Seguinos en nuestras redes

Política

Tras asumir como ministra, habló Kelly Olmos y reconoció que los salarios no se recuperarán “con alta inflación”

Su pasado en el menemismo y cómo serán su primeros días de gestión; qué dijo la flamante funcionaria

Desconocida por muchos hasta hace algunos días, Kelly Olmos irrumpió en la escena política al ser designada, sorpresivamente, como ministra de Trabajo en reemplazo de Claudio Moroni. A modo de carta de presentación la flamante funcionaria dialogó con varios medios de comunicación dejando declaraciones sobre su pasado político, al costado del expresidente, Carlos Menem y sus principales objetivos en la cartera que conducirá.

En la gestión de Menem tuve mucha responsabilidad, siempre en la ciudad de Buenos Aires. Carlos Menem nunca me propuso para la gestión nacional, sí Néstor y Cristina Kirchner, con quienes fui secretaria de Asuntos Municipales de la Nación”, manifestó en diálogo con Radio Con Vos.

Olmos se distanció de la apreciación negativa que se hace desde el kirchnerismo con la presidencia del mandatario oriundo de La Rioja y no escondió su rol durante la gestión: “El gobierno de Carlos Menem respondió a una etapa histórica, que fue la caída del Muro de Berlín, que generó un importante nivel de confusión ideológica. Se hablaba del fin de la historia, era una etapa compleja y, en el caso de la Argentina, una etapa signada por la hiperinflación

Kelly Olmos durante su presentación como jefe de Gobierno durante la presidencia de Carlos Menem

En otra entrevista se refirió de forma crítica al rol de la oposición: “El proyecto que tenemos enfrente demostró una gran capacidad destructiva, deterioró muchísimo la situación de la Argentina y ahora viene asociado a una reivindicación cultural que francamente la vivo como la propuesta de darle al conjunto de la población una soga para ahogarse”, aseveró en AM 750.

Sus primeros días de gestión

Pese a la agitada situación social, la ministra aseguró que no tiene pautadas reuniones con ningún referente sindical y que recién buscaría un encuentro con alguien de peso después de jurar el próximo jueves.

Uno de los principales objetivos que se planteó es lograr una recomposición del salario en un contexto de alta inflación y que se dificulta todos los meses, tarea hasta ahora no cumplida por el Gobierno, según sus declaraciones: “Este Gobierno prometió que los ingresos le ganarán a la inflación y la coyuntura no es la más favorable para eso, pero es mi objetivo”, afirmó a Clarín.

“Tenemos que trabajar muy fuerte porque con alta inflación es muy difícil empardar los ingresos”, cerró.

TE PUEDE INTERESAR