Seguinos en nuestras redes

Judiciales

Crimen de Fernando Báez Sosa: a horas del juicio, los rugbiers fueron trasladados a Dolores

Este domingo, los rugbiers dejaron la cárcel de Melchor Romero en La Plata. Están imputados por “homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”.

Los ocho rugbiers acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven de 18 años asesinado a golpes en enero de 2020 a la salida del boliche Le Brique de Villa Gesell, fueron trasladados esta madrugada de domingo a la cárcel de Dolores. Este lunes comenzará el juicio.

Cerca de las 8 de la mañana, un móvil del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) trasladó a Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano (21), Ciro (22) y Lucas Pertossi (23) desde la Alcaidía 3 del penal de Melchor Romero hacia la Unidad 6 de Dolores. En el mismo lugar estuvieron detenidos entre el 29 de enero y el 13 de marzo de 2020.

Los padres de Fernando Báez Sosa hablaron a un mes del juicio: “Seguimos como el primer día”

Los rugbiers quedarán alojados en ese lugar -en celdas de dos personas- para el lunes a primera hora ser trasladados al Palacio de Tribunales de Dolores, de acuerdo a lo que indicaron fuentes judiciales a Télam. Desde las primeras horas del día, la calle Riobamba al 200, donde está el ingreso principal del penal, se encuentra vallada entre Alberdi y Leandro N. Alem.

En tanto, está previsto que los padres de Fernando, Silvino Báez y María Graciela Sosa, lleguen este domingo por la tarde a Dolores. En cuanto al debate oral, las audiencias se desarrollarán desde las 9 de la mañana a lo largo de 22 jornadas, aunque el cronograma podría modificarse a partir del número final de testigos que declaren, sobre una lista original de 177.

“Estamos pensando día y noche en eso. Esperamos una condena ejemplar porque nosotros ya estamos condenados a ser infelices para siempre”, sostuvieron Silvino Báez y Graciela Sosa.

Sobre la instancia de juicio oral que se desarrollará el próximo 2 de enero del 2023 y que tendrá en el banquillo de los acusados a los rugbiers que asesinaron a golpes al joven manifestaron: “No va a ser un juicio fácil porque desde que pasó lo que pasó, nosotros seguimos como el primer día“.

En ese sentido, Silvino agregó: “Todo nos cuesta. Todo es difícil. Todo es doloroso. A medida que se acerca la fecha crece la expectativa, pero también los nervios”.

TE PUEDE INTERESAR