Seguinos en nuestras redes

Judiciales

Corrupción en la obra pública: la UIF se bajó de los alegatos de acusación contra CFK

Hasta hoy, había dudas sobre si la UIF -organismo dependiente del actual Gobierno Nacional- pediría una condena para la vicepresidenta o su absolución. Finalmente, decidió darse de baja como parte acusadora

La Unidad de Información Financiera (UIF) desactivó este lunes su querella contra la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y los ex funcionarios y empresarios investigados por el direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz.

Lo hizo el mismo día que comenzaba su turno para llevar adelante los alegatos acusatorios ante el Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2).

La causa investiga el presunto direccionamiento de obra pública en favor de Austral Construcciones, la empresa insignia del empresario santacruceñoLázaro Báez, que tiene como principal imputada aCristina Kirchneracusada como jefa de una asociación ilícita.

Publicidad

Hasta hoy, había dudas sobre si la UIF -organismo dependiente del actual Gobierno Nacional- pediría una condena para la vicepresidenta o su absolución. Finalmente, decidió darse de baja como parte acusadora.

El calendario judicial marca que luego llegará el turno del fiscal Diego Luciani quien solicitó nueve audiencias para su alegato y finalmente será el turno de las defensas de los 13 imputados, entre los que se encuentra la ex presidenta.

El fiscal Diego Luciani, dispuesto a ir a fondo en la causa Vialidad contra CFK

Publicidad

Junto a la actual compañera de Alberto Fernández son juzgados el ex ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio De Vido; el exsecretario de Obras Públicas, José López; el ex subsecretario de Obras Públicas, Abel Fatala; el ex subsecretario de Coordinación de Obra Pública, Carlos Santiago Kirchner; y el empresario Lázaro Báez, entre otros.

En diciembre de 2017, los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques al solicitar la elevación a juicio tuvieron por acreditada una maniobra delictiva llevada a cabo “entre 2003 y 2015 por parte de una asociación ilícita, que tuvo por finalidad sustraer y apoderarse de fondos públicos a través de un plan criminal que derivó en una defraudación al Estado Nacional a través de la obra pública vial adjudicada a la provincia de Santa Cruz”.

Publicidad
Publicidad

TE PUEDE INTERESAR