Seguinos en nuestras redes

Salud

Trucos para eliminar la electricidad estática del pelo

Qué hacer para controlar este problema

La electricidad estática es un tipo de energía que se genera fruto de un exceso de carga eléctrica que acumulan determinados materiales, normalmente por rozamiento, por ejemplo, al cepillar con demasiada fuerza el pelo.

Entre las causas más habituales se encuentran:

– Cabello fino, aunque puede suceder también en el grueso, el fino es más proclive.

– Los ingredientes del shampoo: en el caso de que sean más químicos que naturales podría llevar a la acumulación de estática.

Publicidad

– Un exceso de uso de acondicionadores: si nos pasamos con la cantidad podría llegar a cambiar la forma en la que el pelo se comporta después de lavarlo.

– Falta de hidratación en el cabello: si está seco y áspero se encrespará con más facilidad y, por lo tanto, presentará más electricidad estática.

– Los cepillos de plástico: cuanto mayor sea el porcentaje de plástico, más posibilidades hay de que acumule estática. Los niveles también serán altos si te cepillás con demasiada fuerza.

– Uso de algunos accesorios: las prendas de lana y accesorios para recoger el pelo lo hacen más propenso a sufrir de electricidad.

Publicidad

Para saber si tu pelo está en perfectas condiciones o si bien es propenso a la electricidad estática, tomá una lámpara potente que tengas y ponete delante del espejo. A continuación, poné la lámpara detrás de la cabeza para no ver la luz reflejada en el espejo. Si observás una aureola alrededor de ella, es signo de que no está todo lo sano que debiera. La electricidad estática es la causante de la aureola ya que la cutícula podría estar algo dañada o seca.

También podés probar de frotar un globo inflado sobre tu cabeza, si casi todos pelos se pegan al globo es que tenés mucha carga eléctrica. En estos y otros casos por el estilo se muestra rebelde y tenderá a la formación de puntas abiertas. Lo importante es mantenerlo hidratado ya que los secos tienden a quebrarse con más facilidad porque son más rígidos. De ahí la importancia de usar productos especiales que han sido creados precisamente para conseguir un cabello fuerte y sano de la raíz a las puntas.

Incorporá a tu rutina algunos de los siguientes trucos:

1- Enjuagá tu pelo con agua templada: antes de salir de la ducha, enjuagate con agua templada o fría para suavizar las cutículas de las hebras, lo que hará que no esté dañado y que no acumule tanta estática. Secalo primero con una toalla anti frizz sin frotar después de lavarlo y antes de usar el secador (no abusar ni de éste ni de la planchita).

Publicidad

2- No lo laves todos los días: ni uses productos que no cubran las necesidades de tu pelo. Cuanto más cuidado esté, más sano y sedoso se dejará ver.

3- Protegelo de las inclemencias del tiempo: protegelo del mal tiempo con gorros y bufandas.

4- Usá un peine de púas naturales: evitá los cepillos de metal o de fibras artificiales y optá por los de madera, de cerdas naturales o de púas de jabalí, mejor que mejor si no tienen la bolita en la punta ya que son los que mejor ayudan a quitar los enredos. Y mejor aún si se ajuste a tu tipo de pelo: el lacio necesita un cepillo acolchado; cuando hay mucho cabello es mejor un cepillo con las cerdas de bambú para desenredarlo y los peines de púas grandes son ideales para las cabelleras rizadas.

5- Usá una mascarilla: aplicá una pequeña cantidad sobre el pelo húmedo cada vez que te lo laves y dejá actuar todo el tiempo que puedas. Seguí las instrucciones que se indican en la etiqueta y comprá la que se adecué a tu tipo de melena.

Publicidad

6- Un extra de hidratación: además de la mascarilla o el acondicionador, si tenés mucha estática, podés optar por una crema, cera o mouse anti encrespamiento.

7- Pasá una toallita seca: para tratar de bajar la electricidad estática una vez ya se ha instalado en el cabello pasá una toalla de forma suave por la melena y verás cómo empieza a perder esa intensidad.

8- Escogé bien tu shampoo: cuanto más ingredientes naturales tenga mejor y que sea acorde a lo que tu cabello demanda: si está seco y necesita de un extra de hidratación o si es quebradizo y necesita de componentes que lo fortalezcan.

Fuente: Diario femenino

Publicidad

Salud

Claves para cuidar y prolongar tu manicura

Tips para conservarlas en buen estado

Existen cada vez más tratamientos de manicura, desde esmaltados semipermanentes, hasta uñas gelificadas o acrílicas, entre otros. Conforme van pasando los días, las uñas crecen y cuando es momento de hacer un mantenimiento, solemos ponernos impacientes y cometemos errores que pueden deteriorar su estado.

Para mantenerlas bien el mayor tiempo posible, tenemos que pensar qué hacemos cotidianamente con las manos: si las exponemos al agua, a los ingredientes de la cocina o a los productos de limpieza.

Las expertas recomiendan las uñas de acrílico a quienes están durante su jornada laboral tecleando la computadora o reponiendo cajas, mientras que las del gel a aquellas que están en contacto con el agua, ya que es el producto que más resiste a la humedad.

Sea cual sea la opción que elijas, estos son algunos tips para cuidarlas:

Publicidad

1) Hacer un cuidado diario de hidratación de uñas y cutículas.

2) Lo ideal es acudir a los mantenimientos con tu esteticista de confianza en un máximo de dos ó tres semanas desde la aplicación.

3) No arrancar las uñas artificiales, ya que puede llevar a que la natural se dañe, tardando muchos meses en llegar a repararse por completo.

4) Hidratar y regenerar la uña natural y su cutícula para que no se dañen, intentando limarlas en vez de cortarlas.

Publicidad

5) Prestar especialmente atención también con las uñas más débiles, reforzarlas antes de aplicarles color con un producto flexible que mantenga siempre la misma curvatura de la uña natural.

Fuente: Para Ti

También podés leer: Cómo usar los stickers para las uñas

Publicidad
Continuar leyendo

Salud

Diez ideas de toppings para tus sopas

Cómo darle un toque diferente y saludable a este plato

Si querés darle un toque diferente a tus sopas, estos ingredientes le van a otorgar un sabor diferente además de la oportunidad de comer verduras u otros alimentos saludables de forma diferente.

Estas son algunas ideas:

Vegetales en escabeche

Cualquier verdura que contraste con los ingredientes será perfecta, aún la misma con la que preparaste la sopa.

Publicidad

Germinados y microgreens

Son un topping saludable y que aportan sabor y textura.

– Germinados de alfalfa: sabor suave que combina bien con sopas de mariscos y pescados. Son muy resistentes a la cocción.

– Germinados de ajo: sabor suave y excelente para cualquier sopa con consistencia un poco más gruesa. Todos los de la familia Allium son más suaves que cuando la planta es adulta.

Publicidad

– Germinados de brócoli: funcionan bien en sopas con sabores ahumados y que sean a base de carnes nobles.

Yogurt

Una sola cucharada agrega cuerpo y contraste a las sopas. Usalo también para bajarle el picante.

Granola

Publicidad

La textura crujiente es perfecta en la parte superior de las sopas, especialmente las de invierno, como la de calabaza.

Nueces y semillas

Si la granola te parece demasiado dulce, probá esta opción. Las almendras en lascas son ideales, solo doralas levemente.

Huevos

Publicidad

Aportan proteína y son podés cocinarlos al mismo tiempo dentro la sopa. Es una opción perfecta para las que tienen ajo.

Miel picante

Es una combinación perfecta entre dulce y picante, ideal para la sopa de papas.

Pesto

Publicidad

Es un clásico. El consejo es que no exageres con la cantidad para que no quede aceitosa.

Hierbas aromáticas tostadas

Un tostado crujiente que resalta el sabor. Preferiblemente no combines más de tres hierbas.

Chips de queso

Publicidad

Hacé tu mezcla de quesos favorita y poné montoncitos a derretir en el horno tostador, hasta que se vean doradas las orillas.

Fuente: En mi casa

También podés leer: Receta para hacer un arroz con leche con 140 calorías

Publicidad
Continuar leyendo

Salud

Seis ideas saludables de colaciones para que tus hijos lleven al colegio

Opciones para la hora del almuerzo o la merienda

La comida que llevan tus hijos a la escuela debe ser de calidad, en el sentido de saludables y nutritivas, sin abusar del azúcar y de los procesados. A continuación, algunas ideas para que les prepares cuando hay que comer fuera de casa.

– Fruta más yogur natural o bebible: recordá que los yogures de sabores tienen azúcar añadido a su composición, así que conseguir que tomen naturales (o griegos en su defecto), es un gran paso hacia una alimentación más saludable. Son muchos los supermercados que venden yogures bebibles naturales no edulcorados.

– Fruta más quesito: Un clásico de toda la vida que sigue consiste una merienda muy completa. Podés optar por diferentes quesos saludables.

– Hummus con pan integral de centeno o picos integrales o zanahoria: prepará un buen hummus casero – o algún otro paté vegetal casero que les guste – ya que es saciarte, rico y nutritivo. Con unas tostadas de centeno como las que ya se venden en casi todos los supermercados o zanahoria en bastones si les gusta mojarla, completaréis una merienda ideal.

Publicidad

– Tortitas de quinoa/maíz y fruta: es conveniente que sean de maíz y de quinoa y no de arroz y que se acompañen de una fruta para que la merienda sea completa a nivel nutricional.

– Bocadillos de pan 100% integral de centeno, espelta, trigo sarraceno con rellenos saludables: para unos sándwiches muy saludables, poneles palta,, tomate, queso fresco o untado y demás alimentos saludables.

– Empanaditas dulces o saladas: si te cuesta que no quieran comer algo dulce en la merienda, probá de hacer unas empanadas caseras con una crema casera de cacao y avellana, o de cacao y banana. Si las hacés al horno será más saludables.

Fuente: Ser Padres

Publicidad

También podés leer: Cómo calmar las rabietas rutinarias de los niños

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR