Seguinos en nuestras redes

Economía

“Lo peor está por venir”: duro pronóstico del FMI para el mundo y la Argentina en 2023

El organismo recortó la perspectivas de crecimiento y adelantó que muchos países entrarán en recesión; en Argentina la inflación continuará alta

Malas noticias llegan desde Washington, tras la publicación por parte del FMI del informe de Perspectivas Económicas Globales en el que vaticina un contexto global complicado para el 2023 con menor crecimiento y alta inflación y que impactará en el desempeño de la economía argentina: “Lo peor está por venir”.

Más de un tercio de la economía mundial se contraerá en 2023, mientras que las tres economías más grandes, Estados Unidos, la Unión Europea y China, continuarán estancadas. En resumen, lo peor está por venir, y para muchas personas 2023 se sentirá como una recesión”, señaló Pierre-Olivier Gourinchas, Consejero Económico y Director del Departamento de Estudios del FMI.

El Fondo proyecta que el crecimiento mundial se mantendrá sin cambios en 2022 respecto de sus cálculos previos, de 3,2%, y se desacelerará a 2,7% en 2023, 0,2 puntos porcentuales menos que lo pronosticado en julio. Advierte, además, que hay una probabilidad del 25% de que pueda caer aún por debajo del 2%.

Publicidad

Argentina: más inflación y menos crecimiento

A tono con el contexto mundial, para el 2022 el organismo crediticio mantuvo sus perspectivas de crecimiento económico para Argentina en torno al 4%, pero estima una desaceleración en 2023 ya que el PBI subirá solo un 2% el que viene. Esta cifra representa un recorte en las expectativas para el año próximo aunque por encima del promedio de la región, 3.6% este año y un 1,6% el próximo.

Por su parte, la inflación continuará elevada: cuando finalice el 2022 se estima que será de un 95% la acumulada durante los 12 meses y bajará un poco, al 60% en 2023.

Sobre estas cifras preocupantes el informe sostiene que se “refleja no solo en el aumento en los precios mundiales de alimentos y energía en la primera mitad del año, sino también la demanda interna más fuerte y el aumento de las incertidumbres políticas, lo que contribuyó a desanclar aún más las expectativas de inflación”.

Publicidad

El informe sin dudas preocupa en Casa Rosada que entrará en año electoral con una economía golpeada y que no mostrará grandes señales de recuperación para cuando los argentinos deban ir a las urnas a elegir al nuevo presidente para el periodo 2023-2027.

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR