Seguinos en nuestras redes

Política

El ministerio de Ambiente, bajo la lupa: internas, basurales clandestinos e incapacidad de gestión

La cartera que dirige Juan Cabandié se encuentra en la mira de la sociedad en medio de la alarmante situación que atraviesa el país en material medioambiental y ante el nombramiento de funcionarios no aptos para el cargo.

Los basurales clandestinos continúan siendo un tema de debate en la Argentina que lejos de poder resolverse continúan no sólo operando a destajo en el país sino también exponiendo las falencias de los funcionarios responsables. La incapacidad de gestión e inactividad en el área han conllevado a que se destaparan ciertas polémicas que colocaron al ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible bajo la lupa.

El centro de la tormenta lo ocupa el basural a cielo abierto de Concordia, donde la cartera que conduce Juan Cabandié debía dar marcha a la creación de un centro de tratamiento de residuos, para el cual el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) había otorgado al país en 2019 un crédito de US$100 millones.

Tras la asunción del ministro ese mismo año, se confirmó que ya estaba ejecutado un 23% de ese presupuesto y que para el 2020 la totalidad del crédito había sido comprometida, según consignó TN.

“Durante la pandemia, el Ministerio comenzó a trabajar muy fuertemente en la ejecución de ocho centros ambientales a lo largo de todo el país. Proyectos con perspectivas federales, de género, de inclusión social y que integre a discapacitados”, dice el comunicado. “Con estos criterios, se crearon obras que están en ejecución”, añade.

Además agrega que “todos los proyectos incluyen la entrega de maquinaria para la operación del centro de manera que esté garantizado que se podrán tratar todas las corrientes de residuos y que se podrá gestionar el relleno sanitario”. Sin embargo, según datos del propio ministerio, sólo se ejecutó un 37% de la obra.

En ese sentido, también se puso en tela de juicio al funcionario responsable del área encargada de tratar y transportar los residuos peligrosos. Se trata de Jorge Luis Etcharrán, actualmente Subsecretario de Fiscalización y Recomposición de la Secretaría de Control y Monitoreo Ambiental del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, de quien depende la Coordinación de Residuos Peligrosos del Ministerio que otorga y renueva los permisos de Generadores, Transportistas y Operadores de Residuos Peligrosos.

El otorgamiento de los mismos había podido realizarse de manera ágil y normal desde el año 2017, cuando el Ministerio de Modernización optó por implementar la plataforma TAD para llevar a cabo los distintos trámites. En la misma línea, durante aquel año se emitió una resolución que permitía la renovación automática de los permisos sin modificaciones, una tarea que aceleraba y facilitaba el trabajo de las empresas que llevaban años en el rubro.

Desde el arribo de Etcharran a la Subsecretaría, los trámites que se cumplían en tiempo y forma hoy son demorados en exceso. Según fuentes cercanas al ministerio, existiría cierta alevosía por parte del funcionario para con el sector de residuos. Una prueba de eso fue su descargo contra un operador del sector a quien hizo responsable de su desvinculación de la ex Secretaría de Política Ambiental de la Provincia de Buenos Aires (hoy Ministerio de Ambiente) en un programa de televisión.

Según trascendió Etcharrán habría sido desvinculado en el año 2005 de sus funciones por ineptitud, falta de idoneidad y el desconocimiento del funcionamiento del Estado. A pesar de los antecedentes, el funcionario fue nombrado en el actual cargo de subsecretario, para el cual ha dejado mucho que desear ante las faltas de fiscalización, de políticas públicas y del accionar gubernamental.

TE PUEDE INTERESAR