Seguinos en nuestras redes

Política Internacional

G7: Alberto Fernández fue recibido por el canciller federal de Alemania, Olaf Scholz

En el marco de la cumbre que reúne a los líderes mundiales, el Presidente y su par alemán, hablaron sobre la guerra en Ucrania, la crisis de alimentos y los lazos bilaterales.

El presidente Alberto Fernández se reunió hoy con el canciller federal de Alemania, Olaf Scholz, en el marco de su participación como invitado en la cumbre del G7 que tiene lugar en el complejo Schloss Elmau, en el distrito bávaro de Garmisch-Partenkirchen, a unos 100 kilómetros de la ciudad de Múnich.

Durante el encuentro, los líderes analizaron el impacto que provoca el conflicto en Ucrania en la producción, distribución y el mercado de alimentos, al dialogar sobre la agenda de cambio climático, seguridad alimentaria y energía, que la cumbre estableció como temas prioritarios.

Por su parte el jefe de Estado argentino, agradeció a Scholz la invitación que le hiciera personalmente y confirmó que ambos países comparten valores democráticos y de solidaridad internacional. Fernández destacó en esa línea que el multilateralismo y el diálogo son las principales herramientas para seguir enfrentando los múltiples desafíos globales.

Durante el encuentro el mandatario estuvo acompañado por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y el Ministro de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero.

Más temprano, durante su participación en la rueda de discursos, Alberto Fernández llamó a los países integrantes del G7 a resolver “el sistema económico que genera pobreza y permite que la riqueza se acumule en unos pocos”, al tiempo que convocó a Rusia y Ucrania a dialogar para resolver el conflicto que tiene repercusiones negativas en todo el mundo.

“Es hora de entender, de una vez y para siempre, que el problema no es la pobreza. El problema a resolver es el sistema económico que la genera y permite que la riqueza se acumule en unos pocos”, destacó el mandatario nacional al cerrar su primera participación de la jornada en la Cumbre de Líderes que tiene lugar en el Schloss Elmau.

Ante los dirigentes de Alemania, Estados Unidos, Canadá, Japón, Reino Unido, Italia y Francia, el Presidente hizo hincapié primero en la guerra en Ucrania , por lo que señalo: “Soy consciente de que solo 1.800 kilómetros separan este recinto de donde se está librando una guerra”.

En ese sentido, destacó que “Argentina condenó la invasión de Ucrania por parte de la Federación de Rusia. Una vez más reclamamos el pleno apego a todos los principios del multilateralismo. Creemos en la solución pacífica de las controversias y en el pleno respeto de los derechos humanos”.

En su primer mensaje del día ante el plenario de la cumbre, sostuvo que el país “desde un comienzo reclamó el cese de las hostilidades” y ahora llama a “impulsar el diálogo entre las partes involucradas”.

Además, el líder del Gobierno argentino, sostuvo que para poder hacer frente a los desafíos actuales, entre los que incluyó problemáticas ambientales, sanitarias, energéticas y financieras, es necesaria “la construcción de una nueva arquitectura financiera internacional que incluya a las periferias del mundo”.

Siguiendo con su alocución, Fernández, expuso sobre los Derechos Especiales de Giro (DEGs) emitidos por el Fondo Monetario Internacional, mecanismo que la Argentina se vio imposibilitado de utilizar para la reconstrucción pospandemica ya que debió derivarlos para el pago de intereses de la deuda adquirida con ese mismo organismo durante la Presidencia de Mauricio Macri.

 

TE PUEDE INTERESAR