Seguinos en nuestras redes

Salud

Cuáles son las causas de las estrías en los hombres

Cuáles son las alternativas para mejorar su aspecto

Las estrías son una distensión de la piel que quiebra las fibras elásticas. Se trata de placas atróficas lineales frecuentes en el abdomen, los senos, los muslos y las caderas. Por lo general, surgen debido al estiramiento continuo y progresivo de la dermis. Se les considera una forma de cicatrización, producto del colágeno y la elastina deteriorados.

Las estrías de distensión (ED) son de naturaleza benigna y raras veces pueden ulcerarse o romperse. Los síntomas están divididos en dos fases:

– Aparición de líneas moradas o rojas: salen justo en la zona estirada. En esta etapa, la piel pica y tiende a levantarse.

– Cambios blanquecinos: esta es la apariencia definitiva de las estrías. Se sienten más hundidas que la piel que les rodea.

Publicidad

Se cree que el factor hereditario incide en la formación de las estrías en los hombres. Hay pieles con fibras bastante elásticas, pero otras carecen de colágeno y derivan en estas alteraciones con mayor frecuencia. Ocurre que la flexibilidad cutánea alcanza un punto en el que no da más o no tensa tan rápido.

Asimismo, existen patologías que ocasionan la sobreproducción de corticosteroides naturales, unas sustancias que regulan la generación de células de la piel, como los fibroblastos y los queratinocitos.

Otras particularidades que influyen:

– Obesidad o incremento acelerado de peso: las subidas de peso bruscas hacen que la grasa subcutánea genere estrías abdominales.

Publicidad

– Dieta deficiente: nutrientes como la vitamina C, el omega 3 y el 6, así como los suplementos con colágeno y con elastina favorecen a las fibras, previniendo las ED.

– Pubertad: en la transición a la adolescencia, algunos evidencian estrías en la espalda, la zona alta de los brazos, en las nalgas y en los muslos. Esto sucede por el pico de estiramiento de la piel propio del crecimiento.

– Culturismo: todo ejercicio intenso para desarrollar los músculos de modo acelerado podría causar estrías; sobre todo en el pecho o en el extremo exterior del músculo trabajado. También el consumo de esteroides anabólicos para aumentar la masa muscular.

Si las rayas todavía son rojas, hay oportunidad de atacarlas. Por el contrario, cuando se tornan blanquecinas o grisáceas, es más difícil desvanecerlas. En todo caso, los tratamientos no son 100 % efectivos en la eliminación de estrías. Sin embargo, hay alternativas que mejoran en gran medida el aspecto.

Publicidad

Cremas: las cremas y los geles que disminuyen las estrías, en su mayoría poseen elementos naturales y otras sustancias como pantenol, silicona, lípidos y colágeno soluble. Todos los componentes están destinados a estimular el colágeno y la elasticidad. No existen las cremas milagrosas, pero sí algunas combinaciones que recuperan las pieles marcadas.

Aloe vera: los masajes en la región con estrías son mejores con este regenerador de tejidos y cicatrizante. Aprovechá después de la ducha y untá un gel que contenga la planta. La piel recién lavada permite la rápida absorción. Tené paciencia, pues los resultados son paulatinos.

Rosa mosqueta: es reconocida por su poder para renovar la superficie cutánea, alisar la piel y minimizar imperfecciones gracias a su contenido en ácidos esenciales omega 3 y omega 6, así como en vitamina A. La fórmula funciona como cicatrizante y emoliente.

Centella asiática: es recomendada para tratar las estrías de modo tópico, pues se le atribuyen capacidades de regenerar la piel. La hierba beneficia la resistencia a la tracción de la piel recién formada.

Publicidad

Manteca de cacao: hidrata, nutre y contribuye con antioxidantes. Fusionar una cucharada de manteca de cacao con otra de aceite de oliva es ideal contra las estrías. Usá la mezcla por las mañanas y por las noches.

Limón: aplicá el jugo de un limón recién exprimido en los puntos afectados, date un masaje y esperá media hora. Transcurridos los 30 minutos, enjuagar con agua tibia. Mientras lleves a cabo el tratamiento evitá el sol, ya que podés sufrir hiperpigmentación. Si preferís, dejá que el jugo de la fruta actúe toda la noche y retiralo por la mañana. El limón es rico en vitamina C, un componente de peso para prevenir el envejecimiento de la piel y desvanecer las estrías rojas.

Aceite de coco: aporta a la dermis antioxidantes, ácidos grasos y vitamina E. Supone el arreglo de los tejidos más perjudicados de la epidermis y que predisponen a las estrías. La manera de aplicarlo es calentando el aceite, esparciéndolo sobre la piel y masajeando en círculos. Dedicá por lo menos 10 minutos a la fricción para que la esencia penetre.

Ejercicio: ejercitarse con pesas sirve para tonificar y camuflar un poco las estrías. Las rutinas deben ser progresivas y sin caer en excesos, ya que sería contraproducente. La práctica de cardio, los ejercicios para la espalda y para los glúteos, consiguen buenos resultados.

Publicidad

No siempre se previenen las estrías, debido a las circunstancias genéticas, pero reducir las probabilidades de tener dichas marcas está asociado al peso saludable, sin subidas aceleradas. Adelgazar rápido también es un factor de riesgo, porque la dermis afronta un desequilibrio de igual modo.

– Hidratá y nutrí la piel con aceite de almendra, de caléndula, de jojoba o de argán.

– Beber suficiente agua para conservar la elasticidad cutánea.

– Comer fibras con las frutas y las verduras, porque además aportan vitaminas y antioxidantes.

Publicidad

– Bajar de peso poco a poco. Las dietas agresivas, aparte de afectar la salud, provocan flacidez y mayor riesgo de estrías.

Al margen de los remedios naturales para las estrías, ciertos abordajes con aparatología suponen resultados eficaces. Por ejemplo, la dermoabrasión, las terapias con luz láser, la inyección de plasma rico en plaquetas, el ácido hialurónico, la exfoliación química y la tretinoína tópica.

Fuente: Mejor con salud

Publicidad

Salud

Qué delineado te queda según tu tipo de ojos

Algunos tips para sacarle provecho al make up según tus facciones

Ante tanta diversidad de técnicas que existen actualmente, lo mejor es optar por aquel delineado que vaya mejor con nuestro tipo de ojos. Estos son algunos tips para que identifiques el tuyo y comiences a sacarle provecho.

1. Párpado caído: la mejor forma es trazando una línea a ras de las pestañas superiores y hacer un rabillo que dé amplitud a la mirada

2. Ojos separados: debido a la distancia que existe entre uno y otro el mejor delineado es aquel que engruese el lagrimal y termine difuminado en “V”.

3. Ojos juntos: hay muy poco espacio de distancia uno del otro, así que el mejor delineado es aquel que los enmarque con una línea suave en el lagrimal o que empiece a la mitad del párpado intensificándose hasta la comisura exterior.

Publicidad

4. Hundidos: el hueso de la ceja es más notable, por lo que el mejor tip de delineado es una línea gruesa es las pestañas superiores desde el lagrimal hasta el extremo y por último difuminar las pestañas inferiores.

5. Ojos saltones: son redondos y el globo ocular suele ser muy pronunciado. El tip de delineado es abarcar tanto el lado superior como inferior del ojo y difuminar ligeramente.

6. Ojos pequeños: delinear a ras de las pestañas superiores e inferiores y marcar una ligera “V”.

7. Ojos caídos: similar a los párpados caídos, el delineado para este tipo de ojos debe comenzar desde el punto más alto hacia el centro; algo parecido al cat eye.

Publicidad

Fuente: Ser zen

Continuar leyendo

Salud

Cómo hacer fertilizante casero con cáscaras de fruta

Cómo preparar un abono natural para tu cultivo orgánico

Cuando se desean tener cultivos orgánicos, lo mejor es usar abonos naturales, ya que, de esta manera, no se contaminan los productos con químicos. Si tenés un pequeño huerto en tu hogar y querés saber cómo abonar tus cultivos correctamente, estos son los pasos para que prepares un fertilizante casero con cáscaras de fruta.

Necesitás:

– 1,5 kilos de cáscaras de frutas con otros residuos orgánicos cómo verduras y pasto

– 300 gramos de azúcar

Publicidad

– 4 tazas de agua

– Paño grande

– Contenedor

– Cuerda

Publicidad

Instrucciones:

1- Mezclá los residuos y cáscaras con el azúcar

2- Cuando tengas una mezcla homogénea, vertí todo en el contenedor

3- Cubrí el contenedor con el paño y atalo a él con la cuerda

Publicidad

4- Esperá 10 días para que todo fermente

5- Pasado el tiempo, añadí a la mezcla el agua

6- Finalmente, usá la mezcla final para abonar tus cultivos y plantas

Fuente: La verdad

Publicidad
Continuar leyendo

Salud

Qué comer en cada fase menstrual

Alimentos recomendados para cada etapa del ciclo

Los cambios hormonales pueden generar cambios de emociones, aumento y disminución del apetito, la preferencia por cierto tipo de alimentos o los antojos y demás. El ciclo menstrual pasa por distintas fases y en cada una de ellas nos sentimos de una manera o tenemos unas necesidades distintas.

Una adecuada elección de alimentos, de acuerdo a cada fase, puede ayudar incluso a reducir algunos síntomas premenstruales y mejorar la forma de sobrellevar el periodo.

Fase menstrual

Durante esta fase, el recubrimiento interno del útero libera sustancias químicas que permiten al cuerpo soportar un embarazo (en caso de que el óvulo haya sido fecundado) o ayudan a desintegrar y desprender su recubrimiento (en caso de no haber fecundación). La progesterona disminuye drásticamente y con ella, la temperatura corporal.

Publicidad

Comprendida entre el día 1 y 5 del ciclo, se trata del momento en el que el cuerpo retiene mayor cantidad de líquido de forma natural, además de aumentar el cansancio y sensibilidad al dolor. Muchas se sienten más cansadas o desanimadas.

Incluí alimentos ricos en potasio y Omega3 como la cúrcuma y el jengibre, así como pescados azules o frutos secos, que poseen un efecto antiinflamatorio, reduciendo los calambres en el útero y disminuyendo los cólicos. Es el momento ideal para relajarse, descansar y hacer actividades físicas de impacto leve, como yoga o pilates. Consumí mucho líquido para reducir la retención, además de los alimentos ricos en fibras para evitar el estreñimiento.

Fase folicular o preovulatoria

Es la etapa posterior a la menstruación, en la que se forman los folículos que van convirtiéndose en un óvulo maduro. Los niveles de estrógeno aumentan cuando el ovario se prepara para liberar el óvulo.

Publicidad

En este momento, poseemos una mayor resistencia a la insulina, lo que permite tolerar mucho mejor los carbohidratos, ideal para incrementar el consumo de pastas integrales, tubérculos, pan y arroz integrales, entre otros. Además de la ingesta de proteínas, ya que se está formando el folículo y el endometrio aumenta de tamaño.

En esta fase el cuerpo usará a los glucógenos como sustratos energéticos y habrá una menor quema de grasas, razón por la cual deberíamos evitarlas. Se reduce también el metabolismo, que alcanza su punto más bajo una semana antes de la ovulación. En cuanto al carácter, en esta semana y media/dos semanas, muchas afirman que se encuentran mejor, más fuertes, animadas y menos sensibles.

Fase ovulatoria

El ovario libera el óvulo en la trompa de Falopio. Es la fase más corta, con una duración de 12-24 horas hasta un máximo de 36, (dependiendo de cada una) y se encuentra aproximadamente en la mitad del ciclo, alrededor del día 13 al 15, antes del inicio del siguiente periodo. En este momento, el nivel de estrógenos alcanza su punto máximo para dar lugar a la fase lútea.

Publicidad

Muchas dicen que la ovulación es un momento crítico y que lo notan incluso más que con la menstruación. Hay menos apetito, puesto que el cuerpo está focalizado en fecundar. Es el momento de mayor fertilidad y, en caso de buscar un embarazo es un momento óptimo para reforzar el consumo de alimentos con hierro y ácido fólico.

Durante esta fase, hay que bajar el consumo de carbohidratos (alimentos con almidón como pan, cereales, y arroces) porque el cuerpo no podrá gestionarlos de la misma manera que en las anteriores. Durante la ovulación, el metabolismo comienza a aumentar y muchos estudios lo relacionan con un aumento de la fuerza física.

Debemos también aumentar la ingesta de hidratos de carbono complejos (tubérculos, legumbres o frutas) y alimentos ricos en hierro, además de incluir frutos secos y cereales integrales, que regulan la progesterona de forma natural.

Fase lútea o premenstrual

Publicidad

Comprendida desde la ovulación hasta el inicio del siguiente periodo, momento en el que el saco que contenía el óvulo produce estrógeno y progesterona. Los cambios hormonales acá asociados al denominado síndrome premenstrual, produciendo alteraciones en el estado de ánimo, acné, hinchazón, dolores de cabeza, o sensibilidad, entre otros.

Hay una leve resistencia a la insulina, por lo que es habitual experimentar antojos dulces. También bajan los niveles de serotonina, lo que puede alterar el humor y despertar sentimientos de irritabilidad o tristeza.

Aumenta el metabolismo y con él, el apetito. Muchas no pueden controlar la cantidad de lo que ingieren, y algunas entran en un bucle de culpabilidad porque, además, debido a cambios hormonales importantes, el humor sufre muchos altibajos.

Pese a que demandamos dulce, es el momento en que el cuerpo peor gestiona los carbohidratos por lo que es importante tener soluciones más saludables para gestionar estos antojos. Conviene reducir el consumo de ultraprocesados debido a su alto contenido en sodio que favorece la retención de líquidos. E incluir alimentos como los frutos rojos o cereales integrales, ricos en magnesio.

Publicidad

Por su parte, las grasas saludables ayudan a reducir el apetito, por lo que se recomienda el queso, yogur griego, palta o chocolate negro. Las proteínas de calidad permitirán aumentar el nivel de saciedad lo que ayudará a que el cuerpo use más la grasa como combustible.

Cada fase tiene un impacto en el cuerpo, debemos aprender a conocernos y saber que el cuerpo experimentará fluctuaciones hormonales durante todo el ciclo. Si aprendemos a escucharlo, lo cuidamos y alimentamos como se debe, lograremos paliar aquellas sensaciones que nos molestan como la hinchazón, los dolores y los antojos.

Fuente: Style lovely

Publicidad
Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR