Seguinos en nuestras redes

Economía

Tarifas de luz y gas: cuál será el consumo máximo para no perder los subsidios

El ministro de Economía, Sergio Massa, anticipó que los casi cuatro millones de hogares que no lo solicitaron en la segmentación “serán el primer corte”

El nuevo ministro de Economía, Sergio Massa dio un discurso en el que detalló cómo será la primera etapa de la quita de subsidios. En ese sentido, adelantó que serán cuatro millones de hogares los que tendrán el “primer corte” y, por lo tanto, se les actualizarán las tarifas de luz y gas.

Mientras tanto, también explicó cuál será el consumo máximo permitido para quienes hayan pedido mantener este beneficio. En el caso de la electricidad, fijó una cantidad de kilowatts (kW), pero en el gas habrá un parámetro similar aunque dependerá de algunas variables.

El dirigente explicó que el Gobierno estableció “una segmentación que hoy nos muestra que casi 4 millones de hogares no solicitaron subsidios, y eso será un primer corte”.

Al mismo tiempo, entre los más de nueve millones que sí los pidieron, promoverán “el ahorro por consumo, no solamente por economía de las cuentas públicas, sino también por progresividad del sistema y por eficiencia en el uso de los recursos”.

Publicidad

Milei, sobre el equipo de Massa: “Moria Casán está más capacitada que De Mendiguren y Tombolini”

Es así que el ministro indicó que las tarifas de la luz tendrán el beneficio “hasta 400 kW, alcanzando al 80% de los usuarios, pero solo el 50% del consumo total residencial”.

Congreso: polémica en las redes por una foto de Cecilia Moreau, Máximo Kirchner y Massa

Por otro lado, en el gas “la quita será la misma lógica, partiendo de las diferencias climáticas y costos de distribución, pero también respetando la estacionalidad de diversas regiones de nuestro país”.

Publicidad

Economía

Precios Justos: advierten que en los comercios de cercanía los productos valen un 25% más

El programa para controlar precios que impone el Gobierno, demuestra un pésimo desempeño sobre todo en los barrios.

En un escaso intento de controla la inflación, la secretaria de Comercio, lleva adelante el programa Precios Justos, que trata de poner un tope en el valor de los productos de la canasta básica de los argentinos.

Sin embargo, el plan no cuenta con buena efectividad, ya que los comercios de proximidad, como almacenes y autoservicios chinos, que concentran el 60% del consumo, tienen una brecha de precios cada vez más grande con los supermercados.

Así lo indicaron desde la consultora Scentia, en donde señalan que esta tendencia se percibe desde abril de 2020. A partir de esa fecha se produjo “un quiebre en la velocidad de cambios de precios entre canales”, explicaron. Es que según el relevamiento, en agosto de 2022, la diferencia de precios entre los comercios de cercanía y los supermercados fue del 25%. Esta tendencia se profundizó con el paso de los meses.

Este fenómeno en parte sucede porque los supermercados tienen mayor poder de negociación a la hora de pactar los precios con sus proveedores, a quienes le compran mayor cantidad de mercadería, algo que no pueden hacer valer los pequeños comerciantes, y que los pone en desventaja.

Publicidad

Pero el principal factor que en las políticas oficiales de control de precios están incluidas históricamente las grandes cadenas de supermercados y no así los pequeños comercios o autoservicios chinos. Lo que se traduce en que el Gobierno tiene un mayor poder de fiscalización en las góndolas a través de las inspecciones y no así en los comercios de proximidad, que son mayores en cantidad.

En ese sentido, la de la Cámara que agrupa a los autoservicios chinos (CEDEAPSA), Yolanda Duran, sostuvo que el sector no forma parte del programa de Precios Justos porque el Gobierno nunca los convocó.

Frente a esto, Durán explicó que los comerciantes utilizan otros recursos para no perder clientes como “buscar los mejores precios y calidades en distintos lugares como mayoristas y distribuidores”.

“Con eso y a pesar de que nos están entregando entre 30% y 40% de la mercadería que encargamos, estamos haciendo frente a la situación”, comentó la representante del sector.

Publicidad

 

Continuar leyendo

Economía

Inflación: en Argentina, la suba de precios de enero superaría el 6% contra un 0,5% de México y Brasil

Los índices que miden los incrementos quincenales arrojaron una diferencia de más de 5 puntos para el Gobierno de Alberto Fernández en comparación con otros estados latinoamericanos.

La inflación continúa siendo un flagelo a combatir en la Argentina y una de las principales promesas de campaña de todos los espacios políticos. Al mismo tiempo, se ha vuelto un tema recurrente de debate en lo que respecta a la suba de precios que mensualmente impacta en el poder adquisitivo de los habitantes. Enero del 2023 no será la excepción y se espera que el Índice de Precios al Consumidor escale por encima del 6%.

Se trata de uno de los valores más altos en comparación con otros estados latinoamericanos que no llegan siquiera a alcanzar un punto. Tal es el caso de Brasil y México, cuyos resultados durante la primera quincena arrojaron una inflación entre el 0,46 y 0,55 por ciento.

“Para el dato de enero estamos esperando una inflación medida por el Indec en la zona del 5,5% y para todo el año en principio sobre el piso elevado que dejó el cuarto trimestre se sumará el despertar del precio de la carne vacuna”, indicó Santiago Manoukian de Ecolatina.

En ese sentido, el especialista advirtió a Infobae que “el relevamiento de nuestro IPC GBA Ecolatina marcó un 6,2% mensual“.

Publicidad

“Vemos que la moderación de los datos a partir del acuerdo de precios cerrados recientemente y sin shocks como el ocurrido el año pasado en Ucrania, o eventos como la renuncia de Guzmán, permitirán de alguna manera ir controlando la brecha cambiaria”, explicó.

En este escenario, “las expectativas de inflación lograrían moderarse en el margen y, como resultado, estamos viendo una lenta tendencia hacia la moderación de la nominalidad en los próximos meses, para llegar a una inflación en el año del 90 al 100 por ciento”, concluyó, frente al pronóstico del 60% planteado por el Gobierno.

Por su parte, según Alphacast, las variaciones semanales de enero fueron del 1,23%, 1,81%, 0,71% y 1,67 por ciento; para el mes se espera cerca del 5,5 por ciento.

Al mismo tiempo, el estudio ECO GO indicó que “el relevamiento correspondiente a la tercera semana del mes registró una variación de 1,7% de los precios de los alimentos con respecto a la semana previa”.

Publicidad
Continuar leyendo

Economía

El BCRA debió vender dólares de sus reservas y se encamina a un saldo negativo

La entidad monetaria que preside Miguel Ángel Pesce retomó este miércoles las ventas netas en el MULC por sus intervenciones en el mercado.

Lo que parecía ser un mes positivo en materia de saldo para el Banco Central de la República Argentina (BCRA), se encuentra próximo a esfumarse en los últimos días de enero. La entidad que preside Miguel Ángel Pesce debió salir a vender dólares de sus reservas y se encamina a números en rojo.

En ese sentido, la jornada del miércoles finalizó para la autoridad monetaria con un saldo negativo de alrededor de U$S 56 millones, con lo cual sigue reduciendo el nivel de compras netas acumuladas en el mes, que ahora se encuentran en torno a los U$S 26 millones.

“El flojo desempeño del complejo agroexportador desde inicios del mes, esperable luego de los adelantos resultantes de los planes de estímulo al sector sojero, siguen explicando en gran medida el esfuerzo que debe realizar el Central para atender el faltante de divisas, a pesar de las fuertes restricciones para acceder al mercado”, señaló Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

Cabe destacar que el sector agrario enfrenta un duro contexto por la sequía que azota al país, y que ha conducido a un efecto dominó negativo en los tambos, ganado y exportaciones. Los especialistas prevén que la pérdidas asciendan a los 20.000 millones de dólares.

Publicidad

La tenencia de dólares se verá impactada también por lo nuevos pagos que deberá realizar el Gobierno de Alberto Fernández al Fondo Monetario Internacional (FMI) en concepto de vencimientos de deuda. En lo que respecta a las reservas brutas, se mantienen por debajo de U$S 43.000 millones, según la estimación preliminar del BCRA.

Por su parte, la entidad debió intervenir durante la rueda de ayer en la cotización del dólar oficial, acelerando el ritmo de devaluación que condujo a la divisa a negociarse en torno a los $185,03, 34 centavos más que la jornada previa.

Mientras tanto, el dólar blue sigue sin encontrar techo. Durante el mismo miércoles, mantuvo la tendencia alcista para sus operaciones, subió dos pesos y se ofreció a $383 para la venta, un nuevo récord histórico.

Publicidad
Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR