Seguinos en nuestras redes

Europa

Alemania: un ecoactivista se pegó al asfalto y sufrió una incómoda situación

El hecho pasó en la carretera de la ciudad de Maguncia. El objetivo de la protesta fue exigir un límite de velocidad en una autopista de 100 kilómetros por hora

Desopilante episodio en Europa. Un grupo de activistas medioambientales se pegó con superpegamento al asfalto durante una protesta en una concurrida carretera de la ciudad de Maguncia, Alemania.

Utilizando una mezcla de arena y pegamento industrial, Raúl Semmler, adhirió su mano a la calle Binger.

El objetivo de la protesta fue exigir un límite de velocidad en autopista de 100 kilómetros por hora y una multa permanente de 9 euros para ahorrar CO2 y proteger así el clima, según informó el colectivo “La última generación” en su página web.

No es la primera vez que miembros de “La última generación” se pegan en espacios públicos. La semana pasada varios de sus activistas se pegaron a la pista de los aeropuertos de Berlín y Múnich

Semmler estaba acompañado por otros activistas que también se pegaron al pavimento, sin embargo, los demás no utilizaron la misma mezcla que él. Cuatro activistas utilizaron únicamente pegamento.

Se desconocía en qué estado quedó la extremidad del activista y si pudo ser separada del trozo de pavimento, según informó el sitio Sputnik

Para sacarle la mano de la carretera a Semmler, miembros de la policía y protección civil tuvieron que romper el asfalto alrededor de la mano utilizando un martillo perforador.

Viral en TikTok: decidió ser honesto y renunció en su primer día de trabajo

Después de una hora y media, el activista fue liberado y detenido por infracciones a la Ley de Reunión y daños a la propiedad. La policía informó que el agujero se reparó inmediatamente.

TE PUEDE INTERESAR