Seguinos en nuestras redes

Sociedad

“Thomsen le pegó una patada con intención de matar”: la dura declaración de un amigo de Fernando Báez Sosa

También participó del juicio Pablo Ventura, el joven que fue falsamente acusado por los rugbiers que asesinaron a Báez Sosa.

Comenzó la tercera jornada del juicio a los ocho rugbiers acusados de asesinar a golpes a Fernando Báez Sosa. Durante este miércoles, no sólo continuaron declarando los amigos del joven salvajemente atacado sino que también les llegó el turno tanto a los patovicas del boliche y como a Pablo Ventura, el joven oriundo de Zárate que fue falsamente incriminado por los imputados.

En este caso, Luciano Nahuel Bonamaison, quien estuvo presente aquella noche en la que asesinaron a su amigo, explicó cómo se gestaron los hechos. “Nos hicieron una especie de emboscada”, dijo el joven y agregó: “Vi cuando Maximo Thomsen le pegó una patada a Fernando con odio, con brutalidad y con intención de matar”.

El testigo afirmó que siete u ocho personas fueron los que hicieron la especie de emboscada. “Fueron directo a atacar a Fernando”, sostuvo. Al mismo tiempo, afirmó que los acusados arengaban y escuchó decir: “Mátenlo al negro de mierda [por Fernando]”.

La palabra de Pablo Ventura

Antes de ingresar al Tribunal Oral N°1 de Dolores para prestar declaración ante la Justicia, Ventura había dialogado con la prensa. Aseguraba que no perdonaría a los acusados por lo que hicieron y que “con buena cara no los iba a mirar”.

Publicidad

El joven remero de Zárate, la ciudad de donde son los acusados, dio una breve nota en la cual confesó que nunca nadie le dijo quién lo nombró y que le “gustaría saberlo”.

Pablo Ventura, el joven que fue falsamente incriminado por los rugbiers que asesinaron a Fernando Báez Sosa

En ese momento, agregó que “no los perdonaría, pero no siento odio”. “Que los que hicieron eso, que lo paguen”, aseguró el protagonista.

“Los acusados eran conocidos simplemente de verlos en el boliche, porque en Zárate hay un solo boliche, así que te los cruzabas. A mi en ningún momento me atacaron”, agregó.

“Basta, por favor, paren”: el crudo relato de uno de los amigos sobre el crimen de Fernando Baez Sosa

Al ser consultado por conflictos previos en los cuales estuvieron implicados los asesinos de Fernando Báez Sosa, expresó: “Me enteré que ellos allá tuvieron algunas peleas, pero yo tampoco salía tanto, así que no sé”.

Publicidad

Por último, declaró: “Quiero que se haga justicia y que los que hicieron lo que hicieron, paguen”.

La palabra del padre de Pablo Ventura

José María Ventura, quien también se pronunció respecto a las falsas acusaciones que recibió su hijo tres años atrás y dio su opinión acerca de los imputados.

“Mi hijo es totalmente diferente a los que son estos personajes. Estas personas [los acusados] le tenían envidia“, aseveró esta mañana.

Sobre la incriminación errónea que sufrió Pablo, manifestó: “La detención de Pablo nos cambió la vida y nunca supimos quién lo nombró. Nos hizo un daño muy grande a la familia, estuvimos muy expuestos“.

Publicidad

José María Ventura, padre de Pablo Ventura

Al mismo tiempo, reveló: “Mi hijo en un momento no quería salir de la casa, no quería entrenar. Fue saliendo de a poco: empezó a remar y a entrenar (…) Sentimos mucha bronca, ¿por qué tanta cizaña?“.

Por último, calificó a los imputados de “asesinos” e insistió: “Con mi hijo hicieron un acto de cobardía total. Nombrar a un inocente, querer involucrarlo… Y no lo digo por los ocho [que llegaron a juicio], lo digo por los diez [por Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, quienes fueron sobresídos]. Guarino y Milanesi estuvieron en el allanamiento cuando fueron detenidos y escucharon quién lo nombro y no dijeron nada: son unos cobardes

Policiales

Falso testimonio: qué pena podrían recibir Juan Pedro Guarino y Tomás Colazo

Además de la sentencia a los rugbiers, se iniciará una causa contra dos de sus amigos que estuvieron presentes al momento del crimen de Fernando Báez Sosa

La Justicia encontró culpables a los ocho rugbiers acusados de matar a Fernando Báez Sosa a la salida del boliche Le Brique ubicado en la ciudad balnearia de Villa Gesell. Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Luciano Pertossi y Matías Benicelli fueron condenados a cadena perpetua, mientras que por ser partícipes secundarios Ayrton Viollaz, Blas Cinalli y Lucas Pertossi deberán cumplir una pena de 15 años.

Sin embargo, en el fallo el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de Dolores aceptó que se abra una causa por falso testimonio contra Juan Pedro Guarino y Tomás Colazo, amigos de los condenados que estaban con ellos en Villa Gesell pero que fueron absueltos en instancias previas de la investigación al no encontrar pruebas que los incriminen en el asesinato.

Al haber sido citados a declarar como testigos de la causa, Guarino y Colazo estaban obligados a decir la verdad, algo que el fiscal de la causa, Juan Manuel Dávila, no considera que haya ocurrido. En caso de ser encontrados culpables, la pena es de un mes a cuatro años de prisión.

La palabra del fiscal

“Voy a hacer referencia a testigos de la defensa, me voy a referir a Pedro Guarino y Tomás Colazo. Ellos mismo se ubicaron, cuando se les exhibieron los videos, parados detrás de un auto, pegados a la pared, mientras que a dos o tres metros de ellos se estaba produciendo el ataque”, dijo el fiscal Dávila.

Publicidad

Y agregó: “Inmutados quedaron, no se acordaron de nada de lo que pasó, por lo que no tengo dudas que estás personas por omisión mintieron, por lo que se va a solicitar que se inicie una causa por separado por falso testimonio”.

Consultado por el abogado de la defensa, Guarino sostuvo en su declaración que recién se entero de que Báez Sosa había muerto cuando un policía lo mencionó por la tarde del día de detención. Sin embargo, hay pruebas que indicarían que ya estaba al tanto del suceso, como Whatsapp que envió Lucas Pertossi durante la madrugada: “Llamaron a la ambulancia, caducó”.

Continuar leyendo

Sociedad

Estados Unidos: una clínica envió al crematorio a una paciente con vida

La mujer de 66 años llevaba una semana internada en un centro para pacientes con Alzheimer de Iowa

Curioso episodio en los Estados Unidos. Un centro de cuidados paliativos privado en Iowa ha sido multado con 10.000 dólares tras declarar erróneamente muerta a una mujer de 66 años que tan solo llevaba una semana internada.

El Departamento de Inspecciones y Apelaciones de Iowa estableció que la paciente con “demencia de aparición temprana, ansiedad y depresión” ingresó el 20 de diciembre en el Centro de Atención especial de Alzheimer de Glen Oaks en la ciudad de Urbandale, informa RT.

El día 28 de ese mes la admitieron para cuidados paliativos y el 3 de enero una enfermera facultativa la declaró muerta, informan medios locales.

La paciente tenía la boca abierta, “sus ojos estaban fijos y no había sonidos respiratorios”, declaró a las autoridades la trabajadora sanitaria, que tampoco pudo detectar el pulso con un estetoscopio.

Publicidad

A continuación, el personal del centro notificó a un miembro de la familia y dio aviso a la funeraria y crematorio de Ankeny.

Aproximadamente una hora y media después, el gerente de la funeraria colocó el cuerpo de la mujer sobre una camilla dentro de una bolsa para cadáveres y la cerró con cremallera. Tampoco vio señales de vida en ese momento, indica RT.

Puerto Rico: joven cae de acantilado y pierde la vida por grabar un TikTok

Sin embargo, horas más tarde, ya en el tanatorio, se descubrió que la mujer todavía estaba con vida y respirando, aunque sin respuesta motora.

Publicidad

El informe también destacó que la paciente había sufrido previamente convulsiones menores y tenía la piel moteada, un indicio de muerte cercana.

La empresa funeraria envió a la mujer moribunda a un hospital con un aparente cuadro de ataque cardíaco. El 4 de enero la devolvieron al hospicio, donde efectivamente murió el día siguiente rodeada de su familia.

Continuar leyendo

Sociedad

“Piquetazo nacional”: cortes en accesos a la Ciudad y puntos neurálgicos de todo el país

Las organizaciones sociales agrupadas en el bloque Unidad Piquetera (UP) dieron a conocer los motivos y dónde se desarrollarán las protestas

Martes complicado para aquellos que quieran ingresar a la Capital Federal desde los diversos puntos del Conurbano bonaerense.

Habrá una importante jornada de piquetes en los puntos de este país con epicentro en la Ciudad de Buenos Aires.

Las organizaciones sociales agrupadas en el bloque Unidad Piquetera (UP) cortarán en lo que han denominado el “Piquetazo nacional”, en protesta por los planes “Potenciar Trabajo”.

La protesta nacional es en reclamo por las “casi 160 mil bajas del plan Potenciar Trabajo” y el pedido de que el registro para la renovación de los beneficios “se pueda completar de manera presencial porque hay familias que no tienen conectividad” a internet, declaró el referente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni.

Publicidad

Los principales cortes que habrá en Capital Federal y Gran Buenos Aires serán los siguientes: Puente Pueyrredón, Puente La Noria, Acceso Oeste, Autopista Panamericana y Autopista La Plata.

En un comunicado se explicó que también habrá “cortes de accesos, rutas y puentes en más de 130 puntos en las 24 provincias”.

En cuanto al servicio de trenes, el ramal Tigre de la línea Mitre tiene su servicio reducido entre dicha estación cabecera y Belgrano “C”, en tanto que el servicio del ramal José León Suárez se realiza desde esa localidad hasta la estación Tres de Febrero debido a obras en la estación Retiro que se extenderán hasta fines de abril.

“Lloren ahora, basuras”: el duro mensaje de la joven que le hizo RCP a Báez Sosa

Publicidad

Las demás líneas de trenes (Sarmiento, Roca, San Martín, Urquiza, Belgrano Norte, Belgrano Sur y el Tren de la Costa) funcionan a horario, al igual que todas las líneas de subtes y el Premetro.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR