Seguinos en nuestras redes

Política

Argentina se abstuvo de votar para que se debatan las violaciones a los derechos humanos en China

Un informe elaborado por la Alta Comisionada de los Derechos Humanos alerta sobre las persecuciones del gobierno chino contra la minoría musulmana uigur

En un guiño al régimen chino, el Gobierno argentino se abstuvo de votar en Comisión de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) un informe que denuncia la persecución del gobierno chino a la minoría musulmana uigur en la región de Xinjian.

El informe fue elaborado por la Alta Comisionada para los Derechos Humanos Michelle Bachelet que contó con 17 avales entre los que se encuentran Estados Unidos, Francia y Alemania; 19 rechazos como el de China y otros países que se encuentran enfrentados diplomaticamente con Washington como Venezuela Cuba, Venezuela y Sudán; y 11 abstenciones de Argentina, Brasil, India, entre otros.

En las últimas semanas la cancillería argentina de Santiago Cafiero recibió presiones de ambos lados para que se incline a favor y en contra en la votación de este jueves. Del lado de Estados Unidos, organizaciones de Derechos Humanos como Amnistía Internacional y Humans Rights Watch instaron a que vote a favor del informe que “pone de manifiesto una campaña sistemática del gobierno chino dirigida contra miembros de la comunidad uigur y otras minorías predominantemente musulmanas por el ejercicio pacífico de sus derechos a la libertad de religión y expresión, y al disfrute de su propia cultura”. Esos hechos podrían constituir “crímenes contra la humanidad”.

Publicidad

“El informe explica que aquellas personas a quienes se considera ‘en riesgo de extremismo’ son objeto de violaciones graves de derechos humanos por parte de las autoridades, como detenciones arbitrarias, torturas, tratamientos médicos involuntarios, trabajo forzado, separación familiar, injerencia en los derechos reproductivos, e intimidación, amenazas y represalias”, agrega.

Publicidad

La decisión de argentina de abstenerse buscó ser una decisión “salomónica” para no tener que inclinarse en favor de ninguno y que el costo de ello sea más alto: el país mantiene preocupantes obligaciones financieras con ambas naciones y cualquier paso en falso puede impactar directo en la economía argentina, el FMI un lado y los swaps en yuanes del otro son temas muy delicados.

Votamos abstención porque se pretende tratar este informe que fue voluntario sin el consentimiento de China. Eso rompe el fundamento de cooperación entre los miembros de Consejo y solo busca politizar el mecanismos”, dijo una fuente de la cancillería a Clarín.

Publicidad
Publicidad

TE PUEDE INTERESAR