Seguinos en nuestras redes

Policiales

“Basta, por favor, paren”: el crudo relato de uno de los amigos sobre el crimen de Fernando Baez Sosa

El primero en declarar fue el padre de Julieta, la novia de Fernando; se espera una larga jornada con importantes testimonios

Este martes comenzó la segunda jornada del juicio contra los rugbiers acusados de asesinar a Fernando Baez Sosa en la ciudad balnearia de Villa Gesell en el verano de 2020. En el día de hoy declararán una docena de testigos, todos amigos de Fernando que estuvieron presentes en el momento del crimen.

Respecto a los testimonios, se tendrá especial atención a lo que puedan decir Ignacio Vaudagna, Juan Bautista Besuzzo, Lucas Begide y Tomás Agustín D’Alessandro Gallo que también recibieron los golpes de la patota que mató a Baez Sosa.

Lucas Firaldi fue el primero de los amigos que prestó testimonio sobre el momento de la agresión: “Veo a dos amigos, salimos lo veo a Fer con la remera rota afuera. Yo estaba al lado de él, lo tiraron al piso le empezaron a pegar. En ese momento había cuatro o cinco pegándole, también había otros de los imputados. Tenía un par al lado, también a D’Alesandro le estaban pegando”

“Hubo un momento de impacto y después yo, por mi parte, entró y pido ‘basta por favor, paren‘. Ahí es cuando uno de ellos me pega una piña, no llego a taparla, me queda como raspado la cara. Me pega y caigo arriba de un auto, arriba del capó, vuelvo a pedir que basta. Fue un impacto, ninguno se lo esperaba”.

Sobre la agresión, detalló: “Recuerdo que eran seis, siete de un lado, porque había tres o cuatro pegándole a Fernando. Y un par como invitándonos a nosotros. Primeramente fueron piñas las que lo hacen caer, alguna para tirarlo, y después creo que principalmente patadas”, las cuales reconoció estar “seguro” que eran al pecho y la cabeza.

Firaldi reconoció a Lucas Pertossi como uno de los agresores.

Alejandro Rossi, el testigo que abrió la jornada de testimonios

El padre de Julieta —novia de Fernando—, Alejadro Rossi, fue el primero en declarar ante el juez y dejó un duro testimonio sobre los sucesos. El hombre se encontraba en la ciudad de Pinamar cuando ocurrió la golpiza y relató que recibió un llamado de su hija pidiéndole que vaya a Villa Gesell: “Papa donde estas, por favor venite a Gesell, porque Fernando esta en el hospital y yo en la comisaria”, recuerda sobre la comunicación que tuvo con Julieta.

Fernando Báez Sosa

Y agrega: “Llame a mi esposa, salimos de Pinamar a Gesell. En el transcurso la llaman a mi esposa. Era la mama de Fernando, Graciela, contándole el deceso de Fernando. Mi mujer se pone muy nerviosa, le agarra un ataque emocional y la llevo al hospital de Gesell”.

Una de las declaraciones más importantes era precisamente la de Julieta Rossi, quien se esperaba que abra la jornada, sin embargo el padre lo desestimó porque “no está emocionalmente preparada para el juicio“.

Noticia en desarrollo…

TE PUEDE INTERESAR