Seguinos en nuestras redes

Economía

Por la escalada inflacionaria, los jubilados que cobran la mínima perdieron 6,7 haberes en cuatro años

El sector pasivo es el más afectado por la escalada de los precios, a pesar de las promesas del Gobierno y el nuevo aumento de la movilidad, la mayoría vive en la indigencia.

La inflación golpea cotidianamente a los argentinos, haciendo que más del 40 por ciento viva bajo la línea de pobreza, son embargo uno de los sectores de la sociedad más perjudicados es sin dudas el de los pasivos.

Es que en los últimos 56 meses, transcurridos desde diciembre de 2017 y agosto de 2022, los jubilados que cobran la mínima perdieron 6,7 haberes. Por lo que la compensación de la pérdida acumulada de poder adquisitivo debería ser de 345.600 pesos, según el valor calculado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal.

Esto quiere decir que el nuevo aumento de la movilidad jubilatoria, además del bono para tratar de reducir el impacto de la inflación en sus magros ingresos, no servirá de nada, teniendo en cuenta la grave situación que atraviesan.

Con una inflación promedio mensual minorista del 3,5%, aproximadamente, se deduce que, este nivel tan elevado ha erosionado el poder adquisitivo de los sectores sociales con ingresos fijos, principalmente jubilados y pensionados, asalariados y receptores de asignaciones.

Publicidad

La información se desprende de un documento del Instituto Argentino de Análisis Fiscal, que analiza la situación particular de los jubilados y pensionados que cobran el haber mínimo, que en la actualidad es de 37.500 pesos mensuales.

El informe detalla que la evolución del haber real de los meses de agosto de los últimos seis años, con excepción del octavo mes del año 2020, tiene una tendencia descendente que es clara. En este mes, un jubilado con la mínima debería estar cobrando 49.600 pesos para tener igual poder adquisitivo del que tuvo en agosto de 2017.

Lo que quiere decir que el haber del mes de agosto tiene una pérdida real del 24% respecto al haber de agosto de 2017. Esto significa que si se quisiera recuperar el poder adquisitivo del mes de agosto de 2017 habría que aumentar el haber un 32% y de ahí que se ajuste a la inflación.

Tomando como año base al 2017, la pérdida acumulada en los últimos 56 meses es de 8,4 haberes. Esto significa que los cincuenta y seis haberes cobrados fueron equivalentes a 47,6 haberes del año 2017. De otra forma, perdieron de manera acumulada el equivalente a un 15,5% del total de ingresos del periodo.

Publicidad

Si bien, el pago de bonos compensatorios mitigó parte de la pérdida acumulada. Concretamente, considerando todos los bonos otorgados hasta ahora, la pérdida se reduce a 6,7 haberes. Es decir que la pérdida acumulada neta de bonos es hoy el equivalente al 12,3% del total de ingresos.

Economía

La inflación no frena: el mes de octubre empezó con aumentos de precios

De acuerdo al monitoreo de “alta frecuencia”, septiembre finalizó con una suba de los alimentos por arriba del ocho por ciento. Un nivel récord para el año

Preocupación en el Gobierno por la inflación. Los últimos registros del Banco Central dan cuenta de esa realidad tan preocupante.

De acuerdo al monitoreo de “alta frecuencia”, septiembre finalizó con una suba de los precios de los alimentos por arriba del 8%.

Un nivel récord para el año. Lo más alto se había visto en julio último, cuando el IPC trepó al 7,4%. La novedad en esta acelerada dinámica inflacionaria es que ahora están incluidos los productos esenciales.

Por otra parte, las grandes cadenas de supermercados y también los mayoristas recibieron una verdadera ola de aumentos para el inicio de octubre. No hay rubro que quede al margen de los ajustes.

Publicidad

Según un relevamiento de iProfesional entre cadenas de supermercados y mayoristas, que reciben directo de los fabricantes, acusó ajustes de entre 5% y 16% en alimentos. Y hasta 20% en el caso de las bebidas no alcohólicas. Los vinos tienen subas promedio del 10%.

Siguen los aumentos: el Gobierno autorizó una suba del 50% en el precio de la yerba mate

De confirmarse el dato por el INDEC el próximo viernes 14, cuando el Instituto divulgue la inflación del mes pasado, tendrá un impactante efecto político.

Publicidad
Continuar leyendo

Economía

Por presiones internas, el Gobierno posterga la quita de subsidios a la luz y el gas

La medida debía regir desde el pasado mes de septiembre, pero en Energía advirtieron que se aplicará entre octubre o noviembre

Debido a presiones internas, el Gobierno posterga la quita de subsidios a la luz y el gas. La secretaría de Energía, Flavia Royón, explicó que la segmentación va a tener lugar “a partir de los consumos de octubre”.

Eso quiere decir que las boletas nuevas, entonces, llegarán en el mes de noviembre. Según el diario Clarín, el Estado tiene problemas para identificar los hogares de bajos ingresos que no se inscribieron en el registro de subsidios.

También hay otras causas como los llamados de gobernadores, intendentes que ante una inflación del 7% mensual temen que se avive un clima de agitación social. Es el argumento que también esgrimen desde el kirchnerismo que se opone al ajuste.

La secretaria de Energía, Flavia Royón

El Gobierno estima que para la electricidad, unos 5,9 millones de hogares perderán el beneficio, sobre un total de 14,9 millones.

Mientras que en el caso del gas, un total de 9,7 millones de hogares, unos 4,1 millones dejarán de percibir la tarifa subsidiada, según estimaciones oficiales.

Publicidad

Interna en Juntos por el Cambio: acusan a Facundo Manes de querer “romper la oposición”

La mayoría de ellos resultarán beneficiados por esta demora, ya que sólo los que llenaron el registro y quedaron en la categoría uno empezaron a perder la ayuda estatal para sus consumos desde el mes.

Continuar leyendo

Economía

Siguen los aumentos: el Gobierno autorizó una suba del 50% en el precio de la yerba mate

Octubre llegó con fuertes alzas en distintos sectores, ahora se suma uno de los productos más populares y que no puede faltar en la canasta de los argentinos, sobre todo de los sectores más vulnerables.

Mientras el Gobierno se esfuerza en mostrar preocupación por la fuerte inflación y las bajas en el consumo, autoriza aumentos en distintos sectores, que no solo disparan las estadísticas, sino que degradan cada vez más el poder adquisitivo de los argentinos.

Uno de los productos más populares y que in dudas, está presente en la cotidianidad de gran parte de la ciudadanía, es la yerma mate, que a pesar de su elevado consto, sigue siendo uno de los favoritos en la canasta básica argentina.

En este marco, la Secretaría de Agricultura autorizó un nuevo aumento del 49,46% en precio de la yerba mate para la industria, lo que dejó a la tonelada  de hoja verde, en unos 70.080 pesos.

Mientras que la yerba mate seca, pasará a valer 266.304 pesos por tonelada. Según se excusó el organismo que ahora depende del ministro de Economía, Sergio Massa, los anteriores precios de la materia prima habían sido fijados en mayo, y su actualización responde a la norma que regula dos subas anuales.

Publicidad

Por lo pronto, según destacó la cartera que conduce Juan José Bahillo, los nuevos valores regirán desde hoy,  hasta el 31 de marzo de 2023. Esta decisión fue celebrada por el gobernador de la provincia de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, quien señaló que será “una buena base para futuros precios”.

“Ante las autoridades nacionales mostramos la realidad y la instancia del sector yerbatero para la provincia”, señaló el mandatario, a rtraves de su cuenta de Twitter al tiempo que destacó el “trabajo en conjunto” de la provincia con el secretario de Agricultura, y el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM).

Publicidad

Si bien, es un avance para los trabajadores del sector que pasaran a recibir unos 84,96 pesos por el kilo de hoja verde, a lo que la industria ofrecía tan solo 55,33. Indefectiblemente esta suba se trasladará al precio de venta del producto.

Lo que se traduce, en que el paquete de yerba en el supermercado tendrá un aumento de, al menos, el 50% para el consumidor, ya que el sector empresarial buscará paliar el aumento a sus trabajadores, con la ganancia en el último eslabón de la cadena.

Por lo tanto se estima que para fines de la primera semana de octubre, los precios del kilo de yerba se eleven de manera considerable, golpeando principalmente a los sectores más vulnerables, en donde el mate y el mate cocido, suelen ser de consumo constante, y muchas veces reemplazo de algunas comidas.

 

Publicidad

 

 

 

Publicidad
Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR