Seguinos en nuestras redes

Sociedad General

“Tuve un comienzo de vida terrible y un final terrible”: el conmovedor video de una jubilada que cobra la mínima

Se viralizó en redes sociales el fuerte testimonio de una jubilada que denuncia que pasa hambre como cuando era niña y vivía en la pobreza.

El desgarrador relato de una jubilada que no llega a fin de mes

Una jubilada conmovió a miles de personas al hablar de su situación económica durante un informe presentado por el programa GPS, del canal A24. La señora denunció las consecuencias de cobrar la mínima de autónomos y su testimonio generó desde empatía hasta indignación.

Actualmente, el haber mínimo para jubilados y pensionados es de $37.525. Si bien se espera que en agosto aquellos beneficiarios que cuenten con al menos 30 años de aportes reciban un incremento de $1712, el impacto en la sociedad es devastador. 

“Vivo sufriendo privaciones, midiendo, buscando los precios. No compro marcas. Compro lo más barato. En los primeros días que cobro, cubro las cuentas básicas, el gas, la luz, el teléfono de línea y trato de mantenerlo […] no tengo nada de tecnología. No tengo cable, no tengo televisión. Nada de eso, es todo de lo que una se puede privar”, declaró la mujer en la entrevista.

Publicidad

Publicidad

En el momento en que la periodista decidió consultarle por el acceso a la alimentación, la entrevistada, entre lágrimas, brindó un emotivo relato sobre su cruda realidad: “Yo soy provinciana y me crie en la indigencia, en la pobreza. Comía salteado, una vez por día. A la noche, algo, un mate cocido con pan […] yo nunca creí que a mi vejez iba a volver a comer como cuando era chica. O sea, tuve un comienzo de vida terrible y un final terrible”.

El video, que deja en evidencia las dificultades económicas de ser jubilado o pensionado en Argentina, se viralizó rápidamente en las redes sociales. La sacrificada vida de la anciana produjo reacciones de ira y bronca. Sin embargo, el relato también llevó a cientos de usuarios a ofrecer apoyo  para que la mujer pudiera alimentarse de manera digna, al menos, en los últimos años de su vida.

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR