Seguinos en nuestras redes

Finanzas

Una de las calificadoras financieras más reconocidas sugirió al Gobierno “unificar el mercado cambiario”

Según los analistas internacionales los desafíos más grandes para la administración de Alberto Fernández, en 2023 serán los vencimientos en pesos y se requerirán más préstamos del FMI.

La consultora internacional sobre finanzas, Moody’s, indicó que el principal desafío para el Gobierno argentino durante el 2023 serán los vencimientos de la deuda en pesos, por lo que recomendó que unifique los tipos de cambio y restablezca una serie de préstamos con organismos de financiamiento multinacionales.

De este modo, el vicepresidente y analista principal del grupo de riesgo soberano, Jaime Reusche, consideró que “es una buena noticia” que la administración de Alberto Fernández, pueda recibir antes de fin de año el próximo desembolso del Fondo Monetario Internacional (FMI) por haber aprobado las metas del tercer trimestre del año.

Porque esta buena relación con el ente financiero internacional, le permite a Moody’s mantener una nota baja (CA) en su ranking, pero con una “perspectiva estable”, para el país.

En tanto, el experto indicó que “pese a esta colaboración vemos muchos riesgos al programa porque se siguen acumulando desequilibrios, sobre todo por los múltiples tipos de cambio que limitan los ajustes que se necesitan”.

A lo que añadió que “el ajuste fiscal puede ser más débil que lo esperado”, mientras el Gobierno postergue, posiblemente hasta después de las elecciones del 2023, un cambio sustantivo en el mercado cambiario.

En ese contexto, Reusche, recomendó que una “unificación del mercado cambiario”, impulsaría una estabilidad a nivel nacional y cambiaría las perspectivas de los inversores extranjeros. Por lo que propuso que debería ser uno de los objetivos principales del 2023, para el equipo económico nacional.

FMI

El FMI vería como acertadas las decisiones de Massa, pero están preocupados por el futuro.

El tipo de cambio real de la Argentina se ha apreciado respecto del resto de América latina, que devaluó entre el 5 al 10 por ciento, y en la Argentina se apreció 30 por ciento”, detalló el analista.

Es que “una unificación cambiaria generará más inflación en forma inicial y luego debería bajar en forma rápida si se mantiene el ajuste y el gobierno no se asusta”, expresó el experto en finanzas.

De igual modo, manifestó que es “improbable que se dé un ajuste del tipo de cambio antes de las elecciones por el costo que implica”. Advirtiendo que “hay un pico en las amortizaciones de deuda doméstica entre julio y agosto del 2023 antes de las elecciones primarias”.

 

TE PUEDE INTERESAR