Seguinos en nuestras redes

Economía

El peso es la moneda más devaluada de la región: durante octubre cayó un 6,5%

Oficialmente tuvo la mayor caída de los últimos 38 meses, además el Banco Central hizo la mayor venta de reservas desde inicios de agosto pasado.

Según confirmó el Banco Central de República Argentina (BCRA), durante el mes de octubre tuvo lugar  la mayor tasa mensual de depreciación del peso desde que gobierna Alberto Fernández, es que la moneda nacional, cayó un 6,51% en relación con el dólar estadounidense.

La caída se dio luego de que el valor de la divisa estadounidense, pasara de los 147,32 a 156,91 pesos, en el último día de septiembre, valor que se mantiene hasta hoy. Fue luego a que ese resultado electoral le siguiera una devaluación del 22,5% del peso sólo en la jornada siguiente, lo que haría que el peso se termine devaluando 33,4% a lo largo de ese mes.

De este modo, esta se convierte en la mayor devaluación del peso, desde la administración de Mauricio Macri, cuando tomó la decisión de establecer una política de tipo de cambio a mediados de agosto de 2019, tras caer ampliamente en las elecciones primarias.

En estos niveles de descalabro fiscal y cambiario, la entidad financiera que dirige Miguel Pesce, habría logrado alinear la tasa de ajuste mensual del dólar con el nivel de indexación que maneja la economía local al mismo plazo por segundo mes consecutivo, dado que en septiembre tanto el índice de precios al consumidor (IPC) como el dólar oficial habían subido 6,2%.

“Hace dos años que las tres variables principales no estaban tan alineadas, aunque con una diferencia: en 2020 se ajustaban todas al 2,5% mensual y ahora corren todas al 6.5%”, explicó el economista y consultor Fernando Marull, en declaraciones a La Nación.

En tanto, el ajuste del mes del peso, que llega al 52,75% en lo que va del año, quedó definido en una jornada en la que el BCRA hizo la mayor venta de reservas en casi tres meses, al verse obligado a aportar al mercado unos 125 millones de dólares, de sus ya escuetos capitales.

El presidente del Banco Central, Miguel Pesce

Para la entidad financiera nacional, es una etapa difícil, en donde se imponen cada vez más restricciones para intentar retener los dólares, dentro del país. Con cada vez más trabas a las importaciones, sumado al ajuste en el “dólar Qatar” y con las subas en las compras con tarjetas de crédito, medidas de urgencia que no alcanzan a solucionar la escasez de reservas y la falta de financiamiento interno.

TE PUEDE INTERESAR