Seguinos en nuestras redes

Economía

Aumento de tarifas: la quita de subsidios llegará también a los comercios y consorcios

Luego de presentar el nuevo esquema de segmentación de tarifas, el Gobierno detalló cómo impactará la quita de subsidios a los clientes no residenciales

El Gobierno presentó el nuevo esquema de quita de subsidios y segmentación de tarifas que se aplicará a los usuarios residenciales de los servicios de electricidad, gas natural y agua de mayores ingresos y que comenzará entre septiembre y noviembre de este año en forma gradual.

La Secretaría de Energía aclaró que los sectores comerciales también se verán afectados por la medida que implicará la disminución gradual del beneficio estatal para pagar la luz.

La disposición se aplicará en los shoppings, bancos y farmacias. Hasta el momento, no se anunciaron modificaciones en las tarifas de gas para los clientes no residenciales.

El subsecretario del área, Santiago Yanotti, explicó que tanto los comercios como los consorcios que ingresan al esquema perderán los subsidios a través de una quita parcial que se desarrollará tres bimestres. Por lo tanto, se llevará a cabo de la misma manera que en el segmento residencial.

Publicidad

“Los comercios tendrán el mismo tratamiento que el segmento de nivel 1 (altos ingresos)”, informó el funcionario. La decisión comenzará a regir en septiembre con una disminución del 20% del subsidio, continuará en noviembre con un 40% y finalizará en el mes de enero con el 40% restante.

Según Yanotti, los shoppings, bancos y farmacias constituyen un tipo de usuario que está “en condiciones de tener una pequeña quita de subsidios sin que esto perjudique su negocio”. La situación se replicará en los edificios y consorcios ya que los gastos por áreas comunes en este tipo de viviendas fueron considerados como no residenciales.

El Gobierno volvió a minimizar el aumento de tarifas: “No es un tarifazo, no es un aumento desmedido”

Con respecto a los consorcios, para los servicios comunes, el subsecretario aclaró que no se podrán solicitar subsidios ya que la solicitud para conservar el beneficio debe ser realizado por el titular del servicio o inquilino.

Publicidad

Según fuentes oficiales: “Cada vecino debe identificarse con su número de cliente y número de medidor sin importar el tipo de vivienda en el que resida”.

Economía

El dueño de Fate sobre la falta de cubiertas: “Va a ser más fácil encontrar restos del Arca de Noé que neumáticos”

Javier Madanes Quintanilla, también dueño de Aluar, se refirió a los faltantes y a los bloqueos sindicales que padece el rubro

El dueño de Fate y Aluar, Javier Madanes Quintanilla, dijo que el mercado de neumáticos sufre actualmente importantes faltantes, por lo que conseguir esos repuestos para los autos es tarea difícil. “Hay que salir con lupa a buscar o cruzar el río Paraguay en canoa. A mi mismo me cuesta resolver el problema”, admitió.

En conversación con Radio Mitre, Madanes Quintanilla dijo que la empresa está produciendo al 40% de su capacidad habitual debido a un bloqueo sindical que sufren las plantas de distintas empresas del sector. El conflicto ya lleva 115 días. En este momento las tres plantas están bloqueadas, con lo cual no se puede ni ingresar ni egresar y queda a criterio de quienes bloquean permitir alguna excepción”, dijo el empresario.

Y agregó: “Nosotros hicimos una presentación en fiscalía, pero el problema es que la fiscalía interpreta que el bloqueo es una manifestación popular con lo cual no corresponde actuar.

 “Le va a ser más fácil encontrar restos del Arca de Noé que neumáticos”, contestó el empresario al ser consultado por la situación del mercado. “Presentamos una oferta superior al costo de vida y fue rechazada por el gremio. Acá hay un deterioro en la manera de cumplir el convenio”, agregó el industrial en declaraciones radiales.

Publicidad

Asimismo, las trabas a las importaciones son otra problemática que afecta el abastecimiento dentro del sector. Madanes Quintanilla explicó que, al estar produciendo muy por debajo de sus posibilidades, “hay desabastecimiento y los pocos que tienen venden carísimo remarcando dos o tres veces”.

Acerca de los precios que se están pagando en el mercado de neumáticos fue terminante: “Es una estafa absoluta, vergonzosa”. Según el titular de Fate, el precio de fábrica de los rodados más pequeños es del orden de los $ 17.000 o $ 18.000 mientras que al público llegan a entre $ 50.000 y $ 60.000.

Continuar leyendo

Economía

Bolsillos cada vez más flacos: alimentos y bebidas subieron casi un 8% durante septiembre

Se trata del alza más alta de los últimos tres meses, con un cálculo semanal del 2,3%.

La suba desmedida en los precios de los alimentos golpea cada día más duro el bolsillo de los argentinos, a eso se le suman las alzas en tarifas, transporte, alquileres, educación y salud, que destruyen el valor del salario mes tras mes.

Septiembre no es la excepción, de hecho se convirtió en el mes con más aumentos semanales en el rubro alimentos y bebidas, que marcó un 7,7%, tan solo en los primeros quince días.

Para las consultoras privadas, estos datos terminaran marcando una cifra inflacionaria mensual muy superior a los meses anteriores. Uno de los sectores que más alzas sostuvo fue el de la carne, que escaló un 7,6%, arrastrando el valor de la canasta básica.

Según señala un relevamiento de la consultora LCG, “en la tercera semana septiembre los alimentos aumentaron 2,8% y esto impactará directamente sobre la curva de incrementos registradas hasta ahora en la canasta básica”.

Publicidad

En tanto, esta se trata de la suba más alta en los últimos tres meses, de 1,7 puntos por encima de la semana previa. Lo que lleva a sugerir que la inflación durante el último trimestre del año, seguirá en niveles muy altos, y posiblemente cierre el año por arriba del 100%.

Para la consultora, que releva precios de forma semanal, el índice de aumentos del mes de la primavera, fue en promedio un 20,3% cada siete días. Lo que indica que ya son once las semanas con un valor por encima del 20%.

Entre los bienes que más subas padecieron, se encuentran a la cabeza los productos cárnicos con un 7,6%, seguido por frutas 4,3%, verduras 1,7%, bebidas e infusiones 1,2%, condimentos 0,4%.

Por su parte, azúcar, miel, dulces y cacao tuvieron un incremento del  0,2%, mientras que aceites y sus derivados, un 2,4%. Además, del 3,8% de subas en productos de panificación, cereales y pastas.

Publicidad

Con estos primeros datos, las empresas estadísticas coinciden en que la inflación total del noveno mes de año, superará el 6%. Con un fuerte impulso de los precios de los alimentos. Mientras que el año terminará con una suba cercana a las tres cifras.

 

Continuar leyendo

Economía

En la última rueda de la semana, cayeron las acciones argentinas y el blue subió a $287

La divisa que opera en el mercado marginal recortó un peso de su escalada diaria y la brecha cambiaria con el oficial mayorista se mantuvo por debajo de los 100 puntos porcentuales.

El penúltimo viernes de septiembre cierra en materia de finanzas y negocios para la Argentina con un balance negativo, en medio del temor generalizado por una recesión global. Mientras la cotización libre operó al alza durante la última rueda de la semana, los activos argentinos en Wall Street cayeron hasta un 10%.

Las bajas se evidenciaron con los papeles de YPF que se hundieron un 9,6%. Lo siguieron los de Tenaris (-9%), BBVA (-8%), Transportadora de Gas del Sur (-6,8%), Irsa (-6,4%), el Banco Supervielle (-6,3%) y Cresud (-6%).

La caída en la bolsa de Nueva York se registra luego de que el pasado miércoles la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) subiera las tasas de interés en 75pbs, en un intento por contener la inflación norteamericana. Desde entonces, y ante el riesgo latente, los inversores huyen de los países emergentes, caen las commodities y escalan las divisas, un contexto del cual Argentina no puede escapar.

“Hoy hay un brutal sell-off [venta] y cierre de riesgos a nivel global. La frase de hoy es ‘cash is king’ [el efectivo es el rey]. El índice global de dólar vuela, los mercados de renta variable se derrumban, incluso en la Argentina. Lo de esta jornada es puramente global, no se salva nadie, ni siquiera las commodities, que en algunos casos pueden ser refugio. Claramente la Fed no tiene problemas en romper lo que haya que romper para llegar a una inflación acorde en los próximos años”, explicó Fernando Camusso, director de Rafaela Capital.

Publicidad

En la misma línea, el impacto se ve reflejado en el S&P Merval que operó en las 143.720 unidades (473 puntos en dólares). Este valor representa un 3,9% menos que ayer. En el panel de la bolsa porteña se destacan las caídas de YPF (-9%), BBVA (-7,2%), Transportadora de Gas del Sur (-5,6%) y Cresud (-4,5%).

Lo que no baja es el riesgo país, que este viernes avanzó 97 unidades y se posicionó en los 2531 puntos básicos (4%), el valor más alto desde finales de julio.

Cómo operaron los dólares en el cierre de la semana

Por su parte, el dólar blue cerró las operaciones $2 por encima del valor al cual se negoció durante la jornada del jueves. En ese sentido, el tipo de cambio paralelo que se vendió a $287 está $10 arriba frente al viernes pasado.

“Al contexto global, se le suma un esquema cambiario que viene acumulando reservas mediante el ‘dólar soja’, pero que no da definiciones de que haya una estrategia cambiaria. El programa se corta el 30 de septiembre, ¿pero a qué esquema vamos? Esa incertidumbre la estamos viendo en precios, se está liquidando las posibilidades de algún programa de estabilización porque se emitieron en 13 ruedas más de $500.000 millones. Es un problema”, acotó Camusso.

Publicidad

A contramano del “blue”, los tipos de cambios financieros revertieron la tendencia alcista que registraron en las primeras horas del día. Mientras el dólar MEP cerró ofrecido a $301,14, el contado con liquidación (CCL) se negoció a $306,76.

Por su parte, el oficial mayorista se comercializó con un avance de 41 centavos, a $145,47. De esta manera, la brecha cambiaria con el dólar blue, se ubica en los 96 puntos porcentuales.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR