Seguinos en nuestras redes

Sociedad

Ezeiza: detuvieron al menos a cuatro ciudadanos iraquíes que arribaron al país con pasaportes falsos

Se trata de varios jóvenes de entre 20 y 23 años que llegaron a la Argentina desde Brasil y tenían pautado viajar a los Países Bajos.

Al menos cuatro ciudadanos iraquíes kurdos fueron detenidos el pasado lunes tras arribar a la Argentina con pasaportes falsos de Francia. Se trata de varios jóvenes de entre 20 y 23 años que llegaron al país desde Brasil y tenían planeado viajar a Ámsterdam, en los Países Bajos.

Buscaban embarcarse en el vuelo 702 de la aerolínea KLM, cuando fueron arrestados por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) a partir de un aviso de personal de la Dirección Nacional de Migraciones.

Tras secuestrar la documentación, se realizó una verificación con el Registro Nacional de Reincidencia y de Interpol para determinar si tenían antecedentes, eran buscados por las fuerzas policiales o figuraban en algún registro internacional de ilícitos.

Entre los detenidos, figuran Sozan Edo, (pasaporte A15910283), Massod Faeedi (pasaporte A9068590), Salma Al Saleem (pasaporte A17106980), y Saad Qolo (pasaporte A19263910), de acuerdo a lo consignado por Infobae.

Publicidad

La causa, que trascendió recién este miércoles, quedó a cargo del Juzgado Federal de primera instancia en lo Criminal y Correccional N° 1 de Lomas de Zamora a cargo de Federico Villena, el mismo magistrado que está a cargo de la investigación del avión venezolano-iraní retenido en el Aeropuerto de Ezeiza.

Educación

Denuncian aprietes contra alumnos que no apoyan las tomas de escuelas porteñas

Estudiantes que votaron en contra de la medida reciben inultos y amenazas por pensar distinto.

En medio del conflicto por las tomas de los colegios porteños, por distintas razones, que más que nada tienen un componente político, alumnos denuncian que son amenazados e insultados por oponerse a las medidas de fuerza. Ese es el caso de Constanza, una alumna del Colegio Lengüitas, que junto a su madre Paola Galgani, relatan lo que viven por estar en contra de la toma.

Mi hija me contó que sus compañeros politizados la maltrataron, la apretaron e insultaron por pensar distinto, por no adherir a la toma de la escuela, y lo que es más triste y llamativo es la bajada de línea de varios docentes quienes no sólo alientan a la toma sino que permiten volver loco al que no esté de acuerdo”, comenta la mujer.

El Lengüitas, que cuenta con unos dos mil alumnos, repartidos en sus tres niveles: inicial, primario, secundario y terciario, es una de las 12 instituciones educativas de la Ciudad de Buenos Aires que se sumaron a la ola de protestas, que comenzó en el Colegio Mariano Acosta, hace unos días.

“El viernes pasado se votó por los pasos a seguir y el resultado fue 302 a favor de la toma, 195 en contra y 80 y algo votaron en blanco o se abstuvieron. Yo voté que por el no, pero soy una minoría en mi curso, donde el 80 por ciento de los alumnos es kirchnerista. Yo no me siento escuchada, ni representada. Algo parecido sucede con un compañero, Franco, que es anti-K, que no se calla nada, pero lo estigmatizan”, explica Constanza.

Publicidad

El escenario que dejar ver la estudiante, es el que se viene revelando en los últimos días con las conexiones entre las medidas de fuerza y la agrupación política La Cámpora Secundarios, una ramificación de la organización que conduce Máximo Kirchner a nivel nacional.

Yo rechacé la toma porque la verdad es que no advierto los problemas graves que dicen que hay. Esto de las viandas o las pasantías, no lo veo como motivos para tomar semejante decisión. Tenés canastos con barras de cereal y galletitas a disposición, que no son comida, pero en mi colegio no hay hambre”, manifiesta la alumna de bachiller que expone la movida política detrás de las protestas.

Por su parte, Paola que como madre conoce la situación de  la escuela a la que concurre su hija, explica que, “en el Lengüitas nadie tiene hambre. Nadie. Por un lado, el 95 por ciento de las familias tienen un poder adquisitivo de medio para arriba. Por otro, entrar a este colegio no es nada sencillo, al contrario”.

“Mi hija se tuvo que preparar en inglés durante un año. Lo mismo que los demás. Está más que claro que esto es ciento por ciento político, ¿o me vas a decir que en el Gran Buenos Aires las escuelas están mejor?”, deduce la mujer muy preocupada por como seguirá la educación de su hija.

Publicidad

Mientras el conflicto siga en pie, Constanza reflexiona: “No sé cómo va a seguir esto, me inquieta, sólo espero que se pueda volver la semana que viene. Yo quiero seguir estudiando, recuperar lo que se perdió en la pandemia y pese a la politización del colegio yo elijo seguir yendo al Lengüitas, no quiero cambiarme”.

En tanto, su madre relata que los ataques son continuos, insultos, agresiones, desunión, entre padres, docentes y alumnos, por pensar distinto, por estar en contra de una medida extrema que perjudica a chicos y adultos.

“Se ha perdido todo el respeto hacia la autoridad. El viernes pasado vino la rectora del Lengüitas a hablarnos sobre la decisión que implicaba la toma del colegio y cuando notificó que iban a pasarnos las faltas, la interrumpieron, no la dejaron hablar, la insultaron, le gritaron y se tuvo que retirar entre lágrimas. Cómo han cambiado los valores, ¡adónde hemos llegado!”, resalta la adolecente mostrando el nivel de violencia que se genera.

Además, destaca que “se apropian del colegio para ver el partido de la selección, para hacer un asado, tomar clases de yoga. Hay más clima de joda, que otra cosa. Y, oh casualidad, justo esta semana en mi curso teníamos tres pruebas de matemática, química y geografía”.

Publicidad

 

 

Continuar leyendo

Sociedad

El conflicto mapuche se agrava en el sur y ya usurparon 40 hectáreas

Vecinos de Bariloche harán una movilización el domingo y pretenden llegar hasta la zona núcleo del conflicto

Bajo la pasividad cómplice del Gobierno, la comunidad mapuche sigue avanzando en la Patagonia y en muchos casos utiliza la violencia como recurso para apropiarse de territorio ajeno.

Así, desde el inicio del conflicto la comunidad Lafken Winkul Mapu ya usurparon más de 40 hectáreas en Mascardi incluyendo la playa del lago del mismo nombre, según pudo confirmar Clarín.

En un intento de visibilizar una situación cada vez más complicada, vecinos de Bariloche y alrededores realizarán un “banderazo patriótico” el próximo domingo. En la movilización pretenden llegar hasta Mascardi, zona núcleo del conflicto y donde se han producido cientos de ataques en los últimos años.

La movilización comenzó a gestarse tras los dos ataques de miembros de la comunidad: el 26 de septiembre incendiaron la cabaña Los Radales, pese a que contaba con custodia de Gendarmería por un previo incendio y en el día de ayer usurparon la casilla que prendieron fuego y ahora controlan la propiedad.

Publicidad

El ataque a la propiedad Los Radales dio un giro en la situación ya que se atacó a fuerzas nacionales, sin embargo hasta ahora el Gobierno no tomó medidas al respecto incluso cuando los propios gendarmes que se encontraban custodiando la propiedad reconocieran que son un “blanco fácil” para recibir ataques.

En línea similar, en un comunicado, el Sindicato de Guardaparques Nacionales de la República Argentina (SIGUNARA) aseguró que Mascardi es una “zona liberada”.

Continuar leyendo

Salud

Señales para detectar una mentira

Cuáles son los gestos que pueden ser indicio de que no te están diciendo la verdad

Existen algunas señales que pueden ayudar a detectar a una persona mentirosa. Si estás sospechando de que lo que te dice no es verdad, el lenguaje corporal a veces puede dar indicios.

1- Te mira fijamente

Podría pensarse que un mentiroso mueve constantemente los ojos debido al nerviosismo. Sin embargo, una persona que miente te mirará fijamente para comprobar que estás creyendo todo lo que dice.

2- Repetición de palabras o frases

Publicidad

Suele repetir una frase al grado de creer lo que dice.

3- Exceso de información

Para que su discurso sea creíble, lo “adornan” con demasiados detalles.

4- Toca su cuerpo

Publicidad

Suelen ensayar varias veces su historia y agregan gestos que lo hagan ver de forma natural. Sin embargo, pueden tocar su pecho o cabeza porque no saben qué hacer o cómo expresarse exactamente.

5- Señales en la cara

– Si los labios se van hacia adentro, es señal de alerta.

– Demasiado pestañeo significa nerviosismo.

Publicidad

– Sonrisa de cocodrilo. Cuando el cocodrilo “sonríe” significa que te va a atacar. Una sonrisa sincera presenta arrugas en los ojos o las comisuras de los labios.

– Frotar los dedos o las manos.

6- Señales en la voz

Hablar demasiado rápido.

Publicidad

7- Señales en las palabras

Decir muchas veces “para ser sincero”, “dejame que te cuente la verdad”, son formas de dejar en claro que se está diciendo la verdad, cuando puede que no sea así. Por otro lado, repetir preguntas le ayuda a pensar más lo que va a decir y poder continuar con su mentira.

Tené en cuenta que una sola señal no es evidencia de nada y podría tratarse de otra situación. Sin embargo, si desconfiás de lo que dice y se presentan varias señales al mismo tiempo, son indicadores de que algo no va bien.

Fuente: Salud 180

Publicidad

También podés leer: Siete señales para detectar una relación tóxica

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR