Seguinos en nuestras redes

Judiciales

Revuelo en la AFA: la Justicia investiga a Claudio Tapia por defraudación y lavado de dinero

“Chiqui” Tapia es investigado tras una denuncia anónima en los tribunales bonaerenses de Campana.

El actual titular de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), Claudio “Chiqui” Tapia será investigado por la Justicia por el presunto delito de lavado de activos y defraudación. La denuncia llegó de forma anónima y a través de un correo electrónico a la fiscalía penal de delitos económicos de la ciudad bonaerense de Campana.

El expediente se inició con la “recepción en la casilla de correo del Juzgado Federal de Campana de una denuncia que daba cuenta de una serie de maniobras presuntamente delictivas vinculadas a Claudio Fabián Tapia y su familia”, según expresaron fuentes judiciales.

A partir del hecho, la fiscalía resolvió que “las acciones entendidas como posiblemente delictivas habrían acaecido en diversas jurisdicciones territoriales, ya que se ha relevado información sobre propiedades ubicadas en la provincia de Buenos Aires y en territorio porteño, igual que rodados registrados también en ambas sedes, así como la intervención de sociedades ubicadas en la jurisdicción de CABA”.

Por este hecho la Cámara Federal de San Martín entendió que, por la naturaleza de los delitos investigados, el expediente, al que se dio inicio en 2020, deberá quedar en manos del juzgado en lo Penal Económico Nro. 7, a cargo del magistrado Juan Pedro Galván Greenway.

Es que en un fallo unipersonal del juez Juan Pablo Salas, la Cámara sostuvo que “Puede aseverarse, con los elementos incorporados hasta el momento, que las maniobras sospechosas se habrían consumado en distintas jurisdicciones territoriales, por lo que la elección del juez competente deberá hacerse de acuerdo a lo que resulte más conveniente desde el punto de vista de una eficaz investigación”.

Dicha investigación gira en torno a “dos hipótesis, una relacionada a la actividad desarrollada por el denunciado como presidente del Futbol Argentino, y el posterior lavado de dinero proveniente de esos presuntos actos infieles”, según se explicita en el expediente judicial.

Por su parte, al dirigente del fútbol argentino se le acreditan los supuestos delitos de “defraudación por administración infiel y el lavado de activos” mediante la “adquisición de bienes inmuebles en jurisdicción territorial del Juzgado de Campana, compra de bienes muebles registrables y realización de eventos, actos que incluirían tanto al presidente de la AFA como a otros miembros de su familia”.

En ese sentido, el tribunal resolvió que la causa debe continuar en jurisdicción de la Capital Federal, porque “no solo habrían ocurrido allí parte de las maniobras teñidas de sospecha, sino que sería la sede laboral y de negocios del principal investigado”.

“Las maniobras de lavado de activos no pueden ser consideradas actos independientes, sino una fracción de una pluralidad de actos que conforman un plan delictivo materializado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, sostiene el fallo del magistrado Salas.

TE PUEDE INTERESAR