Seguinos en nuestras redes

Europa

Imágenes sensibles: asesinaron a un vendedor nigeriano en Italia, a plena luz del día y nadie intervino

Alika Ogorchukwu, de 39 años, fue asesinado el viernes, en medio de la calle, en la ciudad italiana de Civitanova Marche. Su familia exige justicia.

La víctima, Alika Ogorchukwu, murió el viernes a manos de Filippo Claudio Ferlazzo, de 32 años, en Civitanova. Estaba casado y tenía un hijo de ocho años. Según señalan los medios locales, el asesino tiene antecedentes penales y ha ingresado en prisión acusado de homicidio voluntario y robo, porque además se llevó el teléfono de la víctima.

La policía local descarta el racismo como causa del crimen y lo atribuye a “un arrebato de violencia fuera de lo normal” debido a los supuestos problemas psiquiátricos del autor del crimen


“El asesinato de Alika Ogorchukwu sobrecoge. La ferocidad inaudita. La indiferencia extendida. No puede haber justificaciones ni basta el silencio. El último ultraje a Alika sería pasar página y olvidar”, ha denunciado el líder del Partido Demócrata, Enrico Letta.

El portavoz del cuerpo de policías de Macerata (centro), Matteo Luconi, ha explicado que, aunque la investigación sigue abierta, por el momento no hay elementos que permitan atribuir el crimen al racismo, sino que “parece que surgió” cuando la víctima pedía limosna.

Según la primera reconstrucción, ilustrada en una rueda de prensa, Ogorchukwu se acercó a su agresor para pedirle dinero y este, tras negárselo, le golpeó hasta la muerte.

La agonía de la víctima duró entre tres y cuatro minutos, sin que nadie hiciera nada. Ninguna de las personas que presenciaron la agresión intervino.

TE PUEDE INTERESAR