Seguinos en nuestras redes

Europa

Preocupación en Gran Bretaña por el delicado estado de salud de la reina Isabel II

La familia de la monarca fue informada de la situación y se encuentra acompañándola en el Castillo de Balmoral. Su nieto William viajó de urgencia. Harry y Meghan Markle también viajarán a Escocia

La población británica se encuentra en vilo ante el reciente comunicado del Palacio de Buckingham que reveló el frágil estado de salud de la reina Isabel II. La monarca atraviesa este complicado momento en su castillo escocés de Balmoral, donde se encuentra bajo supervisión médica.

“Tras una nueva evaluación esta mañana, los médicos de la reina están preocupados por la salud de su majestad y han recomendado que permanezca bajo vigilancia médica”, afirmó este jueves el Palacio.

El anuncio se realizó este jueves, días después de que cancelara una reunión de su Consejo Privado y le dijeran que descansara. De acuerdo a lo precisado por la agencia británica PA, su familia fue informada de la situación y ya emprendieron el viaje para acompañarla.

El príncipe Carlos, el heredero al trono, ya se encuentra en Balmoral junto a su esposa Camila y su nieto William viajó de urgencia. La princesa Ana, la hija de la reina, ya se encuentra presente y sus otros dos hijos varones, el Duque de York Andrés y el conde de Wessex Eduardo están en camino.

Por su parte, Harry y Meghan Markle, que emprendieron una visita planificada al Reino Unido, también viajarán a Escocia, dijo un portavoz de la pareja. Según la BBC, “el hecho de que la familia se reúna en Balmoral es una indicación de la gravedad de la situación”.

La reina Isabel II atraviesa desde fines del año pasado “problemas de movilidad esporádicos”. Su salud es motivo de creciente preocupación desde que el pasado octubre se supo que había pasado una noche hospitalizada para someterse a “pruebas” médicas cuya naturaleza nunca se precisó.

TE PUEDE INTERESAR