Seguinos en nuestras redes

Curiosidades

Su esposa lo retó por pelearse con la policía en un control de alcoholemia y se volvió viral

El insólito evento ocurrió cuando el hombre que manejaba borracho intentó que los efectivos no le quitaran el auto, y fue disciplinado por su mujer.

La curiosa escena se dio durante un control vehicular en la Ciudad de Buenos Aires, en donde un conductor fue detenido y puesto a prueba por ebriedad, por los agentes de tránsito y lo que ocurrió después se viralizó.

Durante la prueba, el resultado alarmó a los efectivos que le impidieron que siga manejando, luego de que obtuviera un resultado de 1,14 de alcohol en sangre. Hasta allí un hecho bastante común durante los fines de semana, sin embargo la sorpresa llegó, cuando el hombre comenzó a discutir con los agentes viales tratando de justificar su accionar.

“Yo te voy a decir que del auto no me voy a bajar”, sostuvo el conductor, mientras a agente a cargo del test respondía, “Bueno, entonces voy a llamar a un móvil policial, caballero”. Ante lo que el hombre insistió en que no entregaría la documentación del coche.

Publicidad

En ese instante intervino su esposa con una contundente frase: “Sé adulto. Dejale las cosas y vamos, aguántatela”, retándolo por su inflantil actitud ante la ley, que de hecho estaba incumpliendo.“No empecés a discutir”, le advirtió la mujer, mientras que el conductor alegaba que que vivía a tres cuadras de donde había sido detenido, a lo que la policía le explico que al momento de la detención manejaba bajo alto efecto del alcohol.

Ante el enfado del hombre, su compañera disparó: “Ahora jodete, ahora esperá que ellos hagan lo que tengan que hacer, te dan el documento y nos vamos”, le recriminó su mujer, pidiendole que colabore con la policía. “Vivo a tres cuadras, me viene a romper las p… con esto”, continuó protestando el hombre, mientras llegaba más personal. Es que, “1,14, ¿sí? Usted puede matar a alguien”, le contestó uno de los oficiales.

El hombre explicó que había estado en una fiesta junto a familiares, “Vengo de un cumpleaños, de una reunión familiar y de tomar cerveza”, detalló ante los efectivos que no lo consideraron gracioso su accionar. “Si viniera ebrio ya me habría matado antes”, agregó, ante lo que su esposa volvió a pedirle colaboración: “Deja el freno de mano y vamos a casa. Sé adulto, dejale las cosas y vamos, aguántatela”.

Publicidad
Publicidad

TE PUEDE INTERESAR