Seguinos en nuestras redes

Salud

Receta de rosca de Reyes sin azúcar

Los ingredientes y el paso a paso para preparar este plato

Si querés preparar una rosca de Reyes sin azúcar, ideal para diabéticos, tomá nota de lo que necesitás y del paso a paso. Una curiosidad de esta receta es que no se requiere necesariamente harina de trigo integral, aunque esta a menudo se considera como una alternativa más saludable.

En realidad, cualquier tipo de harina elaborada con cereales aporta hidratos de carbono a la dieta de los diabéticos, por lo que es muy poca la diferencia en insulina si consumen una u otra.

Aunque es una receta sin azúcar añadido debe considerarse que toda la harina de trigo se descompone como glucosa al ser metabolizada, por lo que
se debe comer de forma moderada.

Ingredientes:

Publicidad

– 1/2 kilo de harina de trigo de todo uso

– 40 gramos de levadura

– 20 gramos de edulcorante

– 225 mililitros de leche tibia

Publicidad

– 3 huevos

– 2 cucharadas de ralladura de naranja

– 1/2 cucharadita de azúcar

– 120 gramos de manteca

Publicidad

– 1/4 de cucharadita de sal

Para decorar:

– 1 huevo

– 1 sobre de gelatina sin azúcar sabor limón

Publicidad

– 1 sobre de gelatina sabor frutilla sin azúcar

– frutas deshidratadas, a gusto, opcional

– almendras fileteadas, las necesarias

– 2 tazas de agua caliente

Publicidad

Preparación:

1- Disolvé la levadura en la mitad de la leche tibia, añadí cuatro cucharadas de la harina y la media cucharadita de azúcar. Mezclá bien y dejá reposar en un lugar tibio sin corrientes de aire.

2- Mientras la levadura se activa vertí la harina en un bowl o mesa de trabajo y abrí un espacio al centro. En esa área vertí los huevos, la ralladura de naranja y la
manteca.

3- Espolvoreá la sal en la superficie de la harina fuera del espacio que abriste al centro.

Publicidad

4- Comenzá a integrar los ingredientes del centro hacia afuera, y cuando los hayas integrado empezá a incorporar la levadura y después la leche.

5- Obtendrás al principio una mezcla muy flácida, seguí amasando durante 15-20 minutos hasta que se vuelva más consistente y elástica.

6- Dejá reposar en un bowl engrasado y cubriendo con una pieza de plástico para alimentos o un paño de cocina limpio hasta que doble su tamaño.

7- Una vez que la masa ha reposado presioná para que expulse el gas y formá una esfera.

Publicidad

8- Colocá la esfera en una bandeja para horno previamente engrasada o con papel encerado debajo y abrí un hueco en su centro, estirá desde ahí para darle la forma clásica a la rosca.

9- Dejá reposar la rosca hasta que doble su tamaño y barnizá con el huevo previamente batido.

10- Pre-calentá el horno a 180° C.

11- Prepará las gelatinas, disolvé cada sobre en una taza de agua caliente de preferencia en un recipiente amplio.

Publicidad

12- Cuando la gelatina haya solidificado formá tiras de gelatina. Reservá en refrigeración hasta la hora de servir.

13- Antes de pasar a hornear decorá con las frutas deshidratadas y creá franjas con las almendras fileteadas.

14- Hornea durante 20-25 minutos o hasta que la rosca luzca dorada. Dejá enfriar.

15- Distribuí las tiras de gelatina en la rosca o bien cortá formas circulares para simular las cerezas.

Publicidad

Esta receta requiere de prestar atención a algunos detalles que si sos principiante quizá no consideres relevantes:

– La cantidad de líquidos que se indican puede variar, se recomienda añadir poco a poco hasta obtener la consistencia deseada.

– Para confirmar la consistencia de esta masa hay dos fases, una inicial donde es muy pegajosa pero no líquida, y otra donde es consistente y elástica. La masa no debe ser rígida.

– Es imprescindible que uses leche tibia para que se active la levadura.

Publicidad

– Si no querés usar harina regular podés sustituirla por una de trigo integral.

– Evitá usar frutas confitadas, sólo se aconseja usar frutas deshidratadas como el higo, el durazno, ciruelas y otros similares que no pasan por un proceso de adición de azúcar sino que sólo pierden líquidos. Aún así, el diabético debe moderar la cantidad que consume.

Fuente: Cardamomo

Publicidad

Salud

Formas de cuidar tu pelo en la playa

Ocho consejos para protegerlo de los factores que lo dañan

A la hora de ir a la playa, tu pelo puede estar expuesto a factores que lo dañen. Para prevenir esto, los siguientes tips pueden servirte.

1. Enjuagar con agua y aceite protector

Cuidalo a base de aceites protectores que se deben usar al salir del agua enjuagando previamente con agua potable para evitar aplicarlo con restos de sal en el pelo. Si no tenés protector capilar, una solución de emergencia es usar el que te ponés en el cuerpo.

2. Hacete una trenza

Publicidad

En lugar de colitas tirantes, se aconseja hacerse una trenza antes de salir de casa y aguantar con ella durante toda la jornada de playa. Peinate usando una mascarilla que te facilite el peinado y lo proteja del sol.

3. Usar colitas de tela

En vez de horquillas o gomitas de plástico optá por colitas recubiertas de tela ya que así evitarás romper el pelo mojado, que está en su estado más débil y si a esto añadimos el sol y la sal, estará especialmente sensible.

4. Lavarlo con shampoo detox

Publicidad

Si tu pelo estuvo expuesto a una jornada de playa lo ideal es lavarlo con un shampoo de uso frecuente y detox, para eliminar los residuos de sal y de los protectores solares. Se recomienda usar los que sean a base de activos vegetales y antiresiduales.

5. Hacer el último enjuague con agua fría e incluso mineral

Para combatir el aspecto reseco y sin brillo, hacete el último enjuague con agua bien fría ya que ayuda a cerrar la cutícula y que el pelo esté más brillante.

Lo del agua mineral, sobre todo en sitios de costa en los que el agua corriente puede tener mayores dosis de cal, también es una buena idea para evitar que se reseque aún más.

Publicidad

6. Usar mascarilla hidratante

Es importante hidratar el pelo después de una jornada de sol.

7. Cepillarlo antes de acostarte

Cuando lo sometés todos los días a los efectos nocivos del sol y la playa es imprescindible cepillarlo antes de irte a dormir para eliminar restos de productos y residuos y también se estimulará el cuero cabelludo para que el pelo crezca más sano y fuerte.

Publicidad

8. Hacete un corte de puntas antes de ir a la playa

Para evitar tener que cortar en exceso después del verano por estar demasiado estropeado, cortá las puntas ligeramente antes de irte, aunque solo sean 2 ó 3 centímetros, porque así se fortalecen más. Si tenés las puntas abiertas, con la sequedad que ocasionan el sol y la sal del mar, la punta se abre más.

Fuente: Para Ti

Publicidad
Continuar leyendo

Salud

Trucos para secar la pintura de tus uñas más rápido

Dos formas de acelerar el proceso

Dejar secar las uñas luego de pintarlas en casa puede ser engorroso, pero para acelerar este proceso podés probar estos trucos caseros.

Para el primero, poné mucho hielo en un bowl, llenalo con agua y sumergí tus uñas con el esmalte fresco por algunos segundos. Sacalas, tocalas con precaución y verás cómo el agua helada las ha secado.

Si el esmalte aún se puede dañar, sumergilas nuevamente para que se haga el efecto por segunda vez.

Pero cuidá que las uñas no choquen con los hielos.

Publicidad

Otro tip que quizás tarda un poquito más es aplicar aire frío con la secadora de pelo.

Fuente: The happening

Continuar leyendo

Salud

Misofonía: qué ocurre cuando no se toleran algunos sonidos cotidianos

Algunos consejos para calmar esta ansiedad

La misofonía es la intolerancia a los ruidos cotidianos y se trata de una condición crónica en la que sonidos específicos provocan experiencias emocionales intensas y excitación autonómica.

Se caracteriza por experimentar emociones fuertes, como ira, disgusto, irritación, asco, miedo, ansiedad y ataques de pánico. Además de una respuesta física, como constricción muscular, aumento del ritmo cardíaco y de la temperatura corporal, y dificultades para respirar.

Estos sonidos generalmente derivan del comportamiento de otras personas y no cuando uno mismo los realiza, como el golpeteo de dedos sobre una mesa, masticar, o bostezar. Quien lo sufre puede sentirse incomprendido porque se lo suele tildar de histérico o exageradamente sensible.

En la actualidad, no existe ningún tratamiento o cura, sin embargo, los profesionales pueden recomendar distintos tipos de técnicas terapéuticas para sobrellevarlo. Aunque no sean tratamientos en sí, enseñan a convivir con el problema.

Publicidad

Asimismo, algunos trucos que pueden ayudar son evitar los ruidos que molestan, cubrir los ruidos detonantes con música, usar tapones para los oídos, practicar técnicas de respiración y relajación, limitar el consumo de alcohol, cafeína y otras sustancias que alteren los sentidos. Acudir a terapia cognitivo-conductual, ya que ayuda a mejorar la tolerancia a los ruidos y a aprender a controlar las reacciones emocionales negativas.

Fuente: Vos

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR