Seguinos en nuestras redes

Salud

Tips para comer bien en invierno sin subir de peso

Cinco formas de reemplazar alimentos sin sumar tantas calorías

Cuando la temperatura baja aumenta la necesidad de platos suculentos y calóricos. Sin embargo, los kilos de más pueden evitarse con algunos trucos y priorizando los alimentos que producen más saciedad. Estas son algunas recomendaciones:

– Cazuelas y woks en vez de ensaladas. Como las hortalizas son indispensables en un plan equilibrado, lo mejor es optar por preparaciones calientes que las incluyan en variedad, cuantos más colores mejor, ya que aportan más vitaminas, minerales y antioxidantes.

– Sopa, todos los días. Antes de las comidas principales ayuda a reducir la ingesta de comidas más calóricas. La mejor es la casera, simple de preparar si se compra una bandeja de verduras para sopa ya cortadas. Si aprovechás el caldo de una carne o pollo hervidos, dejalo enfriar en la heladera y retirá la grasa de la superficie antes de usar.

– Pasta al dente. Una pasta “a punto” (incluso algo más rígida) da más saciedad. Para que no sume calorías conviene evitar salsas y cremas calóricas y reemplazar el queso rallado común por su versión light. Si agregás a una crema light hortalizas salteadas con rocío vegetal, mucho mejor.

Publicidad

– Tartas “destapadas”. Usá hortalizas como ingrediente estrella para una versión bajas calorías: calabaza, acelga, espinaca, zanahoria, zapallitos, cebolla. Podés agregar queso magro o blanco descremado y usar una sola tapa de masa light para la base.

– Compotas deliciosas. Si la fruta fresca no te resulta atractiva podés convertirla en compota o fruta al horno. Para endulzar, además de edulcorante apto para la cocción, agregá clavo de olor, canela, esencia de vainilla o cardamomo, que le dan un toque especial. Las frutas cocidas más ricas son manzana, pera, ciruela y durazno.

Fuente: Dr. Cormillot

Publicidad

Salud

Cómo desinfectar tu hogar después de tener gripe

Cómo eliminar los gérmenes y bacterias que pueden haber quedado

Desinfectar tu hogar después de tener gripe es importante para que los gérmenes no se sigan trasladando. Se debe prestar atención a los lugares donde la persona infectada estuvo, además de los objetos que se mantuvieron en contacto con sus manos.

Habitaciones como la cocina y el baño son áreas de frecuente tránsito y donde se posibilita la presencia de gérmenes. Además de higienizar los textiles; desde la ropa de cama hasta los repasadores y las toallas.

Una vez que los síntomas desaparecen, limpieza y la desinfección deben hacerse dentro de las 24 horas posteriores. Sin embargo, existen algunas superficies que tienen que intervenirse de manera inmediata y frecuente, sin esperar a que el enfermo se cure.

Por ejemplo, controles remotos e interruptores de luz. Se trata de elementos de contacto manual, donde los gérmenes se depositan y se trasladan y suelen pasar por varias manos dentro del hogar. Por el contrario, es recomendable higienizar las sábanas y otra ropa de cama, una vez que hayan transcurrido 24 horas tras el final de los síntomas.

Publicidad

No es necesario realizar una limpieza profunda en todos los sectores de la casa. Si no se cuenta con el tiempo suficiente para hacerlo, es conveniente conocer algunos espacios clave donde aplicar métodos de desinfección.

Baño: se encuentra lleno de superficies compartidas y pueden existir restos de secreciones de la persona infectada. Intentar higienizar todos los sectores por donde pasó, incluyendo superficies duras y blandas.

Cocina: prestar especial atención a las manijas de las alacenas y las de electrodomésticos, como heladeras y microondas. Son espacios de contacto que no siempre se higienizan y pueden ser depósito de gérmenes cuando un habitante del hogar estuvo enfermo.

Superficies blandas: cortinas, alfombras o diferentes tapizados. Los virus de la gripe pueden sobrevivir allí por más de 24 horas. Es fundamental desinfectar estos objetos con agua y jabón o con productos específicos para cada superficie.

Publicidad

Superficies duras: algunos de los materiales donde los virus permanecen activos durante más tiempo son el acero inoxidable y el plástico. Decenas de objetos de uso cotidiano contienen este material, por lo que es importante recordar con cuáles de ellos tuvo contacto la persona infectada. Estos elementos pueden incluir: interruptores de luz, juguetes, controles remotos, manijas de canillas, picaportes, llaves, celulares y electrónica. Algunos botones táctiles o la pantalla suelen ser sensibles a la humedad. Colocar una funda encima puede ser útil.

En cuanto a la ropa de cama, tiene contacto estrecho y directo con la piel. Desinfectar tu hogar después de tener gripe tiene que incluir una limpieza total de las sábanas, los acolchados y las fundas de las almohadas. Para eso es posible usar la función de desinfección del lavarropas automático. No todos los dispositivos la incluyen, pero si se dispone de la misma, hay que aplicar el ciclo con un jabón desinfectante. De todas formas, un lavado con agua caliente también es efectivo para la eliminación de virus y bacterias.

Las toallas y la ropa también deben desinfectarse en el lavarropas. Si bien no existe riesgo al mezclarla con otras prendas, es recomendable aplicar un lavado con temperatura alta. Además de higienizar el canasto de ropa sucia una vez que pasó por ahí la prenda del enfermo.

Los productos de limpieza a usar dependen de la superficie y del espacio. Por ejemplo, para el baño se recomienda aplicar lavandina, siempre diluida en agua, en las proporciones que indica el fabricante y con la protección acorde. En cuanto a la ropa, existen productos desinfectantes que son más efectivos en comparación con el jabón para textiles. Para elementos como perillas, manijas de puertas o tapas, pueden aplicarse toallas desinfectantes.

Publicidad

Fuente: Mejor con salud

Continuar leyendo

Salud

Qué hacer en caso de atragantamiento

Qué hacer y qué no en esos momentos

Los atragantamientos suceden con frecuencia y muchas veces se resuelven de forma espontánea. El riesgo está cuando se produce una obstrucción total de la vía aérea, que puede ser causa de fallecimiento por asfixia si no se consigue extraer rápidamente el objeto que está ocasionando el daño.

En el caso de los menores el atragantamiento puede ser por alimentos y también por otros objetos como piezas de juguetes, globos o cualquier elementos pequeño y duro que se lleven a la boca y pueda ser aspirado, obstruyendo la vía aérea.

Es imprescindible que el momento de alimentación del niño esté siempre supervisado por un adulto y que cuando coma lo haga sentado y no dedicado a otra actividad. El atragantamiento se produce porque el alimento que debía de continuar su curso por la vía digestiva, a través del esófago, no sigue esa ruta, continúa por la vía área y a través de la faringe llega a la tráquea. La vía área permanece en circunstancias habituales cerrada por la epiglotis cuando estamos deglutiendo. Si se abre a la vez que tragamos es cuando podemos atragantarnos.

Si la obstrucción es parcial el riesgo es mucho menor que si es total porque en este caso se puede producir rápidamente la muerte por asfixia si no se consigue expulsar el cuerpo que está causando el daño.

Publicidad

Cuando se produce un atragantamiento es vital saber qué hacer, hacerlo rápido y evitar acciones que son contraproducentes. Si la persona atragantada tose con fuerza lo primero debe ser permitir y animar a toser. La tos es el mecanismo de desobstrucción más efectivo y así se consigue aumentar la presión intratorácica positiva.

No dar en ningún caso golpes es la espalda de la persona atragantada mientras está tosiendo, que en este momento van a conseguir un efecto contrario al deseado. Si la tos decae, ha resultado ineficaz y el individuo empieza a mostrar una coloración azul en los labios, es necesario iniciar maniobras de desobstrucción.

Existen dos opciones:

1- Con la persona atragantada ligeramente inclinada hacia adelante, quien lo está ayudando debe practicarle cinco palmadas interescapulares con la mano dominante.

Publicidad

2- Maniobra de Heimlich, que consiste en realizar cinco presiones sobre la boca del estómago.

El objetivo con esta maniobra es aumentar la presión intraabdominal y con ella la presión torácica. Las series de cinco presiones en la boca del estómago y las palmadas interescapulares pueden alternarse. En el caso de los lactantes las maniobras son diferentes y específicas.

Fuente: Cuidate plus

Publicidad
Continuar leyendo

Salud

Qué tipos de vidrio son los adecuados para usar en la cocina

Qué características debe cumplir

A la hora de utilizar el vidrio en la cocina, no todos los tipos son iguales para este fin.

De forma general, el vidrio es totalmente impermeable a líquidos y gases, tiene resistencia muy alta a la corrosión química, soporta altas temperaturas, es 100% reciclable, y hasta se puede fabricar con pigmentos para proteger alimentos fotosensibles, lo que le hace un material idóneo para la cocina. Su alta fragilidad y peso son sus principales desventajas.

El más común en la cocina es vidrio de soda-cal, usado en cristalería y vajillas. En menaje para cocinar que va a estar sometido a altas temperaturas, por ejemplo recipientes y puertas para horno, se utiliza vidrio borosilicato por su bajo coeficiente de expansión térmica.

Cuando el vidrio va a estar sometido a un shock térmico extremo, como superficies y ollas para cocinar que están en contacto directo con la fuente de calor, la vitrocerámica ofrece mejor rendimiento por el coeficiente de expansión térmica neutro.

Publicidad

Los utensilios de vidrio son seguros en cuanto a la ausencia de liberación de materiales tóxicos a los alimentos con que están en contacto. La única excepción son los utensilios de vidrio de plomo, sado en cristalerías de cristal fino, para dar más brillo al cristal.

Fuente: Conasi

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR