Seguinos en nuestras redes

Economía

Batakis se sinceró con su gabinete y pronosticó un escenario “muy complejo” para los próximos meses

En medio de la escalada del dólar blue y las dificultades que tiene el Gobierno para importar gas, la ministra de Economía habló de un “margen acotado”, que profundizaria la crisis energética.

Sin poder controlar la escalada inflacionaria y financiera, la falta de dólares empieza a preocupar al Gobierno, sobre todo en los próximos meses del invierno, ya que encuentra grandes dificultades para poder importar gas, por un lado por el elevado costo y por otro por los acotados fondos con los que cuenta el país.

Por ello, la ministra de Economía, Silvina Batakis, advirtió hoy a su gabinete que se vienen “dos meses complejos”. En la gestión de Alberto Fernández no ocultan su preocupación por el acotado nivel de fondos disponibles para la importación de gas durante el mes de agosto.

Es que las reservas son cada vez menores, y el acuerdo pactado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), le impide al Gobierno emitir y aumentar el gasto público y la situación se torna complicada, especialmente con el recrudecimiento de las protesta sociales, desde el propio oficialismo.

Por ello, es fundamental el intento de renegociación con el FMI, para poder obtener un respiro dentro del caos que se maneja en el Palacio de Hacienda. Aunque esto depende de las reacciones de la entidad financiera, desde el oficialismo pretenden que el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, que duplicó el consto internacional del gas, en solo unas semanas, sea tomado en cuenta.

El mes de agosto, podría ser el más crítico, porque se trata de un período de frío en el que se deberá continuar con la importación de gas, pero las cuentas públicas no estarían en condiciones de hacer frente a esos gastos, por lo que desde el entorno de Batakis admiten que “la situación es más que compleja”.

Sumada a la escasez de gasoil, la disparada de los precios internacionales de los commodities, y la importación de menos cantidad de barcos de Gas Natural Licuado (GNL) que en 2021, que costaron al Estado más de dos mil millones de dólares, este año ya triplica la salida de divisas.

En todo el sector energético, las proyecciones indican que la balanza 2022 resultará deficitaria para la Argentina en unos 5.000 millones de dólares, la más alta en ocho años. De acuerdo con las estimaciones del sector, las exportaciones rondarán los 8.000 millones de dólares, mientras por importaciones se prevé una salida de unos 13.000 millones, principalmente por compras de gasoil (US$4623 millones) y GNL (US$4413 millones).

TE PUEDE INTERESAR