Seguinos en nuestras redes

Notas de Opinión

El INADI, una institución que deberá ser repensada

El cambio cultural que los argentinos necesitamos cuenta también para este organismo, que necesita ser repensado en toda su dimensión, como toda la política de Derechos Humanos

Columna de opinión publicada originalmente en Infobae

Cuando se desvirtúa la función específica de un organismo o institución de cualquier índole, incumpliendo su misión, desviando sus objetivos y traspasando el límite que debe preservarla del uso partidario y más del personal, estamos ante hechos graves que por afectarnos a todos deben ser señalados insistentemente.

Esta es la realidad que observamos una vez más en el Inadi, (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenófobia y el Racismo), que a todas luces, como muchos estamentos del Estado, desde 2019 ha vuelto a ser cooptado ideológicamente y orientado a satisfacer objetivos sesgados lejos de una mirada amplia puesta al servicio del bien común, sin pensamiento crítico y plural que dé respuestas al conjunto de la sociedad.

Es oportuno tener presente que el INADI es una creación de tres organizaciones de la sociedad civil, la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelitas de Argentina), FEARAB (Federación de Entidades Árabes de BsAs) y la APDH (Asamblea Permanente por los Derechos Humanos), que juntas, a mitad de los años noventa, comprendieron que el problema de la discriminación más allá de la existencia de la ley antidiscriminatoria y otras normas legales vigentes, era un desafío y necesidad que el Estado debía tomar para dar respuestas con políticas públicas que fueran permanentes en pos de garantizar la convivencia pacífica con pleno respeto de la diversidad y pluralidad propia de nuestro tejido social.

Publicidad

En aquel tiempo, los trágicos atentados terroristas a la AMIA y la Embajada de Israel, que eran muy recientes, generaban miedos y desconfianzas en la sociedad, como también alimentaban polémicas y debates en la política y la opinión pública la aparición en Bariloche del buscado nazi Erich Priebke. Esos fueron los temas inspiradores para el nacimiento del Inadi, como testigo y partícipe puedo dar fe de ello.

Hoy, aquella confluencia de fuerzas que permitieron su creación debe ser reconocida de la misma manera que recuperada su inspiración.

Debemos ponderar el significativo hecho de haber sido un proyecto nacido sin color político, con un claro mensaje de fraternidad y acuerdo puesto a disposición del Estado, no de un gobierno.

Dista mucho este presente institucional de los objetivos e ideales planteados e imaginados hace tres décadas por dirigentes probos como Simón Lazara, Horacio Munir Haddad y Rogelio Cichowolski.

Publicidad

Tristemente, la imposición de la lógica amigo/enemigo fue infectándolo hasta llegar a la situación actual de su dantesco desprestigio en la opinión pública, donde, incluso, la pregunta sobre su utilidad es repetidamente formulada.

Recientemente, su interventora, Victoria Donda, no hizo más que aumentar la mancha que tiñe a la institución al decir que no se respondió en tiempo y forma al brutal agravio discriminatorio que sufrió la diputada María Eugenia Vidal por parte del Gobernador Gildo Insfrán porque esperaba la denuncia de la damnificada.

Mintió la interventora y lo sabe.

El Inadi no necesita denuncia alguna para expedirse públicamente, hay infinidad de pruebas al respecto. Está debidamente autorizado para ello.

Publicidad

Su voz como funcionaria y la palabra institucional estuvo ausente en respeto al victimario, protegido y exaltado por el gobierno, y no a la víctima, referente de la oposición a quien hay que ignorar y destruir.

La mentira enunciada, como los tantos silencios a las innumerables violaciones de derechos humanos sucedidos, y las pocas e irrelevantes acciones llevadas a cabo en estos tres años, son los hechos que definen la triste gestión del instituto.

Es cierto, no se puede volver hacia atrás, pero tampoco se puede continuar con esta realidad desvirtuada de parálisis, ausencia y sin sentido.

El cambio cultural que los argentinos necesitamos cuenta también para el Inadi que necesita ser repensado en toda su dimensión, como toda la política de Derechos Humanos que debe ser nuevamente puesta en su lugar, abrazando su universalidad, comprendiendo que ellos no poseen ideología y mucho menos pueden ser presa de ninguna.

Publicidad

Son de y para la gente y jamás pueden ser propiedad de un gobierno de turno que acomode su comportamiento de acuerdo a sus propios intereses, dando la espalda a la sociedad.

Entrevistas Nexofin

Entrevista a Guadalupe Regalzi: coberturas en la calle, proyecto artístico y el trabajo del doblajista

En diálogo con Nexofin, la actriz de doblaje y locutora en AM 750 e IP Noticias comenta sobre sus primeros referentes en su formación, evalúa su presente como conductora y habla sobre el proceso de grabar y sustituir voces

“Estoy teniendo un presente profesional que valoro muchísimo, siempre agradecida por eso”, comparte Guadalupe Regalzi a NEXOFIN en el ciclo Charlas de WhatsApp.

Mientras estudiaba la carrera de Locución en ETER, su primera experiencia laboral fue en un comercio familiar al atender una perfumería en Liniers.

Ya en los medios de comunicación, pasó como movilera por Radio 10 y desde el año 2020 forma parte del Grupo Octubre.

Actualmente se la escucha como columnista en El gato escaldado, programa que va de 7 a 10 los fines de semana, en la AM 750. También integra el servicio informativo del mencionado medio.

Publicidad

Luego de varias coberturas en la calle, Regalzi está al frente con Leandro Illia del programa Tarde a Tarde (lunes a viernes de 17 a 20) en la pantalla de IP Noticias.

“Lo evalúo como una enorme responsabilidad, que requiere estar constantemente informada y a la altura de cada noticia de la actualidad, explica Guadalupe sobre su labor en el medio ubicado en el barrio porteño de Colegiales.

En diálogo con Nexofin, la actriz de doblaje y locutora en AM 750 e IP Noticias comenta sobre sus primeros referentes en su formación, evalúa su presente como conductora y habla sobre el proceso de grabar y sustituir voces.

Nexofin (N): Durante tu etapa de formación en ETER, ¿quiénes fueron tus primeros referentes?

Publicidad

Guadalupe Regalzi (GR): En principio, locutores como Víctor Hugo Morales, La Negra Vernaci y Lalo Mir.

N: Si no era la Locución, ¿qué otro camino hubieras seguido?

Pienso que hubiera optado por otra carrera artística, como la actuación profesional, o la comedia musical.

N: ¿Por fuera de los medios de comunicación, cuáles fueron tus primeros trabajos?

Publicidad

Mi primera experiencia laboral fue en un comercio familiar, atendía una perfumería. Aunque no me imaginaba ahí a largo plazo, me gustaba la atención al público.

N: Hablemos sobre el doblaje, ¿cuál es la cualidad más importante que debe tener un/a actor/iz – locutor/a?

Cuando empecé la especialización en doblaje, en ISER, me quedó grabada una frase de un docente, Tian Brass, que decía algo así como que “No hay nada mejor que reírse de uno mismo” y no sentir vergüenza de eso.

Pienso que una cualidad infaltable es la espontaneidad.

Publicidad

Te puede interesar:

Entrevista a Mayra García: sus inicios, periodismo político y el vínculo con el poder

Entrevista a Nacho Corral: política en pandemia, uso de redes sociales y el arribo a Vorterix

Entrevista a Delfina Ubierna: amor por la música, radio y el regreso de los recitales post Covid-19

Publicidad

Entrevista a Gonzalo Aziz: sus inicios, un viaje a España y el desafío de Hacer un puente

Entrevista a Sofía Barruti: cambio de vida, manejo de fuentes y la importancia de las redes

Entrevista a Humphrey Inzillo: jazz, recitales y el último encuentro de Los Redondos

N: ¿Está subestimado el trabajo del doblajista?

Publicidad

Sí, muy. La actriz/actor de doblaje se pone en la piel de un personaje con una esencia ya establecida, a la que le tiene que poner voz y que después consumen millones de personas.

Lleva mucho esfuerzo y tiempo trabajarlo, desde el sincro hasta buscarle la vuelta a las intenciones de cada escena, y en la mayoría de los casos es una lucha que esté bien remunerado.

N: Actualmente estás en IP Noticias y en la AM 750, ¿cómo evalúas el lugar tan significativo que ocupas?

Conduciendo en IP y como columnista en El gato escaldado, programa que va de 7 a 10 los fines de semana, en la AM 750.

Publicidad

Estoy teniendo un presente profesional que valoro muchísimo, siempre agradecida por eso.

Lo evalúo como una enorme responsabilidad, que requiere estar constantemente informada y a la altura de cada noticia de la actualidad.

N: Hiciste varias coberturas en la calle, ¿una anécdota que siempre recuerdes?

Hay divertidas y no tanto. Lo más lindo de la calle son lxs compañerxs que te vas encontrando en el camino, la patria movilera.

Publicidad

De los más duros, está la cobertura que me tocó seguir del asesinato de Lucas González.

Lo mató la policía en noviembre de 2021 y todos los medios estábamos afuera del Hospital El Cruce cuando se confirmó la noticia de su muerte, fue algo que me marcó.

N: ¿En qué otros proyectos estás enfocada ahora?

Ahora enfocada en el canal y la radio, pero me gustaría reforzar el lado artístico a través del canto y la actuación, con algún personaje.

Te puede interesar:

Publicidad

Entrevista a Daniel Maffey: comunicación global, política exterior y una locura por Chacarita

Entrevista a Melisa Reinhold: crecimiento personal, mercado inmobiliario y relatos en Mar Oscuro

Entrevista a Pablo Corso Heduan: desafío docente, formación periodística y la comunicación institucional del Gobierno

Entrevista a Irene Amuchástegui: el idioma francés, la aventura del tango y el rol de La Agenda

Publicidad

Entrevista a Nicolás Artusi: cuántos cafés toma por día, cafeterías recomendadas y una pregunta para Agatha Christie

Entrevista a Milagros Amondaray: el espectáculo del cine, formación escrita y un proyecto personal

N: Participaste del espectáculo musical “Por el Gusto de Cantar”, ¿cómo fue la experiencia?

En realidad, es un ciclo que todavía no salió a la luz, encabezado por Fernando Borroni, con quien canté en la radio en otras oportunidades.

Publicidad

Le estamos dando forma, preparando un show para presentar en el Centro Cultural Caras y Caretas.

Guadalupe Regalzi y Leandro Illia en Tarde a Tarde (lunes a viernes de 17 a 20 en IP Noticias)

Publicidad

N: Vamos con un pequeño ping-pong, ¿conducir o hacer móviles en la calle?

Hoy te digo conducir.

N: ¿Radio AM o FM?

AM.

Publicidad

N: ¿Una actividad cuando no trabajas?

Cantar, leer.

N: ¿Conductor/a de radio que destaques?

La Negra Vernaci, Liliana Hendel, Cynthia García y VHM.

Publicidad

N: ¿Una canción favorita?

Abrazándonos – Abel Pintos y Francisca Valenzuela.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Guadalupe Regalzi es…?

Una persona en constante crecimiento personal y profesional, de buena vibra, comprometida y laburadora.

Publicidad
Continuar leyendo

Notas de Opinión

Una descripción feroz de la cultura de algunos pueblos

La imagen cambia y da paso a las calles de Caracas en donde decenas de personas se pelean por juntar sobras de la basura

Columna publicada originalmente en The Post Argentina

En el film aparece Nicolás Maduro, sentado a una mesa y dispuesto a compartir una comida con otros invitados.

Está vestido de riguroso traje negro, camisa blanca y corbata oscura. A su lado hay una mujer rubia.

En la cabecera de la mesa un cocinero experto termina de dar los últimos toques maestros a lo que parece ser un exquisito cordero asado.

Publicidad

Corta las costeletas a la perfección y se nota que su punto de cocción es exacto. El lugar aparece ambientado con una música tranquila y otros mozos están en la cercanía siempre atentos al momento de servir.

La imagen cambia y da paso a las calles de Caracas en donde decenas de personas se pelean por juntar sobras de la basura.

Todas están apenas vestidas con harapos y juntan también lo que pueden del piso.

La escena vuelve a la velada de Maduro y ahora el presidente de la República Bolivariana Socialista del Siglo XXI de Venezuela aparece en la misma mesa fumando un habano mientras muestra una remera que le acaban de regalar. El asador, mientras tanto, sigue dándole nuevos cortes al exquisito cordero.

Publicidad

El film ahora va a un hospital de Maracaibo en donde se ve a un niño en avanzado estado de desnutrición y a un médico que explica las carencias proteicas y de vitaminas que ha tenido el pequeño desde que nació.

Luego se ven tres envoltorios en donde yacen los restos de bebés que murieron de hambre.

Las imágenes vuelven a la bucólica velada del presidente. Maduro se ha puesto unos lentes para ver mejor el trabajo del asador que está abocado solo a servirlo.

Mientras, en las calles, un grupo de personas junta con los brazos lo que parecen ser sobras de comida en la culata de un camión. La escena vuelve una vez más con la imagen de niños muy cabezones y de cuerpos diminutos con las costillas marcadas como las que uno veía en los documentales de Biafra en los ‘80.

Publicidad

El vídeo termina con un niño más grande que, llorando, dice que allí no tienen nada, que no pueden conseguir comida y que ese mismo día había tenido que buscar sobras en un camión de basura, todo sucio.

Si alguien quisiera producir una imagen más chocante de la más repugnante desigualdad humana difícilmente pudiera entregar escenas más vomitivas que estas.

Por un lado, una elite pequeñísima, compuesta por unos jerarcas crueles e impiadosos que se han adueñado de todo y que viven en una opulencia obscena rodeados de lujos y placeres dignos de la decadencia del Imperio Romano.

Y por el otro, millones de infelices que apenas pueden comer sobras o directamente mierda, cuyos hijos mueren a los días de nacer o quedan para siempre condenados a la minusvalía del zombie.

Publicidad

Uno se pregunta si esas personas estarán finalmente contentas. Su envidiado vecino “Juan” que se había logrado diferenciar de ellos porque había tenido éxito en el barrio al lograr satisfacer con su trabajo una necesidad insatisfecha de la gente, ya no tiene su auto ni su linda casa con su frente arreglado.

Ahora estaba allí con ellos, revolviendo la basura y comiendo del piso. Hace rato ya que el gobierno le quitó todo, acusándolo de ser un burgués explotador.

Un imaginario curioso le pregunta entonces a esas personas que desesperadamente siguen peleando por los restos de unas sucias chauchas, por qué están dispuestos a tolerarle a Maduro aquellas extravagancias repugnantes que le refriegan en la cara su indignidad mientras que mostraban tanta envidia por Juan que, después de todo, había logrado mejorar su condición brindando un servicio.

Todos parecen agachar la cabeza enfrascados en la desesperación de no dejar de prestar atención a la basura de la que depende lo que van a comer hoy, pero un par, con la cara llena de vergüenza, levantan un poco la cabeza y sin mirar a los ojos del atrevido interlocutor, dicen al unísono: “Es que a Juan lo conocíamos, era nuestro vecino”.

Publicidad

Puede parecer exagerado pero en estas últimas bajezas escondidas en los pliegues más oscuros del ser humano se hallan los secretos insondables del “éxito” comunista en ciertos países que, vaya a saber uno desde cuando, arrastran una irrefrenable cultura del resentimiento.

De no ser por este costado vergonzoso de la naturaleza humana que, efectivamente, se ha hecho carne más en algunos lugares que en otros se basa la increíble realidad que uno ve hoy en países como Venezuela, Cuba, Nicaragua, Angola, Corea del Norte o cualquier otro de los páramos comunistas que algunos países tienen el infortunio de sufrir, aún en pleno siglo XXI.

El trabajo incansable de un conjunto de delincuentes (el comunismo no es, efectivamente, otra cosa que una careta ideológica para disimular con una pátina intelectual lo que no son otra cosa que delitos y delincuentes) que aspira a integrar una jerarquía que viva con los extravagantes placeres de Maduro, ha convencido a ciudadanos -a los que previamente empobrecieron y sumieron en la incultura por someterlos durante décadas a dosis homeopáticas de socialismo- de que el éxito del vecino (Juan, en nuestro ejemplo) no se debe a su trabajo, a su perspicacia, a su habilidad, a su estudio o a su inteligencia, sino a la explotación injusta del trabajo de otros. “¡Qué va a ser inteligente si vivía a la vuelta de casa”!, parecen decir al mismo tiempo que denuestan sus méritos.

Es conocida una frase atribuida al dictador Nikita Khrushchev en la que éste advierte que la Unión Soviética alimentaría “pequeñas dosis de socialismo hasta que finalmente despierten y descubran que ya tienen el comunismo”.

Publicidad

La veracidad de la frase ha sido desmentida. Pero no así su verosimilitud.

En efecto, es posible que Khrushchev no haya sido tan tonto como para revelar públicamente la táctica que esperaban implementar. Pero lo que sí es un hecho es que eso es lo que el comunismo ha hecho. Es más, es posible que alguien suficientemente ingenioso haya creado el fake a partir de que era muy fácil creerlo, dado que eso es lo que efectivamente ocurrió en algunos países.

Una de las grandes jugadas del comunismo (a partir de que se lo creyó muerto de toda muerte a mediados de los ‘90 luego de la caída del Muro de Berlín, de la implosion de la URSS y de la aparición de la obra de Francis Fukuyama “The End of History and the Last Man”) fue hacer creer que efectivamente estaba terminado.

Desde ese lugar de “no-peligro” -porque como el comunismo había muerto lo que proponían los neocomunistas no era comunismo sino otra cosa- avanzó, tranquilo, sobre ciertas sociedades en las que había inclinaciones a la vez al resentimiento, a la ignorancia y a la imbecilidad.

Publicidad

Una vez que la bota comunista se apoya sobre la cabeza del imbécil a este no le queda otro futuro que no sea buscar algo de comer entre las sobras de la basura mientras el jerarca come cordero asado y fuma sus habanos al mismo tiempo que una corte de sirvientes lo atiende para que no le falte nada.

La ansiada “igualdad” finalmente se ha alcanzado: todos son miserables. Los “Juanes” de la vida al lado de sus viejos vecinos, todos comiendo mierda.

Al final de este camino es posible que alguno de los imbéciles advierta lo caro que le costó envidiar a Juan. Es más, es posible que intente escapar, aún arriesgando su vida para, finalmente, intentar hacer en otra tierra lo que Juan había hecho en la suya. Pero son una minoría.

La mayoría seguirá atrapada en la miseria de una agonía eterna hasta que todos mueran y sean reemplazados por otros zombies más zombies que ellos.

Publicidad
Continuar leyendo

Notas de Opinión

La estrategia del PJ para evitar el triunfo de Larreta en una provincia

El próximo domingo arranca el largo proceso electoral de este año. Se enfrentan en La Pampa el candidato del jefe de Gobierno contra el de Martín Lousteau. Se sospecha que el aparato del peronismo local va a jugar a favor del postulante de la UCR

Columna publicada originalmente en MDZ Online

Al igual que en 2019 con la contundente derrota de Carlos Mac Allister, el poderoso aparato del peronismo de La Pampa hará todo lo posible para que el domingo próximo el candidato de la UCR, Martín Berhongaray, le gane la primaria al del PRO, Martín Maquieyra. Con esta extraña PASO se inicia el fixture electoral a nivel nacional.

Compiten en pleno febrero sólo los postulantes de Juntos por el Cambio ya que el oficialismo no participa por tener una boleta única encabezada por el gobernador Sergio Ziliotto, quien va por su reelección con el aval del jefe del PJ, Carlos Verna.

“El invento de la primaria en febrero es una herramienta poco seria que implementó Verna para digitar la interna de Juntos por el Cambio. Donde se vio que aquel espacio político que armó las listas a dedo no participe de la primaria, es poco serio”, le comenta a MDZ una alta fuente del PRO.

Publicidad

Ya ocurrió hace cuatro años cuando el senador radical Daniel Kroneberger derrotó por paliza al ex futbolista Mac Allister. El jefe del oficialismo pampeano eligió al rival que consideraba como menos competitivo.

También se escuchan quejas en la primera línea de la conducción nacional del PRO contra la dirigencia de la UCR por no haber logrado un acuerdo que evitara ir a una competencia donde el peronismo pone su estructura y suele ser muy baja la participación.

“La gente está en otra cosa y corremos el riesgo de perder frente a dos aparatos, el provincial y el de la UCR con sus 16 intendentes, tenemos el mejor candidato y puede quedarse sin chances de competir contra el gobernador en mayo”, comentan voceros del partido amarillo.

Si bien Mauricio Macri acaba de visitar La Pampa para respaldar a Maquieyra y también lo harán Patricia Bullrich y María Eugenia Vidal, lo cierto es que el candidato está alineado con Rodríguez Larreta. Por eso la puja electoral del domingo próximo se ha transformado en un test entre el jefe de Gobierno porteño y la Unión Cívica Radical.

Publicidad

Paradójicamente el candidato de la UCR pertenece a Evolución y es avalado por Martín Lousteau, socio político en CABA del candidato presidencial del PRO.

Según fuentes confiables del oficialismo provincial, Verna está obsesionado con el perfil competitivo de Maquieyra y el efecto que puede tener el caso Lucio en el electorado independiente.

“Quiere a toda costa que el candidato de la oposición sea Berhongaray, a quien percibe como un rival más accesible para asegurarse que el gobernador logre su reelección”, comentan desde Santa Rosa.

“El mayor temor al candidato del PRO es su inserción electoral en General Pico, la segunda ciudad en importancia de la provincia de donde además es oriundo Verna”, agregan.

Publicidad

No son pocos los desconfiados que insinúan la existencia de un pacto entre el oficialismo local y los radicales. “Uno a veces sospecha que hay dirigentes de mi partido que tienen acuerdo con el peronismo”, dijo sin pelos en la lengua el dirigente radical Juan Carlos Marino. El ex senador nacional anticipó que no va a hacer campaña, ratificando su enojo con la conducción provincial de la UCR.

“Desde hace décadas que el radicalismo convive con el peronismo, obteniendo ventajas que compensan su poco interés por gobernar esa provincia”, comentan desde el PRO.

Obviamente desde el radicalismo niegan categóricamente esas especulaciones y aseguran que el domingo van a demostrar la capacidad de movilización del partido que “está viviendo un periodo de renovación”.

La pertenencia de Berhongaray a Evolución no es un dato menor. Lousteau y su socio Emiliano Yacobitti están apostando fuerte por varios de sus referentes en términos electorales. Esperan que el senador nacional haga una buena elección en la PASO porteña de Juntos por el Cambio y creen que Maxi Pullaro y Rodrigo De Loredo tienen serias chances de ser gobernadores de Santa Fe y Córdoba.

Publicidad

Dentro de ese plan de construcción de poder aparece el hijo del histórico dirigente radical, quien con sólo cuatro años acompañaba a su padre en la campaña de Raúl Alfonsín en 1983. Hoy tiene 44 años y ha logrado el apoyo de los 16 intendentes de la UCR, dicen que los 4 jefes comunales del PRO no se han pronunciado a favor de Maquieyra.

“Somos fuertes en Santa Rosa que representa el 40% del padrón provincial y en tres de las ciudades más grandes”, dicen cerca de Lousteau.

Confían en la gestión y el compromiso de los intendentes propios en esas localidades. “Martín ya recorrió toda la provincia mostrando su identidad pampeana frente a la bajada del aparato del PRO”, agregan en el entorno de Lousteau, quien cerrará la campaña junto a Gerardo Morales en el Centro de Empleados de Comercio en Santa Rosa. Los radicales buscan nacionalizar la contienda del domingo desde una mirada federal contra el porteñismo del PRO.

Publicidad
Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR