Seguinos en nuestras redes

Educación

Pruebas Aprender: “Argentina tiene un 80% de los chicos con dislexia”

Así lo definió doctora en filosofía y letras e investigadora del CONICET, Ana María Borzone, quien además sostuvo que “a los niños no se les enseñan a leer ni a escribir desde hace treinta años”.

La crisis política y económica de la Argentina ha desembocado en los últimos años, profundizado por la pandemia de coronavirus, en una crisis educativa sin precedentes que afecta en su total a los sectores socioeconómicamente más vulnerables. Las conclusiones a las que se arriban en gran parte se desprenden de los resultados de las Pruebas Aprender, una evaluación estandarizada que busca medir el nivel de aprendizaje de los alumnos.

De acuerdo a la información obtenida el pasado junio sobre la prueba realizada a niños de sexto grado durante diciembre del 2021, se pudo registrar el efecto negativo que causó en los sectores más bajos la pandemia, la pobreza, la desinversión y la falta de interés de los gobiernos de turno.

La doctora en filosofía y letras e investigadora del CONICET, Ana María Borzone, se refirió a la forma de enseñanza y aprendizaje de los más chicos y sostuvo que el retroceso en la comprensión y lectura de textos se ha vuelto una constante en las últimas dos décadas.

Publicidad

“Los datos nos muestran una realidad que ya se observa desde hace años, no es ninguna novedad. A nuestros chicos no les enseñan a leer ni a escribir desde hace treinta años, entonces los datos no pueden mejorar porque no se ha cambiado la metodología de enseñanza, se continúa con una metodología que conduce al fracaso, a lo que vemos hoy. Chicos que no leen ni escriben al terminar la primaria”, expresó Borzone en diálogo con Radio Realpolitik.

Ana María Borzone

En este sentido, insistió: “Es muy grave el hecho de que no se les enseñe a leer y a escribir. Evidentemente no están aprendiendo y no lo hacen porque no se les enseña, no porque los chicos tengan un problema. Los padres están muy preocupados porque se dan cuenta de que sus hijos no aprenden. No puede ser que Argentina tenga un 80 por ciento de los chicos con dislexia, cuando en realidad solo el 4 por ciento de la población puede tener dislexia”, sostuvo.

Además, vaticinó que el bajo nivel de alfabetización será un factor determinante al momento de incorporarse al trabajo y/o a la sociedad, y opinó que lo importante es focalizar en el dominio de la lectura y la escritura.

Ante la grave situación educativa que enfrenta el país, apuntó contra los funcionarios del ministerio de Educación: “Los datos los tenemos, ahora si no los quieren ver, si no nos quieren escuchar, si quieren seguir condenando a los chicos al analfabetismo, por favor háganse responsables. Sepan que son responsables de la salud psicofísica de estos chicos, porque la falta de aprendizaje afecta a su desarrollo en todos los aspectos, y eso se está viendo en los estudios actuales”, sentenció.

Publicidad

Borzone comparó los métodos de enseñanza de años anteriores con los actuales y planteó: “Antes los chicos podían leer Shakespeare, ahora terminan la secundaria y no pueden leer el diario. Yo recuerdo que nosotros leíamos el diario en cuarto grado, y hablábamos de lo que sucedía en el mundo. La escuela pública ha perdido la capacidad que tenía para alfabetizar, para enseñar a leer y escribir, antes era un espacio de promoción social, ahora se ha perdido, y es gravísimo. Porque además nos enseñaban a esforzarnos, a trabajar… esa cultura del trabajo, del esfuerzo, del estudio, se ha perdido. Pero no se perdió porque la sociedad quiso perderla, sino que la escuela llevó a esta situación”.

A pesar de lo expuesto, detalló que “las investigaciones nos muestran sistemáticamente los mismos resultados. Todos los chicos a fin de primer grado y aún antes, en jardín, pueden aprender a leer y a escribir, sin omitir letras, sin faltas de ortografía, con puntuación, con las mayúsculas correspondientes. Y leen y comprenden textos breves y contestan preguntas de comprensión por escrito. No hay ninguna justificación para seguir teniendo malos resultados y cada vez peores. La pandemia no es la excusa, no es la causa principal, lo que hizo fue agravar la enfermedad que ya era muy grave”, subrayó.

Finalmente, cerró: “La ignorancia es de tal nivel que no se puede creer que suceda esto en el 2022, en el siglo del conocimiento. Vivimos en la edad media en Argentina. Tenemos que atender a este problema, no podemos seguir escondiéndolo, no podemos seguir tirando la tierra debajo de la alfombra”, concluyó.

Publicidad
Publicidad

TE PUEDE INTERESAR