Seguinos en nuestras redes

Salud

Cuál es la cantidad óptima de pan por día

Consideraciones a tener en cuenta para incluirlo a tus comidas

Entre falsos mitos como que el pan engorda o dietas restrictivas bajas en carbohidratos, muchos siguen sin tener claras las cantidades y recomendaciones respecto a cuánto es lo recomendable a diario.

Una persona sana y con un estilo de vida mínimamente activo puede perfectamente comer pan todos los días dentro de una dieta saludable., ya que proporciona nutrientes esenciales y puede ser un vehículo fácil para otros alimentos sanos como grasas saludables y proteínas, ayudando a mantener un buen equilibrio entre macronutrientes.

A nivel nutricional, proporciona vitaminas del grupo B como tiamina o B1, riboflavina o B2, piridoxina o B6 y niacina: hidratos de carbono, un pequeño porcentaje de proteína y minerales como fósforo, magnesio y potasio.

En tu plato, el 50% de la ración debería corresponder a verduras y hortalizas, 25% cereales integrales o tubérculos. 25% carnes o pescado o huevos o legumbres (proteína) y completar el menú con fruta fresca y grasas saludables, como las procedentes del aceite de oliva y la palta.

Publicidad

Podés repartir el pan en las diferentes comidas diarias. Así, en cada una puede haber una ración de 40 o 60 gramos de este alimento. La Organización Mundial de la Salud sugiere 250 gramos por día en el marco de una alimentación saludable. Esto es el equivalente a una baguette en peso.

Si practicás mucho deporte y, por tanto, precisas más calorías como combustible, podés comer unos 400 gramos diarios. Tené en cuenta que cerca de la mitad de las calorías de la dieta deben provenir de los carbohidratos, la principal fuente de energía.

Pero no solo la cantidad importa, sino también la calidad: aunque su aporte de calorías y proteínas sea similar al pan blanco, el integral es más sano y brinda más ácidos grasos esenciales, minerales, vitaminas y especialmente fibra, evitando los picos de azúcar en sangre, equilibrando el apetito y regulando el tránsito intestinal.

Lo ideal es combinar pan integral y de masa madre elaborado con diferentes tipos de cereales como trigo, centeno o maíz. Si consumís pan de molde, también se recomienda optar por panes integrales o multicereales.

Publicidad

Fuente: Msn / Business Insider España

Salud

Bruxismo: por qué se produce y cómo solucionarlo

Cómo controlar este hábito inconsciente

El bruxismo es un movimiento inconsciente que hace que aprietes o rechines los dientes mientras estás dormidos y puede aparecer o empeorar debido a múltiples factores y mejorar aplicando medidas preventivas.

Esto puede ocasionar múltiples problemas dependiendo de su frecuencia e intensidad, como desgaste del esmalte dental, dolor mandibular o dental, alteraciones de la articulación temporomandibular (ATM), problemas en el sueño y cefaleas.

Factores que repercuten en el bruxismo:

Estrés mental

Publicidad

La tensión que se acumula en el cuerpo debido a las situaciones de estrés puede manifestarse haciendo rechinar los dientes.

Personalidad inquieta

Algunos aprietan la boca sin darse cuenta cuando se concentran profundamente, y otros con tendencia a la hiperactividad, no pueden permanecer quietos y siempre tienen alguna parte de su cuerpo en tensión.

Sustancias desencadenantes

Publicidad

Puede ser el efecto secundario de algunos medicamentos, como los antidepresivos, mientras que el consumo de alcohol, tabaco o bebidas energéticas puede favorecer su aparición o empeoramiento.

Alineación dental

Los problemas dentales o su mala alineación provocan una mordida desencajada, que se intenta corregir de modo inconsciente, tratando de encajar los dientes sin conseguirlo, apretándolos y rechinándolos constantemente.

Trastornos del sueño

Publicidad

El insomnio, y el estrés que provoca, así como la apnea del sueño o los terrores nocturnos influyen en la tensión de la mandíbula.

Cómo reducirlo o evitarlo:

Acudir al dentista con regularidad

Un tratamiento habitual cuando se diagnostica es el uso de una férula de descarga, una especie de protector bucal diseñado para que los dientes no choquen entre sí.

Publicidad

Evitar el alcohol y la cafeína

Reducir el consumo de estas bebidas, y en general, de cualquier otra sustancia que perjudique el buen descanso nocturno.

Dejar el chicle

Masticar esta golosina aumenta la carga sobre la mandíbula y crea una tensión que el cuerpo puede liberar después rechinando los dientes por la noche.

Publicidad

Reducir el mordisqueo

Es aconsejable controlar el hábito de mordisquear un objeto y no abusar de los alimentos duros o crudos, que pueden elevar la tensión mandibular, o que obliguen a abrir mucho la boca.

Aplicar temperatura

La aplicación de calor o frío ayuda a calmar y relajar las molestias de los músculos, ya sea del cuello, la espalda o la mandíbula. Se recomienda el calor para aliviar los dolores y las contracturas musculares (siempre que no haya inflamación) y el frío puntualmente (solo cuando haya inflamación) para aliviar la sensación de dolor y desinflamar la zona afectada.

Publicidad

Cuidar la postura

Mantener una buena postura durante el día ayuda a relajar los músculos del cuello y de la espalda, que suelen sufrir tensiones.

Estiramientos y relajación

Hay una variedad de ejercicios que ayudan a destensar los músculos y se pueden practicar con el asesoramiento de un fisioterapeuta, que también puede asesorarte sobre la higiene postural.

Publicidad

Fuente: EFE Salud

Continuar leyendo

Salud

Cómo reconocer la ansiedad en niños y adolescentes

Síntomas para detectar este problema

La ansiedad puede generar efectos negativos sobre el bienestar del niño y sus personas cercanas, tanto en la vida familiar como en la social y en el rendimiento escolar. A largo plazo, puede causar daños en el desarrollo de la autoestima y dificultades para el funcionamiento interpersonal y la adaptación social.

Hay que poner atención para reconocer si los síntomas persisten en el largo plazo y no solo ante episodios específicos, sino en circunstancias que no ameritan esa clase de reacciones. Además de tener en cuenta la edad de cada chico y su nivel madurativo.

Los síntomas pueden ser muy variados y, para los niños de hasta 7 u 8 años, entre los principales están:

– Agitación psicomotriz: hacer movimientos involuntarios y sin propósito, como caminar sin parar dentro de una habitación, retorcerse las manos, tirarse el pelo, mover la lengua, morderse los dedos o las uñas, etc.

Publicidad

– Síntomas neurovegetativos, que son aquellos que afectan a las funciones que el organismo realiza de manera involuntaria: taquicardia, aumento del ritmo respiratorio, sudoración excesiva, piel de gallina, etc.

– Quejas físicas: mareos, dolores de cabeza o de estómago, tensión muscular.

– Llanto inmotivado.

– Comportamientos de apego excesivo hacia los padres o principales cuidadores.

Publicidad

– Pérdida de apetito.

– Problemas relacionados con el sueño: insomnio, sueño intranquilo, hablar dormido, etc.

En el caso de niños mayores y adolescentes, se mantienen algunas de esas señales y aparecen otras:

– Oposicionismo: actitud desafiante, desobediente u hostil, que a menudo se traduce en rechazo a ir al colegio, resistencia para ir a dormir, etc.

Publicidad

– Dificultad para concentrarse y poner atención.

– Preocupación excesiva, que se traduce en un perfeccionismo extremo ante sus actividades, rendimiento escolar o deportivo.

– Trastornos en la alimentación, aumento de la sensación de apetito y de la ingesta de comida o anorexia.

– Angustia e irritabilidad.

Publicidad

Ante la sospecha de que el niño o adolescente esté padeciendo ansiedad, el consejo es acudir a una consulta con el médico. En general, el tratamiento consiste en psicoterapia. En las ocasiones en que la gravedad del caso así lo requiera, también se recurre a fármacos.

Fuente: Consumo claro

Continuar leyendo

Salud

Cuatro plantas tóxicas para tu mascota

Qué podrían causarles a tus animales su ingesta

Dejar que tu mascota disfrute libremente de tu jardín implica, entre otras cosas, que elijas las plantas adecuadas para que pueda coexistir con ellas y si por algún motivo decide comerlas, no le ocasionen un daño.

Estas son cuatro que deberías evitar ya que son tóxicas para estos animales:

Azalea

Estas flores resultan irritantes en la boca y sistema digestivo de las mascotas, provocándoles vómito. En casos graves, su consumo podría causarles la muerte. La parte más tóxica son las hojas y el néctar.

Publicidad

Hortensia

Su forma redonda resulta atractiva visualmente para muchas mascotas, sin embargo, las consecuencias de comerla son dolor abdominal, vómitos o la muerte. Mantenelas en un lugar al que no puedan acceder.

Narciso

Desde problemas digestivos hasta convulsiones, estas flores es mejor mantenerlas lejos siempre que tengas una mascota contigo.

Publicidad

Lirio de paz

Si llegan a ingerir esta flor, acudí rápidamente al veterinario porque podría ocasionarles problemas respiratorios o renales.

Fuente: Panorama

Publicidad
Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR