Seguinos en nuestras redes

Economía

Mas endeudamiento: el Gobierno evalúa pedir un nuevo préstamo al FMI ante la escasez de reservas

Por la falta de dólares en el Banco Central, el oficialismo podría solicitar unos US$ 1.300 millones a la entidad financiera.

La falta de reservas en dólares preocupa cada vez más al Gobierno, mientras Sergio Massa intenta convencer al sector agropecuario para que liquiden la cosecha, en un contexto de inflación, déficit fiscal y productivo, desde el área económica evalúan solicitar un nuevo préstamo al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Es que la entidad internacional, cuenta con un fondo especial para asistir a los países con economías vulnerables, a garantizar un crecimiento sostenible, por lo que la Argentina estaría posicionada para el otorgamiento de unos 1.300 millones de dólares a préstamo.

Dicho empréstito podría ser definido durante la visita del ministro de Economía, a los Estados Unidos, en donde tiene pactadas una serie de reuniones con líderes del FMI, empresarios y tenedores de bonos de la deuda nacional.

Publicidad

Según trascendió, la gira de Massa comenzaría a principios de septiembre, por Washington y New York. Si bien la agenda aún no está definida, el Ministro busca reunirse con la jefa del Fondo, Kristalina Georgieva, y los otros funcionarios del organismo que se encargan de la Argentina y la región.

Entre los temas llevará el tigrense, como titular de la economía argentina, también estará la nueva revisión del préstamo de Facilidades Extendidas del Fondo de US$ 44.000 millones de septiembre, que considerará el desempeño del país hasta fines de junio.

Si bien, no se anunció de cuanto seria el préstamo que solicitaría la gestión de Alberto Fernández, se sabe que solo puede ser un 45 por ciento de la deuda financiada en dólares.

Publicidad

Por su parte, en un giño al organismo financiero, Massa se ha comprometido a cumplir con las metas del acuerdo de Facilidades Extendidas con el Fondo, que incluyen una reducción del déficit fiscal de 2,5% del PBI, disminución de la emisión monetaria y aumento de las reservas, algo que los economistas estiman que será muy difícil de cumplir, sobre todo en el último trimestre, por lo que en este marco,  cualquier fondo fresco sería más que bien recibido.

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR