Seguinos en nuestras redes

Economía

El detalle en la letra chica de los subsidios que podría impedir a todo el AMBA comprar dólares

Tras la segmentación de tarifas y el anuncio sobre el impedimento de adquirir divisas para todos aquellos que hayan solicitado mantener la ayuda económica, trascendió la normativa que se extendería a otros servicios.

A menos de un mes de que el Banco Central dispusiera prohibir la compra de dólar ahorro a aquellos usuarios que mantuvieran los subsidios en las tarifas de gas y energía eléctrica, se conoció que la medida podría ser extensiva a toda el Área Metropolitana de Buenos Aires.

La noticia no trasciende de ningún anuncio realizado por la entidad monetaria que preside Miguel Ángel Pesce, sino a partir de un análisis profundo de la letra chica de la normativa. La oficialización de la misma generó sorpresas al confirmar que el cepo al dólar se amplía también para los que perciben una ayuda económica en el servicio de agua potable.

Así lo establece la Comunicación “A” 7606 del BCRA. Según consigna El Cronista, además de negar la compra de dólar “ahorro” o “solidario”, también impide el acceso al MEP (Bolsa), Contado con Liquidación (CCL) y Cedear (mediante operaciones con empresas).

La sorpresa en torno a este avance del Gobierno guarda relación con que al momento no existe un registro para darse de baja de los subsidios al agua potable. Es un servicio que en Buenos Aires presta Agua y Saneamientos Argentinos (AySA), y cuya segmentación comenzará en noviembre.

Qué consecuencias traerá la segmentación tarifaria del servicio de agua

Actualmente, el 100% de los usuarios de Aysa mantienen los subsidios en sus tarifas. Cuando finalice el proceso de segmentación, que será de manera geográfica y progresiva, el 90% de ellos perderá la ayuda del Estado.

Si bien no está especificado en la Comunicación “A” 7606, fuente oficiales han confirmado que en caso de aplicarse al pie de la letra la implementación del cepo al dólar para los que mantienen los subsidios, será casi imposible para el grupo familiar declarado en las viviendas comprar cualquier tipo de cambio legal en el AMBA.

Esta medida conduciría automáticamente a una mayor demanda en los mercados paralelos y a una consiguiente revitalización del precio de venta del “blue” al cuál es ofrecido. Cabe recordar que en los últimos meses la cotización libre superó los $350 marcando un récord histórico.

TE PUEDE INTERESAR