Seguinos en nuestras redes

Campo

Con duras críticas al Gobierno, el campo ratificó el paro: “Imposible continuar bajo estas circunstancias”

En medio de la crisis política el sector productivo reclama “un cambio de rumbo en lo económico y una modificación urgente de la política de abastecimiento de combustibles”.

Tras una semana cargada de tensiones políticas y en donde la crisis económica no hace más que profundizarse, el sector agropecuario ratificó el cese de comercialización previsto para el próximo miércoles 13 de julio, y reclamó al Gobierno una definición del rumbo productivo.

Desde el Consejo Directivo de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) sostiene que en el contexto de incertidumbre que atraviesa el país, “resulta imposible continuar bajo las circunstancias políticas y económicas del presente”.

Con esta medida de fuerza, el campo desoye la solicitud del ministro de Agricultura, Julián Domínguez, de levantar el paro y “reemplazar la confrontación por la cooperación” en búsqueda de “aprovechar el momento que el mundo nos ofrece” ante la guerra en Ucrania.

En este sentido, los dirigentes agropecuarios manifiestan “su honda preocupación, por la situación general, que excede al campo y que compromete a la población en general, sumida en la angustia, la pobreza y la desocupación, de no saber hacia dónde vamos económicamente”.

“Con inflación intolerable, sin crédito externo o interno, tipos de cambio incontrolables, brecha cambiaria, sin referencia de precios internos, ventas paralizadas, temor y violencia, inseguridad y vacío político sin precedentes”, reza el duro comunicado que emitieron las entidades que conforman la mesa de enlace.

Uno de los puntos fundamentales del texto que ratifica el paro de la próxima semana hace referencia a “sostener la necesidad imperiosa de que el Estado asegure la provisión de gasoil, frente a la parálisis que sufre la comunidad en general, debiendo constantemente mendigar litros, para desarrollar su vida cotidiana o pagar sobreprecios para poder trabajar con continuidad”.

Además, el sector reniega de la inestabilidad política que atraviesa la coalición gobernante y hace énfasis en “repudiar la constante invocación de funcionarios de Gobierno, que insisten con formulaciones ridículas, de sumar presión fiscal impositiva, imaginar ingresos extraordinarios o tratar al sector agropecuario como un enemigo a expoliar”.

Los referentes del sector rural, aprovecharon el documento para señalar a la vicepresidenta, Cristina Kirchner al criticar “aquellos proyectos destinados a destruir la independencia de poderes, la Corte Suprema y el valor de la justicia, para lograr fines personales”.

A su vez, desde el sector instan “al saneamiento del gasto público, respetando la nivelación de ingresos y gastos, como primer paso de una economía sustentable”. En otro de los puntos, destacan “el cansancio atormentador del permanente descenso de nuestra calidad de vida, de nuestro futuro y de la pérdida de las oportunidades que nos ofrece el contexto internacional”.

 

TE PUEDE INTERESAR