Seguinos en nuestras redes

Sindical

Sigue el conflicto: fracasó la audiencia entre el Gobierno y el sector neumático

Más de seis horas duró la reunión en el Ministerio de Trabajo, pero no se llegó a un acuerdo, los trabajadores mantendrán las medidas de fuerza y la producción seguirá paralizada en todo el país.

Tras una extensa audiencia en el Ministerio del Trabajo, entre representantes del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (Sutna) y empresarios del sector, no se llegó a un acuerdo y las medidas de fuerza seguirán manteniendo paralizada la producción de cubiertas en todo el país.

Durante más de seis horas, las partes intentaron llegar a un punto en común, pero no pudieron resolver las diferencias que vienen llevando desde hace más de cinco meses y que constaron unas 35 reuniones, que no dieron frutos.

Con la mediación de la cartera que conduce, Claudio Moroni, los representantes de las firmas Fate, Pirelli y Bridgestone se mantuvieron firmes en su postura de no habilitar un diálogo, ni propuesta superadora para los trabajadores, hasta tanto no se levanten los bloqueos.

Del resultado de esta mediación, dependía que se tomaran las medidas sugeridas por el ministro de Economía Sergio Massa, que dijo que en caso de no haber acuerdo entre las partes, permitirá la importación de emergencia y que también se pondrá a disposición de las automotrices el stock retenidos en Aduana.

Los dichos del titular del Palacio de Hacienda, no cayeron para nada bien entre los trabajadores que reclaman un aumento salarial acorde a la inflación, incluso le valió un tenso cruce con diputados de la izquierda que lo tildaron de “extorsionar” a los obreros.

“Empiezan a ponerse en riesgo 145.000 puestos de trabajo y US$40 millones por día de perdida, y la Argentina no se puede dar el lujo de perderlos. Entendemos el riesgo de perder más de 200 millones de exportaciones de acá a fin de año”, había dicho el líder de la cartera económica.

 

Sin embargo, y a pesar de la presión ejercida por las empresas fabricantes de automóviles, como Toyota y Ford, que anunciaron una paralización de la producción por falta de stock, los trabajadores se mantienen firmes en su reclamo.

Es que el conflicto surge a partir de que las empresas fabricantes del sector habían ofrecido comenzar a negociar la paritaria 2022-2023 sin finalizar los reclamos salariales sobre el período 2021-2022.  Además, el gremio reclama una recomposición salarial del 5% por encima de la inflación anual prevista para 2022, que el Gobierno ya estima que se ubicará en el 95%, sumado a un aumento de 200% para las horas trabajadas los fines de semana.

 

TE PUEDE INTERESAR