Seguinos en nuestras redes

Notas de Opinión

El ajuste K es muy duro, pero tiene sus privilegiados

Para el kirchnerismo se hace cada vez más incómodo militar los recortes. Por qué en el sindicalismo dicen “el gobierno nos cagó en todo”.

Alberto quedó relegado a un tercer lugar. En diálogo con Clarín un ministro lo describió así: “Todo gira en torno a Cristina. Alberto quiere quedar bien con ella y hace gestos todo el tiempo. Casi no está encima de la gestión, ni sobre los temas. Tuvo que aceptar que Massa toma las decisiones en el gobierno. Eso fue duro para él”.

Y remata: “Es cierto que el gobierno se alineó. Hay paz, pero una paz sepulcral”.

En estos días los diecinueve ministerios plantean su pedido de fondos para el año que viene. Massa ya advirtió que tendrán un “techo”. Los gobernadores se reunieron este lunes en el Consejo Federal de Inversiones y plantearon “federalizar el presupuesto”. El mensaje es claro: necesitan recursos para enfrentar las elecciones.

En Salta, Tucumán, Chaco,Río Negro, Neuquén -entre otras provincias- las elecciones locales irán por separado de las nacionales. La fantasía de los gobernadores está puesta en la obra pública: aunque el recorte que Massa efectuó en el área para este año fue menor (20.000 millones en una pauta de 600.000) el año que viene es una incógnita.

El presupuesto 2023 se presentará en el Congreso en una semana. Raúl Rigo -el secretario de Hacienda- incluirá una inflación del 50% mientras consultoras privadas como FIEL pronostican 104.5% para este año y 120% para el que viene.

El desfase le permitirá dibujar gastos que crecen por encima de la inflación pero teniendo un ajuste fuerte del gasto real. La poda ya empezó con los recortes a Educación, Salud y el Plan Procrear; los familiares y prestadores de servicios de discapacidad protestan hace semanas por una demora de más de cuatro meses en los pagos, y tampoco hay fondos para la Ley Brisa, que asiste a cuidadores de hijos de víctimas de femicidios.

Para el kirchnerismo, mientras tanto, es cada vez más incómodo militar el ajuste. Llaman al sapo “ordenamiento de las finanzas públicas”. El aumento de suma fija propuesto por Cristina sucumbió al poder de la CGT: “La estrategia general será actualizar las paritarias a una zona de 75% para volver a ajustar en noviembre”, le dijo a este diario uno de los “Gordos”. La UOCRA acaba de cerrar este jueves un refuerzo del 14%,con lo que llegaron a un 76% anual, con otra revisión en dos meses.

“El gobierno nos cagó en todo”, dice un sindicalista histórico.

Los gastronómicos piden un aumento del 12% para las zonas turísticas, para equiparar lo que cobran en Buenos Aires y amenazan con parar en todos los destinos del Pre Viaje (que vía ajuste será, este año, Pre Viajecito).

La podadora es selectiva: hay gastos que no se tocan. Para la Fundación Argentina Porvenir los privilegios que habría que cortar equivalen al 1,5% del PBI. El Banco Nación por ejemplo, tiene 17.500 empleados, de los cuales 14.500 están en sucursales a un promedio de 20 personas por filial. En el resto del sistema financiero las sucursales funcionan con la mitad: diez personas.

La Biblioteca del Congreso tiene 1.400 empleados, los mismos que la Biblioteca Nacional de China que tiene diez veces más volúmenes de consulta. Las treinta y cuatro empresas públicas tuvieron un incremento de fondos de 37.000 millones de pesos; muchas de ellas son una caja negra que no presentan balances y no tienen medición de objetivos. SOFSE (Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado) tuvo un resultado negativo de 32.600 millones y facturó menos de 800 millones, sus ingresos cubrieron menos del 3% del gasto.

AYSA tuvo gastos por 19.000 millones y generó ingresos por ocho mil. Aerolíneas gastó 51.000 millones y generó ingresos por 44.000 millones. Correo Argentino tuvo un déficit de 7.000 millones y siguen las firmas. A excepción de Aerolíneas todas estas empresas sumaron empleados: – SOFSE (Operadora ferroviaria) sumó 2.000 empleados (hoy tiene 24.000)

– AySA sumó 500 empleados (hoy tiene 7.500).

– Correo Argentino sumó 2.000 trabajadores (hoy tiene 18.300 empleados)

– Belgrano Cargas sumó 700 trabajadores (hoy tiene 4.600 empleados).

Radio y Television Argentina tuvo un gasto operativo de 3.200 millones en el primer trimestre del año, con ingresos por 145 millones. Yacimientos Carboníferos Rio Turbio gastó 2.600 millones, con ingresos por 11 millones. En la caja chica, por ejemplo, Casa Rosada “perfeccionó” una orden de compra de 14 millones de pesos por café, máquinas de café, azúcar y edulcorante. La Residencia de Olivos abrió una megalicitación de frutas y verduras con un pliego de 121 renglones en el que lo más solicitado son bananas. Curioso.

El Ministerio de Turismo compró muebles para sus pisos 20, 21 y 22; el Ministerio de Transporte pagó unos 10 millones por pavas eléctricas, cafeteras, hornos y heladeras, y el Ministerio de Ambiente gastó casi cuatro millones en 15 mil bolsas de lienzo. La insoportable levedad del gasto.

 

Columna publicada originalmente en Clarín.

TE PUEDE INTERESAR