cátedra de RCP. Yo cuando vi que lo estaban haciendo demasiado brusco y atolondrado, dije yo me voy a encargar de sostenerle la cabeza y de ir indicándole a ellos cómo tienen que hacer, en qué velocidad y con qué fuerza, y que se encarguen porque yo lo hice un ratito, soy chiquita, y lleva mucho tiempo y mucha fuerza”, detalló.

La joven comentó que por unos segundos estuvo en shock e intentó mantener las manos en la cabeza de Báez Sosa, que yacía tirado en la vereda. “No podía parar de mirarlo fijo a la cara porque le hablaba y le decía: ‘Quedate conmigo’. Se lo dije mirándolo a la cara para ver si reaccionaba. Y ahí fue cuando más atención le presté a la cara, le vi el golpe que tenía en la cara, y mismo el golpe en la cabeza. Yo solo pude ver eso porque le presté mucha atención a él a ver si hacía algún gesto, si abría los ojos. No los abrió”, expresó.

El encuentro con los padres de Fernando

Pérez Antonelli pudo dar a conocer una situación que vivió mientras prestaba declaración en el juicio y mostraba una imagen de su mano con rastros de sangre, tras haberle sostenido la cabeza lastimada a Báez Sosa: “Cuando empecé a mostrar la foto lo primero que veo son ellos dos que me estaban mirando con una sonrisa y ahí dije ‘tengo que agarrar más coraje todavía porque están confiando 100% en mí’. Me estaban sonriendo y eso me dio el doble de fuerza para decir ‘somos todos la voz de Fernando’“, enfatizó.

Por otro lado, contó cuál fue la actitud de los imputados tras su alocución: “Les pude ver la cara de asco que tenían, el primero que salió me miró y me tiró un gestito, eso no me lo voy a olvidar jamás en la vida. Como un gestito con la boca que dije: ‘Qué hijo de mil puta’. Y se lo dije: ‘Qué hijo de puta’”, recordó. Según trascendió, quien le habría realizado la mueca sería Ciro Pertossi.

El testimonio de Tomás Bidonde

El joven testigo del ataque relató entre lágrimas la secuencia del ataque y señaló a Máximo Thomsen como el principal responsable: “Le pegó dos patadas en la cabeza, como puntinazos. Después recuerdo que lo agarró y le volvió a dar dos patadas. Lo agarró de la cabeza“.  A su vez lo identificó como el líder de la banda: “El número uno, ese que va al frente y más se la banca era al que sacaron del boliche entre dos. El que pegaba afuera, que le dio las patadas en la cabeza”, reveló.

En su declaración también identificó a Ciro Pertossi como quien “le pega al costado”, y a Matías Benicelli y Ayrton Viollaz “pegándole a los amigos”.

Tras su declaración, Bidonde se dio un sentido abrazo con un amigo de Baez Sosa que también recibió golpes de los acusados el día del crimen.

La declaración de Tatiana Caro, otra de las testigos

En segundo término declaró Tatiana Caro, quien se presentó como testigo de la escena. La joven señaló a Lucas Pertossi como el que le pegó primero “de atrás” a la víctima y luego le atribuyó una frase al acusado: “A este negro me lo llevo de trofeo”. En su declaración también identificó a otro de los acusados: “Había un chico rubio, flaquito y de camisa floreada que continuó pegándole patadas en el cuerpo. Era (Blas) Cinalli. A esas dos personas pude reconocer”.

Como ocurrió durante las jornadas anteriores, los padres de Fernando presencian las declaraciones en la sala de audiencias del primer piso de los tribunales junto a su equipo de abogados, liderado por Fernando Burlando y Fabián Améndola.

Ayer, Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano (21), Ciro (22) y Lucas Pertossi (23) recibieron por primera vez la visita de sus madres, padres y hermanos en el penal. En esta jornada, se encuentran sin barbijo sentados en el banquillo de acusados.

“Pone en jaque a la República”: el nuevo jefe de asesores del Presidente criticó el juicio político a la Corte

TE PUEDE INTERESAR