Seguinos en nuestras redes

Economía

En los últimos diez años cerraron 60.000 empresas en Argentina

Según los datos del Ministerio de Trabajo sobre la creación de empresas fue sostenida hasta 2011, donde llegaron a 607.053, y luego comenzó a decaer, incluso antes de la pandemia.

Luego de la crisis argentina de 2001 y 2002, el impuso empresarial fue sostenido durante más de diez alias. Entre 2001 y 2011 nacieron 607.053 compañías.

Luego, se estancó el nacimiento y en 2014, la cifra comenzó a caer.

“Entre 2012 y 2018, el estancamiento del PBI tuvo su correlato en la cantidad de firmas, que permaneció invariable y continuó. Y, entre 2018 y 2019, cerraron 20.000 empresas netas, lo que representa un 3,1%, concluyó.

Para Patricio Gigli, Director Ejecutivo de ASEA, “el stock de empresas en Argentina se mantiene estable desde hace más de 10 años. Puede ser que algún año haya una leve baja o leve aumento, acompañando los ciclos recurrentes de crisis económica y recuperación, pero a grandes rasgos el número es el mismo”.

Publicidad

“Estamos hablando de alrededor de 600.000 empresas en todo el país. ¿Qué pasa cada año? Se crean en promedio entre 50.000 y 55.000 empresas nuevas pero muere y cierra la misma cantidad”, indicó.

“El stock se mantiene estable, con algunos datos de la dinámica empresarial que me parecen no menores”, enumeró: El 70% de las empresas está radicada en sólo cuatro provincias.

El 80% de las nuevas empresas se crean en solo cinco provincias. Por otro lado, tenemos una de las densidades empresariales (cantidad de empresas cada mil habitantes) más bajas de la región, detrás de Uruguay, Chile y Brasil.

En Argentina, de acuerdo con estadísticas internacionales se observa una grave anomalía estructural que se refleja en un escaso número de empresas (formales e informales) y una muy baja tasa de natalidad empresarial, sostuvo un informe de la Fundación Observatorio Pyme (FOP).

Publicidad

Según el ultimo informe de Econométrica, “existen cerca de 8 millones trabajadores informales entre asalariados y cuentapropistas”. El INDEC afirma que los ingresos de los informales aumentaron un 59% interanual al mes de julio.

Economía

Dólar Qatar: se desploma el uso de las tarjetas de crédito en el exterior, a 2 meses de su oficialización

Las limitaciones para el consumo en el exterior y de los gravámenes que recaen el tipo de cambio desalentaron su utilización en el último mes.

Luego de la implementación oficial del llamado “dólar Qatar” -que aplica una percepción adicional del 25% para los consumos con tarjeta de crédito y débito mayores a U$S300 a los gravámenes que recaen sobre el llamado dólar tarjeta o turista-, se desalentó el uso de los plásticos. Esta tendencia se puede observar en los números, ya que en noviembre se redujo la cantidad de operaciones en tarjeta de crédito con moneda extranjera.

Según consignó un informe de First Capital Group, el uso de las tarjetas de crédito en dólares registró una baja del 5,1% con relación al mes previo.

El Gobierno resolvió a principio de noviembre, que los consumos en moneda extranjera con tarjeta de crédito y débito en pasajes y paquetes turísticos que superen los 300 dólares al mes pagarán una percepción extra del 25% de concepto de adelanto del impuesto a los Bienes Personales.

“La profundización de las limitaciones al uso de la tarjeta para compras en cuotas y los mayores impuestos sobre el tipo de cambio a utilizar, han actuado como un poderoso freno al uso del plástico en el exterior y los valores de la cartera se encuentran muy por debajo de los saldos que alcanzaban antes de la pandemia”, expresó Guillermo Barbero, socio de First Capital Group.

Publicidad

Por otra parte, en el caso de la utilización de las tarjetas de crédito para financiar consumos en pesos sí reportaron un aumento significativo. Según ese mismo relevamiento, las operaciones en pesos con tarjetas de crédito registraron un saldo de $2.060.938 millones a fines de noviembre, lo cual significa un aumento de un 9,7% respecto al cierre del mes pasado y se ubica por encima de la inflación.

La medida del “Dólar Qatar” buscaba evitar que los extranjeros sigan yendo al blue y usen billetes informales para sus consumos.

Continuar leyendo

Economía

El Gobierno anunció que más de 300 mil trabajadores dejarán de pagar el Impuesto a las Ganancias

Sergio Massa afirmó que “serán menos de 600.000 asalariados en todo el país los que pagarán el impuesto”.

A partir del 1 de enero de 2023, el nuevo piso para el Impuesto a las Ganancias para los trabajadores en relación de dependencia será de $404.602. Según informó el ministro de Economía, Sergio Massa, esta actualización significará un beneficio para más de 300 mil personas que dejarán de abonar la contribución.

Sergio Massa expresó: “Con gran esfuerzo del Estado, pero convencidos de que el salario no es ganancia, sino remuneración, el 1° de enero se actualizará nuevamente el piso a partir del cual se paga el Impuesto a las Ganancias, llevando alivio fiscal a más de 300.000 trabajadores que dejarán de pagarlo“.

De esta forma serán menos de 600.000 asalariados en todo el país los que pagarán el impuesto a partir de estas actualizaciones, cumpliendo con nuestro compromiso de que del total de los trabajadores y trabajadoras, menos del 10% sean los que tributen el Impuesto a las Ganancias”, agregó el ministro.

Massa remarcó que “con este alivio fiscal en el 2023 ningún trabajador que cobre menos de 404.062 pesos lo pagará, sosteniendo también la progresividad en la entrada para evitar los saltos en las escalas del impuesto”. Y añadió: “Además, se actualizarán las deducciones personales y los tramos de la escala del impuesto para generar alivio fiscal a los asalariados de mayores ingresos”.

Por último, el funcionario indicó: “Esta medida es parte de nuestro compromiso constante de cumplir con una hoja de ruta que lleve alivio fiscal a la población mientras seguimos mejorando el ingreso, el poder adquisitivo y la calidad de vida de la gente”.

Publicidad
Continuar leyendo

Economía

La renuncia de CFK a las candidaturas impulsó la suba de los bonos y las acciones

A contramano de los mercados globales, los activos argentinos tuvieron una recuperación como respuesta al impacto del nuevo escenario electoral para 2023.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció que no será candidata y los mercados respondieron con una fuerte suba de los bonos de la deuda en dólares. Títulos como el Global 2035 subieron 2% y fueron responsables de que el riesgo país caiga 60 unidades (-2,5%) a 2.326 puntos básicos. La Argentina estuvo a contramano de la región donde el EEM, el índice de mercados Emergentes, cayó 0,6%. Perú, a pesar de la crisis política, no afectó a la región y su riesgo país quedó sin cambios en 165 puntos básicos.

También al mercado bursátil llegó el optimismo por la noticia. De hecho, las Bolsas del mundo bajaron. En Nueva York el S&P 500 perdió 0,20% y el Nasdaq, 0,51%. El Ibovespa de San Pablo bajó 1,02% y las Bolsas europeas cerraron en rojo.

La Argentina se desacopló del mundo. La Bolsa negoció un volumen elevado de $3.057 millones y el S&P Merval, el índice de las acciones líderes, subió 1,83% en pesos y 2,5% en dólares. Lo más destacado pasó por CableVisión que subió 6,06%, seguida de Banco Supervielle (4,49%) y Transportadora Gas del Norte (+4,32%).

El dólar padeció una jornada en la que muchos jugadores se fueron temprano del mercado por el fin de semana largo y quedó casi sin cambios. El contado con liquidación tuvo un ligero retroceso de 0,7% y cerró a $338,09. El dólar libre, que llegó a cotizar a $318, cerró a $316 (+$1).

Publicidad

En la plaza mayorista, el dólar subió 40 centavos a $169,90. Los exportadores liquidaron USD 151 millones de los que el Central se quedó con USD 71 millones, el 47% de lo operado. La cuenta da que la soja le costó $297,60 porque le vendió dólares a $170 a los exportadores. Esos dólares le costaron $230 al Central.

Las reservas subieron USD 312 millones a 39.005 millones por la compra de dólares a exportadores, pero también porque habría ingresado una parte del crédito del BID.

Pero surgió un problema que el lunes puede perturbar estas operaciones. “El lunes se publicó la modificación del decreto del dólar soja y en el artículo 5 hubo una reforma que afecta a los productores porque ahora todos los que accedan al dólar soja tienen que estar respaldados por una liquidación primaria que es la que hace el productor. La secundaria es la que interviene cualquier operador de la cadena. Pero sucede que cooperativa y corredores, que con el correr del tiempo compraron soja, ahora no la pueden vender porque tienen que presentar una comprobante de que la compraron este mismo mes. Ese comprobante no lo tienen porque la liquidación la hicieron antes. En la cadena hay una figura que es la del corre-acopio, que es un símil del acopio creada por los corredores que mueve mucho volumen y les da fuerza para obtener mejores precios”, explicó el analista financiero y experto en agronegocios, Salvador Vitelli.

“El problema es que son liquidaciones secundarias y por eso el productor ahora no les puede vender lo que afectará sus precios. En el ambiente creen que es un arreglo entre los exportadores y el Gobierno que está causando muchos problemas en la cadena porque genera un obstáculo más para la comercialización”, señaló.

Publicidad

El fin de semana largo llegó en el momento justo con un mercado que cerró con euforia y no hay forma de que tome ganancias hasta el lunes. Tiene el hándicap que tendrá 48 horas para observar al mundo. Pero el miércoles de la semana próxima se avecina el examen clave de la licitación de Bonos del Tesoro. Este mes, debe recaudar $1 billón para cubrir vencimientos y déficit. Una misión imposible de acuerdo a los últimos eventos, que obligaría al Banco Central a emitir para cubrir el bache.

 

Nota publicada originalmente en Infobae.

Publicidad
Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR