Seguinos en nuestras redes

Economía General

Quién es y cómo piensa Gabriel Rubinstein, el número dos de Massa en Economía

El economista será quien acompañará al nuevo ministro en el Palacio de Hacienda y lo hará como secretario de Programación Económica y viceministro; Rubinstein es un técnico cercano al exministro de Economía Roberto Lavagna

Desde muchos sectores reclamaron en las últimas horas que el flamante ministro de Economía, Sergio Massa, tuviera a un economista profesional y de perfil técnico a su lado. Recordemos que el tigrense es abogado y, aunque siempre estuvo rodeado por un equipo propio de economistas, no se trata de una materia por la cual se haya destacado durante su recorrido político.

En este contexto, en las últimas horas comenzó a sonar el nombre del economista Gabriel Rubinstein como el compañero de Massa en el Palacio de Hacienda. Rubinstein será Secretario de Programación Económica, una suerte de viceministro que tiene el rol de enlace con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y organismos multilaterales, entre otras competencias.

En la actualidad, Rubinstein se desempeñaba como titular de GRA Consultora, una de las usinas de análisis económico consultada por políticos y empresarios.

Anteriormente, Rubinstein trabajó en el sector público, siendo representante del Banco Central de la República Argentina durante la gestión de Roberto Lavagna, entre 2002 y 2005.

Publicidad

Tras su paso por el BCRA, el economista hoy elegido por Massa para secundarlo en el Ministerio participó fue director Ejecutivo Bolsa Comercio Buenos Aires y también coordinó el Estudio Broda.

¿Cómo piensa Rubinstein?

Rubinstein tiene una visión de la economía muy distinta a la del kirchnerismo: señala que la política de precios máximos genera desabastecimiento, destaca que hay que reducir el déficit fiscal para bajar la inflación y advierte que es “complicado” convivir con brechas cambiarias muy altas, porque hace difícil que el BCRA compre reservas, como está ocurriendo.

“Lo urgente e importante en Argentina es terminar con el desequilibrio fiscal, mejorar la credibilidad interna y externa (importante desde lo político) para fortalecer reservas y mantener un endeudamiento responsable”, había escrito en su cuenta de Twitter el lunes pasado, ya con Massa elegido como sucesor de Silvina Batakis en Economía.

Publicidad

“Bajo estas condiciones, la inflación podría comenzar a estabilizarse en niveles razonables. Caso contrario, el riesgo hiperinflacionario seguirá tocando la puerta, y cada vez más fuerte”, había advertido.

Publicidad

Economía General

Exclusivo | “Remake” del Chocoarroz: el Gobierno gastará $ 293.000.000 en “maní con chocolate”

Así se desprende de una licitación abierta por el Ministerio de Desarrollo Social a través del sitio COMPR.AR; la cartera busca comprar dos millones de raciones de 150 gramos de maní con chocolate

En abril del 2018, una investigación sobre los gastos del entonces ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y su equipo de trabajo, echó luz sobre cuantiosas erogaciones durante sus viajes al exterior. En ese cúmulo de gastos, hubo uno que llamó la atención de muchos medios de comunicación: habían pasado como gasto ministerial la compra de una caja de alfajores de la marca Chocoarroz.

Dujovne, señalado por gastos polémicos

Aquel episodio, aún hoy muy recordado en redes sociales, cobró actualidad en las últimas horas luego que el Ministerio de Desarrollo Social encabezado por “Juanchi” Zabaleta abriera una licitación multimillonaria para comprar dos millones de cajitas de maní con chocolate.

NEXOFIN detectó la llamativa compra en el sitio oficial COMPR.AR. Tras analizar las ofertas presentadas, NEXOFIN comprobó que hay tres empresas que se disputan la licitación. Sin embargo, dos de ellas no llegaron a ofrecer las dos millones de unidades con las que el Gobierno Nacional quiere disponer, por lo que sólo la compañía Golosinas O.E.N.P. SA pareciera tener encarrilada la licitación.

Publicidad

Café para todos: Kicillof gastará $ 7.519.650 en “máquinas automáticas de bebidas calientes”

Esta empresa pidió $ 293.920.000 a cambio de entregarle al Ministerio de Desarrollo Social las dos millones de cajitas de maní con chocolate de 120 gramos cada una. De estas dos millones de cajitas, el 70% deberá ser entregado en un depósito en Villa Martelli, mientras que el 30% restante deberá ser trasladado a la ciudad de Tafí Viejo, en la provincia de Tucumán. La logística de entrega deberá concretarse en el lapso de 30 días corridos, según se desprende del PLIEG-2022-68202775 analizado por este medio.

Las otras dos empresas participantes de la licitación -cuya apertura de sobres se dio este martes por la mañana- ofrecieron proveer al Estado con 400.000 cajitas de maní con chocolate cada uno. Únicamente la empresa CUMA SRL mejoró los precios de la mencionada Golosinas O.E.N.P. SA, poniendo a disposición del Ministerio de Desarrollo Social 400.000 cajitas de 100 gramos de maní con chocolate a $ 129 cada una. Si bien mejoró el precio por unidad, la empresa ofreció 20 gramos menos de maní con chocolate por cada caja.

En el caso de Golosinas O.E.N.P. SA, el precio ofrecido por cada caja de 120 gramos fue de $ 146,96, mientras que la tercera empresa que participó fue Sayfil SRL, que ofreció cajitas de 100 gramos a un precio de $ 215,69, quedando muy por encima que sus rivales.

Publicidad
Continuar leyendo

Economía

Aumentazo de fabricantes tras el llamado a un acuerdo de precios y salarios

La misma tarde en la que el Presidente lo anunció, las firmas alimenticias subieron entre 9 y 12 por ciento con el objetivo de “cubrirse” por un supuesto congelamiento

Con una inflación disparada a niveles complejos, hay un dato que le muestra al Gobierno que llegar a un acuerdo político de estabilización con sectores del poder económico será una tarea titánica y un juego de confianzas y desconfianzas con pocas posibilidades de éxito. El martes último, en un acto en Lomas de Zamora, el presidente Alberto Fernández anunció que el Ejecutivo -luego de una charla del primer mandatario y el ministro de Economía, Sergio Massa– busca edificar un acuerdo de precios y salarios con empresarios y sindicatos, con el objetivo de alinear expectativas y cubrir uno de los varios flancos que le ponen peso a la inflación.

Esa misma tarde posterior al anuncio, un grupo muy importante de empresas de consumo masivo mandaron al sector comercial y del supermercadismo listas con “aumentos preventivos” de precios cubriéndose del posible congelamiento de variables que generaría ese pacto de estabilidad perseguido por el oficialismo. Todo cuando sólo había habido una mención presidencial, sin convocatoria formal ni mucho menos detalles de qué se buscaría con la iniciativa y cuál sería el aporte de los diferentes sectores.

Las listas con subas llegaron la tarde del martes y algunas el miércoles por la mañana, con aumentos de entre 9 y 12 por ciento de una sola vez. Y sorprendieron a todo el mundo. Todas esas alzas se dieron de parte de empresas que en el año llevan aumentos acumulados muy superiores a la inflación.

Las subas del 9 por ciento pertenecen a las empresas Mastellone (La Serenísima), Unilever, Arcor y Molinos; mientras que Mondelez subió un 12 por ciento. Esas firmas producen bebidas, farináceos, dulces y hasta productos de limpieza e higiene. Todas ya acumulan en el año incrementos por encima de la inflación proyectada para todo el año, en algunos casos incrementos que están por encima del 70 por ciento.

Publicidad
Continuar leyendo

Economía

Por el cepo a las importaciones, Dánica frenará la producción en dos de sus plantas

Según publicó la empresa argentina a través de un comunicado, la pausa afectará a más de 200 colaboradores en las unidades productivas de Llavallol, provincia de Buenos Aires, y Villa Mercedes, San Luis.

En medio de las complicaciones que acarrean las restricciones impuestas a las importaciones, la mayor fabricante de margarina en el país, Dánica, anunció que frenará la producción en dos de sus plantas por la imposibilidad de traer al país insumos desde el exterior.

“La marca Dánica, que produce margarinas para la industria de la panificación, para usos hogareños y aderezos, suspenderá la producción de sus plantas a partir del 31 de agosto debido a la falta de insumos importados indispensables para la elaboración”, informaron a través de un comunicado.

En ese sentido, explicaron que “luego de varios meses de afrontar dificultades con cambios en las restricciones cambiarias y la imposibilidad de pagar en el exterior insumos importados vitales para la producción (PKO, Estearina de palma y almidón), y el consumo total de su stock de materia prima, la compañía frenará su producción generando un inminente desabastecimiento de sus canales de comercialización de consumo masivo e industrial y consecuente impacto en las cadenas de panificación y de restaurantes del país”.

“La situación se planteó oportunamente a las autoridades de los distintos estamentos y reparticiones desde el mes de noviembre de 2021, anticipando que de no autorizarse el acceso a divisas para la importación de insumos se produciría un quiebre de stock y consiguiente desabastecimiento al mercado nacional”, dijo la empresa.

Publicidad

El negocio de Dánica se centra en el consumo masivo (margarina y aderezos), al mismo tiempo que se dedica al abastecimiento de materias grasas para la cadena de la panificación y gastronómica.

Según trascendió, la situación afectará a más de 200 colaboradores de la empresa en las unidades productivas de Llavallol, provincia de Buenos Aires, y Villa Mercedes, San Luis.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR